El centro John Hopkins Medicie abre una nueva esperanza (Shutterstock)
El centro John Hopkins Medicie abre una nueva esperanza (Shutterstock)

El número de infectados y víctimas del virus Zika se expandió con mucha celeridad en los últimos tiempo, causando un gran preocupación a nivel mundial. Para combatir esta creciente epidemia trasmitida por mosquitos y por transmisión sexual, se inauguró el "Johns Hopkins Wilmer Zika Center", el primer centro médico del mundo dedicado especialmente al estudio multidisciplinario y la atención de quienes padecen la enfermedad, ubicado en Baltimore, Maryland.

El nuevo centro reúne a profesionales y personal de varios departamentos y servicios de Johns Hopkins Medicine y de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. "Tienen como prioridad enfocarse en la ayuda y el cuidado del paciente, poniendo toda la tecnología a su disposición", comentó Lilián Testón, médica infectóloga, coordinadora del Departamento de Epidemiología de FUNCEI.

Además, la institución funcionará como un espacio para la investigación en profundidad del Zika. Aumentar el conocimiento es uno de los objetivos primordiales, ya que aún no hay vacuna ni un tratamiento específico de esta fiebre. La creación de este complejo "es relevante porque también se supo que el virus tiene un solo serotipo, a diferencia del dengue que tiene 4 serotipos, lo que va a ayudar a que la vacuna sea más fácil de desarrollar", explicó Testón.

"Su objetivo y la prioridad que ellos tienen es de brindarle al paciente en un trabajo multidisciplinario, con todas las especialidades que se necesitan para atender a una persona que tiene Zika o que tiene un probable diagnostico de Zika". Al inicio, a los afectados se le desarrollarán planes de atención para identificar la especialidad que debe hacer el seguimiento.

El personal lo componen expertos los departamentos de epidemiología, enfermedades infecto-contagiosas, medicina materno-fetal, oftalmología, traumatología, pediatría, fisioterapia, psiquiatría y trabajo social. Además, al equipo de especialistas se sumaron médicos de Brasil, un país enormemente afectado por el Zika.

"Esto se creó porque el incremento de la infección está afectando en forma global y en particular EE.UU. se está viendo afectado de una manera que no esperaba. En todo el territorio tienen 9.000 casos entre autóctonos e importados. Florida, Nueva York y Texas son los estados que en este momento tienen más números de afectados".

Tanto adultos como pediátricos pueden ser remitidos al la clínica por médicos externos de cualquier lugar. "El paciente llega y lo van derivando a todos los especialista que requiera en un solo centro como es el Hopkins. No es solamente para los ciudadanos americanos, sino que está abierto para todo el mundo", concluyó Testón.

El Zika es una enfermedad trasmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que trasmite el virus del dengue y de la chikunguña. El periodo de incubación es de 3 a 12 días y entre los síntomas se pueden mencionar fiebre, conjuntivitis no purulenta, decaimiento, sarpullido, inflamación en miembros inferiores y dolores de cabeza, cuerpo y en articulaciones.