A través de la sangre, se puede acceder a información crucial del ADN hasta hace poco desconocida (Shutterstock)
A través de la sangre, se puede acceder a información crucial del ADN hasta hace poco desconocida (Shutterstock)

Los análisis de sangre ayudan a detectar con precisión mucha información acerca de la salud de un paciente. Sin embargo, hasta el momento, nunca tuvieron la exactitud suficiente como para descubrir enfermedades como el cáncer o para poder indicarle a un profesional si una persona va a responder o no a una medicación determinada. Ese tiempo está llegando a su fin: el estudio del plasma podría ser el futuro de la medicina.

Un grupo de científicos británicos ha dado un paso importante en la terapéutica personalizada y salud mental, anunciando la creación de una prueba de sangre que puede predecir si un sujeto va a aceptar, o no, a los antidepresivos convencionales del mercado.

Esto es importante ya que la mitad de los pacientes con depresión no responden a los medicamentos psicotrópicos más populares y, a menudo, pasan meses en la búsqueda hasta localizar el correcto. Otro de los problemas es que los doctores tampoco han tenido una gran cantidad de herramientas para ayudarles a crear planes de tratamiento más personalizados.

El estudio del plasma podría ser el futuro de la medicina (Shutterstock)
El estudio del plasma podría ser el futuro de la medicina (Shutterstock)

Los investigadores han demostrado previamente que la inflamación sanguínea está asociada con una mala respuesta a algunos de estos  antidepresivos. Por esta razón, la nueva prueba -publicada en el International Journal of Neuropsychopharmacology– mide los niveles de dos biomarcadores que indican un proceso de inflamación.

En este trabajo, los investigadores fueron capaces de cuantificar estos efectos mediante la localización del límite en el que estos medicamentos dejaron de funcionar. Más allá de esta frontera, los enfermos tenían una probabilidad del 100 por ciento de no responder a la medicación, por debajo de ese límite, se encuentran aquellos que se podría esperar una reacción.

El profesor de psicología psiquiátrica Carmine Pariante y sus colegas del King's College de Londres sugirieron que "guiados por esta prueba, los pacientes con inflamación en la sangre por encima de un determinado umbral podrán dirigirse hacia el acceso temprano de otras estrategias antidepresivas más asertivas antes de que su condición empeore".

Los investigadores dijeron que esta es la primera vez que una prueba de sangre se ha considerado dentro de la lista de estudios que pueden "predecir con precisión" la respuesta hacia los antidepresivos.

Durante el último congreso en la lucha contra el cáncer (ASCO) se presentaron los avances que cambiarán la medicina moderna (Shuttersotck)
Durante el último congreso en la lucha contra el cáncer (ASCO) se presentaron los avances que cambiarán la medicina moderna (Shuttersotck)

¿Análisis de sangre para detectar cáncer?

Nuevos avances en la secuenciación genética están trayendo esperanza para la creación de una biopsia líquida para detectar el cáncer, una manera de realizar un seguimiento de esta enfermedad a través de la sangre.

En un estudio presentado en la reunión anual de la American Society of Clinical Oncology, los investigadores del informe Guardant arrojaron alentadores resultados de un estudio que incluyó a 15 mil pacientes con 70 genes de tumores diferentes que fueron evaluados por la compañía. Esta tecnología recoge pequeños fragmentos de ADN derramados por tumores en la sangre y secuencia el ADN para proporcionar una imagen de las mutaciones que están presentes en el tumor. Eso ayuda a los médicos a decidir qué tratamientos son más eficaces contra el cáncer de esa persona, ya que muchos de los nuevos fármacos anticancerígenos atacan específicamente a determinados procesos mutantes comunes en el cáncer.

El estudio descubrió que más de dos tercios de los pacientes tienen efectivamente mutaciones que podrían tratarse con tratamientos con fármacos actualmente aprobados. Lo que es más, el equipo de investigadores, que también incluyó a científicos de la Universidad de California en San Diego, también comparó los resultados basados ​​en la sangre con los de una muestra física del tumor obtenida a partir de una biopsia tradicional dentro de los primeros seis meses después de la prueba de sangre. Entre estos pacientes, hubo 98% de acuerdo sobre los resultados genéticos de los cuales las mutaciones estaban presentes.

Pero incluso los investigadores involucrados en el estudio no creen que las biopsias líquidas sustituyan biopsias físicas por completo. Con el fin de diagnosticar el cáncer, se necesita una biopsia para establecer qué tipo de cáncer está presente y verificar su ubicación principal.

El Dr. Julie Vose, profesor de medicina interna en el Hospital de la Universidad del Centro Médico de Nebraska, finalizó: "Podríamos imaginar que este tipo de ensayo podría utilizarse en el futuro para vigilar a los pacientes y cambiar sus tratamientos cuando se encuentren nuevas mutaciones, sin tener que hacer una biopsia del tumor original, sobre todo en casos de enfermedad metastásica, en los que puede ser más costoso y peligroso para hacer eso".

Por Ariana Eunjung Cha, The Washington Post