Magdalena Ruiz Guiñazú en la primera visita del Papa Juan Pablo II a Auschwitz