El larretismo presiona con las fórmulas mixtas, pero la UCR no logra unificar la estrategia para el 2023

Pese a la alianza sellada en Costa Salguero con el gobernador de Jujuy y Martín Lousteau, el jefe de Gobierno porteño salió en busca de Gustavo Valdés para la vice candidatura. En territorio bonaerense, Diego Santilli se acerca a Maximiliano Abad

Guardar

Nuevo

El acto en Costa Salguero donde se selló la alianza entre Gerardo Morales, Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta (Foto: Maximiliano Luna)
El acto en Costa Salguero donde se selló la alianza entre Gerardo Morales, Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta (Foto: Maximiliano Luna)

El acto en Costa Salguero -que selló la alianza entre Gerardo Morales, Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta- todavía genera ruido dentro de la UCR. Hubo ausencias significativas y molestias entre los propios correligionarios que participaron. Eso provocó, según analiza un sector del partido centenario, que el jefe de Gobierno comenzara a insistir con las fórmulas cruzadas para imponerse en su propia interna con Mauricio Macri. Esta vez, apuntando a los representantes de la renovación radical, entre ellos Maximiliano Abad y Gustavo Valdés. El primero para acompañar a Diego Santilli y el segundo para vicepresidente del alcalde porteño.

“Larreta se dio cuenta que Morales no tiene a todo el radicalismo unido”, analizaron fuentes de la UCR en diálogo con Infobae, al observar los últimos movimientos del presidenciable del PRO. Este viernes, durante una entrevista al portal Radio Dos de Corrientes, dijo que “Valdés podría ser un buen compañero de fórmula”. Un cargo para el que también anotan -en el partido amarillo- a Morales y Facundo Manes.

En Corrientes entienden que las declaraciones de Larreta son consecuencia de los últimos encuentros entre Valdés y Macri. “Para cerrar con el radicalismo que junta votos tienen que hablar con Valdés y Manes, no con Gerardo”, analizan mientras repasan los ausentes en el acto de Costa Salguero: Rodolfo Suárez, Ernesto Sanz, el neurólogo y el propio gobernador reelegido con más del 70%.

El día que la Facundo Manes recibió el respaldo de la UCR para su candidatura a diputado en las elecciones del 2021. Estuvieron Gustavo Valdés, Gerardo Morales, Ernesto Sanz, Martín Lousteau, Alejandra Lorden, Danya Tavella, Emilio Monzó, Margarita Stolbizer, Joaquín de la Torre y Maxi Abad
El día que la Facundo Manes recibió el respaldo de la UCR para su candidatura a diputado en las elecciones del 2021. Estuvieron Gustavo Valdés, Gerardo Morales, Ernesto Sanz, Martín Lousteau, Alejandra Lorden, Danya Tavella, Emilio Monzó, Margarita Stolbizer, Joaquín de la Torre y Maxi Abad

Morales y Valdés están distanciados desde hace algunos meses. El correntino siente que el presidente del Comité Nacional no colabora con la renovación del partido centenario y en Jujuy dicen que “Gustavo tiene una estrategia más individual” y que prefiere acercarse a Alfredo Cornejo y Macri, en lugar de acompañar el armado con Larreta.

Otro de los ausentes en el acto fue Manes. Desde el cruce de comunicados no volvió a hablar con Morales, según pudo reconstruir este medio. De todos modos, sus equipos estratégicos mantienen conversaciones privadas y aseguran que es “inminente” un encuentro para terminar de dar por superado el conflicto que se desató cuando el neurólogo lanzó duras críticas al ex presidente.

El armado porteño y bonaerense

La falta de un candidato radical claro en la provincia de Buenos Aires es una preocupación en la estrategia de Morales. De hecho, su equipo cree que Manes es quien debe encargarse de pelear esa batalla. Nunca hubo acuerdo. Tanto el jujeño como el neurólogo insisten en competir por la Casa Rosada. Es por eso que todas las miradas comenzaron a posicionarse en Maximiliano Abad, presidente del Comité Provincia y el principal armador del neurólogo. No sólo por todo el arco radical, sino también en el PRO.

El territorio bonaerense toma relevancia -además de ser el padrón electoral más importante- porque es donde Larreta quiere hacer pie de la mano de Santilli. El jefe de Gobierno porteño ya dio sobradas muestras públicas de apoyo a Lousteau para que sea su sucesor, lo que le generó duros enfrentamientos con los halcones del PRO. En la mesa chica de Evolución tienen dos exigencias: quedarse con la ciudad de Buenos Aires y que las palomas se emancipen de Macri. A cambio, deben ayudar el arribo amarillo a la provincia que supo ser gobernador por María Eugenia Vidal.

Maximiliano Abad, presidente del Comité UCR Provincia
Maximiliano Abad, presidente del Comité UCR Provincia

En el PRO reconocen que el kirchnerismo aún es fuerte entre los bonaerenses y es por eso que, desde hace algunos meses, impulsan la necesidad de tener fórmulas cruzadas. En este punto toma relevancia Abad. El marplatense se convirtió en una figura radical importante luego de ganarle la pulseada a Gustavo Posse y ayudar a cosechar más de un millón y medio de votos en las PASO del 2021.

Lograr que Abad sea el vicegobernador de Diego Santilli es el objetivo. Pero eso implicaría -en el escenario actual- una ruptura con Manes. Con ese norte, un sector del radicalismo comenzó a difundir la versión de un distanciamiento entre el neurólogo y el presidente del Comité Provincia. Rumor que fue desmentido por ambas partes a este medio.

“Es importante que la UCR empiece a posicionar un candidato propio y Abad va a potenciar el espacio. También estamos convencidos de que es muy necesario tener una fórmula cruzada para ganarle al kirchnerismo. Hay que ser inteligentes y estratégicos en el diseño de la estrategia política”, plantean cerca de “El Colo”. También es buscado por el contrincante de Santilli: Cristian Ritondo. Los armadores de la campaña bonaerense, que tiene a cargo el acto para la semana que viene donde el ex ministro de Seguridad bonaerense va a lanzar sus propuestas, confirmaron a Infobae que ven con buenos ojos al marplatense radical para sumarlo a una fórmula, en especial, porque “tiene estructura”.

En el entorno de Abad insisten en la estrategia de potenciar a la UCR para liderar Juntos por el Cambio el año que viene y no repetir el rol del 2105. Además, entienden que comenzar a dar señales de vice candidaturas a esta altura de la campaña es perjudicial para las negociaciones futuras. “Hay que darle musculatura al partido y trabajar por el liderazgo”, repiten en sintonía con el discurso de Manes. En paralelo, empezaron a mostrarlo como postulante a suceder a Axel Kicillof con cartelería en las calles bonaerenses.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo