La agenda de Macri: en medio de sus viajes, una reunión con Elisa Carrió y una llamada telefónica con Armando Cavalieri

La fundadora de la Coalición Cívica quiere mediar en el conflicto del ex presidente con el titular de la UCR, Gerardo Morales. Antecedentes de otros cortocircuitos. Con el líder del Sindicato de Comercio hablaron sobre la situación económica del país

Elisa Carrió, Mauricio Macri y Armando Cavalieri
Elisa Carrió, Mauricio Macri y Armando Cavalieri

Mauricio Macri viajó ayer a Puerto Rico y a República Dominicana y volverá el domingo próximo. Estará sólo hasta el martes siguiente en la Argentina y el 5 volverá al exterior, en este caso a Francia y Suiza. Pero sus 48 horas entre vuelo y vuelo ya tienen una cita prevista: se reuniría con Elisa Carrió, quien se propuso mediar entre el fundador del PRO y el titular de la UCR, Gerardo Morales, luego del fuerte cruce que protagonizaron cuando el ex presidente sostuvo en un foro brasileño que Hipólito Yrigoyen fue “uno de los primeros impulsores del populismo en América Latina”.

“Ya los voy a amansar a los dos”, aseguró la líder de la Coalición Cívica y, pocos días después, viajó a Jujuy para reunirse con Morales, tras lo cual dijo: “En Juntos por el Cambio hay un núcleo central y la unidad está garantizada”. Pero Carrió también intentará superar el estancamiento de la relación con el ex mandatario desde que, en una entrevista con Infobae publicada el 23 de abril, criticó su foto con Donald Trump y afirmó: “No sé si Macri es republicano y democrático”.

Más oculto quedó el malestar entre Carrió y Macri que quedó al desnudo en la cena de la Fundación Libertad: ambos cruzaron un gélido saludo en medio del salón y la fundadora de la CC se fue antes del encuentro, refunfuñando contra el ex jefe del Estado, con una frase entre los labios que escucharon algunos testigos: “No me banco las hipocresías”.

Juliana Awada, Mauricio Macri y Elisa Carrió
Juliana Awada, Mauricio Macri y Elisa Carrió

No hacía tanto que ella había cuestionado que el ex presidente “tiene muchas coincidencias con (Javier) Milei” y en esas mismas declaraciones aseguró: “Yo no votaría a Macri, aunque está en todo su derecho de presentarse”.

Ahora, más allá de las diferencias, Carrió está muy preocupada por al debilidad política de Alberto Fernández (”hay un proceso de disgregación y atomización del Poder Ejecutivo”, advirtió el sábado pasado) y buscará consenso dentro de Juntos por el Cambio para postergar la discusión de las candidaturas hasta 2023. Por eso también quiere hablar con Macri: el ex presidente da señales ambiguas sobre su posible postulación presidencial y marca una línea dura en el PRO que condiciona a toda la coalición opositora: su consigna es que “el cambio es más importante que la unidad” de JxC.

Cerca de Macri, en realidad, aseguran que la relación con Carrió sigue siendo “buena y fluida”, pese a algunos cortocircuitos que tuvieron últimamente. Uno de los principales colaboradores del ex presidente incluso cenó este miércoles con la líder de la CC y hablaron de la futura reunión. Fue el precalentamiento de su contacto inminente.

Armando Cavalieri, titular del Sindicato de Comercio de Capital
Armando Cavalieri, titular del Sindicato de Comercio de Capital

Pero el ex mandatario, en su intensa agenda de entrevistas, tuvo la semana pasada una larga conversación telefónica con el titular del Sindicato de Comercio de Capital, Armando Cavalieri. La charla, anticipada por el sitio Lapoliticaonline, fue confirmada en el círculo del jefe del gremio mercantil. La iniciativa de hablar con Macri fue del gremialista, que, según confirman en su entorno, también dialoga con frecuencia con otros jefes de Juntos por el Cambio como Gerardo Morales y Horacio Rodríguez Larreta.

En el contacto, coincidieron en la preocupación por la crisis económica, pero allegados a uno y a otro desmintieron que en el diálogo Macri le haya confirmado a Cavalieri que se presentará como candidato presidencial en 2023. “No se habló de eso ni de ninguna postulación”, aclararon en el gremio mercantil al responder a versiones periodísticas sobre el tema.

La difusión del diálogo Macri-Cavalieri pudo haber tenido que ver con la feroz interna del Sindicato de Comercio: el actual líder gremial competirá con el opositor y ex aliado Ramón Muerza en las elecciones para renovar autoridades de antes de fin de año. En la estructura del jefe mercantil sospechan que su rival interno se enteró del dato de la charla con el ex presidente y lo hizo circular para dejarlo mal parado ante las bases. Y contraatacan: dejan entrever que Muerza, cuya campaña es apoyada y financiada por Hugo Moyano, cuenta con el respaldo de Daniel Angelici, un amigo de Macri de fuerte llegada a la Justicia, un ámbito donde seguramente terminarán de dirimirse los decisivos comicios que se realizarán en Comercio.


SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR