Con un principio de acuerdo, arrancó el debate por la ley de alcohol cero al volante en la provincia de Buenos Aires

Este jueves iniciaron las exposiciones en el Senado bonaerense. Unificarían los proyectos que presentaron el oficialismo, la oposición y el Ejecutivo bonaerense para tener un dictamen único

Arrancó el debate por la ley de alcohol cero al volante en la provincia de Buenos Aires
Arrancó el debate por la ley de alcohol cero al volante en la provincia de Buenos Aires

El debate para la aprobación de una ley de alcohol al volante en la provincia de Buenos Aires tuvo su puntapié formal este martes cuando la comisiones de Transporte, Prevención de las Adicciones y Legislación General del Senado bonaerense realizaron la primera de varias exposiciones con el objetivo de debatir y emitir un dictamen unificado de un proyecto de ley para implementar en el territorio bonaerense la prohibición del manejo ante la ingesta de alcohol y estupefacientes.

El gobierno bonaerense, a través del ministerio de Transporte que conduce el massista Jorge D’Onofrio, había presentado la iniciativa, en el marco de una serie de proyectos que tienen que ver con la educación vial. El texto fue ingresado en los primeros meses del año al Senado bonaerense y recién este jueves se inició el debate en las comisiones.

En la Legislatura hay varias iniciativas. No solo se discutirá la del gobierno de Kicillof. Por caso, en el Senado provincial también entraron en estudio los proyectos de la senadora Claudia Rucci (Juntos) y de José Luis Pallares (Frente de Todos). En principio, se espera que las tres iniciativas se unifiquen en un solo texto.

La idea de alcohol cero al volante tiene consensos en el oficialismo y la oposición. Fue una de las primeras definiciones que había planteado D’Onofrio cuando asumió como ministro de Transporte bonaerense, una cartera ministerial nueva. Hasta diciembre del año pasado Transporte era una subsecretaría que pertenecía al Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.

“Tiene que haber un cambio cultural en la conducta vial, tenemos un sistema que termina con una penalización, una multa que el que puede la paga, el que no la debe pero no genera un cambio de conducta y hoy tenemos excesos de velocidad temerario, conductores ebrios o con uso de estupefacientes que son muy peligrosos y tenemos otro problema que tenemos que hacernos cargos todos que es la distracción por uso de celular, que es tan o más grave que conducir en estado de ebriedad”, le había dicho el ministro de Transporte a Infobae antes de girar el proyecto a la Legislatura.

Ministro de Transporte bonaerense Jorge D'Onofrio con Madres del Dolor
Ministro de Transporte bonaerense Jorge D'Onofrio con Madres del Dolor

Los tres proyectos tienen similitudes. La iniciativa que impulsa el gobierno de Kicillof prohíbe la conducción de cualquier vehículo con motor, con impedimentos físicos o psíquicos, sin la licencia especial correspondiente o habiendo consumido estupefacientes o medicamentos o con una concentración de alcohol superior a cero (0) miligramos de alcohol por litro de sangre. Además incorpora una cláusula transitoria por un año, a través de la cual aquella persona que tenga su primera infracción y conduzca con alcohol en sangre hasta cuatrocientos noventa y nueve (499) miligramos por litro de sangre, será sancionado con cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública. El ministro D’Onofrio ya explicó a ambos bloques los alcances de la medida que impulsa y se espera que participe de los próximos plenarios de comisión antes de emitir dictamen

El proyecto de Pallares también prohíbe la conducción habiendo consumido estupefacientes, medicamentos o alcohol y la mera presencia de alcohol o sustancias prohibidas en sangre, será considerado intoxicación. Por su parte, la iniciativa de Rucci -que fue presentada en mayo del 2020- establece la prohibición de conducir habiendo consumido bebidas alcohólicas, estupefacientes y sustancias similares y determina la obligatoriedad de someterse al control, cuyas pruebas deben ser realizadas por agentes de tránsito. También sostiene que el personal sanitario estará obligado a dar cuenta a las autoridades de los resultados de las pruebas.

“Es de suma importancia avanzar de manera conjunta en una iniciativa de este tenor que ayudará a establecer nuevos acuerdos de convivencia y servirá como alivio a muchas familias que trágicamente perdieron a un ser querido en un accidente vial. Tenemos que legislar para bajar las estadísticas de muerte al volante”, aseguró la senadora por Juntos, Lorena Petrovich, que además es la presidenta de la comisión de Transporte en la Cámara alta. En tanto que Rucci advirtió que “nuestro país ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por accidentes de tránsito. Sin embargo, son muy pocas las provincias en las que rige la tolerancia 0 al alcohol a la hora de conducir. Buenos Aires debe regular en ese sentido para dejar de padecer víctimas por la negligencia al volante”.

Tres comisiones del Senado bonaerense se juntaron para empezar el debate por el proyecto (Foto: Transporte PBA)
Tres comisiones del Senado bonaerense se juntaron para empezar el debate por el proyecto (Foto: Transporte PBA)

Este jueves expusieron los representantes del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) Marcelo Marzocchini (Director Operativo), Leandro García (Responsable del Programa de Metrología Legal) y Fabiana Barrera (Ingeniera Química). Además de Guillermo Remonda por la Junta de Seguridad en el Transporte dependiente del ministerio de Transporte de la Nación, el Director Nacional de Investigaciones de Sucesos Automovilísticos, Tomás Raspal; el subsecretario del municipio de General Pueyrredón, Gustavo Jara y la coordinadora del Centro de Operaciones y Monitoreo del mismo municipio Sofía Pomponio.

General Pueyrredón es uno de los municipios donde ya rige -por ordenanza- el alcohol cero al volante. Los restantes distritos donde se lleva adelante esta política son: Moreno, Ezeiza, Morón y Tigre. En tanto que nivel provincial, la medida ya funciona en Córdoba, Salta, Tucumán, Entre Ríos, Jujuy, Río Negro y Santa Cruz.

Según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, -que presentó el proyecto de Ley de Alcohol Cero al Volante, en la Cámara de Diputados de la Nación y aguarda aún su tratamiento- durante el 2021 en la provincia de Buenos Aires fallecieron 844 personas en accidentes de tránsito, mientras que en el total del país ese número llegó a 3.861.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR