El Gobierno avanza en una tregua con los piqueteros más duros: incorporará en planes de viviendas a sus cooperativas de trabajo

En el Ministerio de Desarrollo Social se reunieron los dirigentes sociales más duros y la mesa “interministerial”. Se levantó el acampe previsto sobre la Avenida 9 de Julio. Habrá más alimentos para los comedores. El Registro Nacional de Barrios Populares la llave del acuerdo

Los piqueteros duros se reunieron con la mesa interministerial para avanzar en las negociaciones por puestos de trabajo genuinos y alimentos para comedores populares
Los piqueteros duros se reunieron con la mesa interministerial para avanzar en las negociaciones por puestos de trabajo genuinos y alimentos para comedores populares

El gobierno de Alberto Fernández avanzó en el diálogo con los piqueteros más duros y consiguió que estas organizaciones levanten el acampe que tenían previsto realizar sobre la Avenida 9 de Julio antes de las elecciones del 14 de noviembre. Una imagen que se quiere evitar. Entre otros puntos, se habló de la posibilidad de incorporar a cooperativas ligadas a estos movimientos sociales a los planes de construcción de viviendas, y un refuerzo alimentario para comedores y merenderos populares. Para acceder a estos programas y puestos de trabajo, deberán anotarse en el Registro Nacional de Barrios Populares (ReNaBaP), como lo hacen, por ejemplo, los movimientos sociales alineados con la Casa Rosada.

El organismo, que tiene carácter nacional y depende del área que conduce el ministro Juan Zabaleta, a través de la secretaria de Integración Socio Urbana, dispone que el 25% de las obras a realizarse en los barrios populares quede en manos de cooperativas de trabajo.

El ReNaBaP tiene carácter nacional y surgió a partir de la iniciativa de la Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y TECHO, con el objetivo de alcanzar la integración urbana y visibilizar la grave situación que atraviesan miles de familias en todo el país. Uno de sus objetivos fue la suspensión de los desalojos por 4 años y, a medida que las municipalidades se adhieran al programa, los concejos deliberantes declaren “de utilidad pública y sujeta a expropiación las tierras” de los barrios usurpados o predios sin uso.

Por el momento el Gobierno evitó el acampe piquetero sobre la Avenida 9 de Julio (Maximiliano Luna)
Por el momento el Gobierno evitó el acampe piquetero sobre la Avenida 9 de Julio (Maximiliano Luna)

Los movimientos sociales afines al Frente de Todos, como el Movimiento Evita, la Corriente Clasista y Combativa y Somos Barrios de Pie, tienen muy bien aceitado el mecanismo de las cooperativas de trabajo, por esa razón están presentes en las obras que se realizan desde el Registro Nacional de Barrios Populares.

En la reunión de ayer en el ministerio de Desarrollo Social se vivió clima de distención y los principios de acuerdo fueron tácitos, no escritos. La mesa interministerial estaba formada por los equipos técnicos de las carteras de Obras Públicas, Desarrollo Territorial y Hábitat; Mujeres, Géneros y Diversidad; Trabajo y Desarrollo Social.

Del otro lado se ubicaron los representantes del Frente Piquetero que encabeza el Polo Obrero. La próxima semana habrá una nueva reunión para redondear las medidas que se tejieron hoy.

Prueba de la buena disposición que existió, fue que Zabaleta pasó a saludar.

“Suspendimos el acampe como muestra de buena voluntad porque somos partidarios del diálogo y de avanzar en las soluciones que afectan a nuestras compañeras y compañeros. Pero las negociaciones van muy, muy lentas”, comentó un dirigente popular a Infobae al término del encuentro.

Otro de ellos reconoció que: “Hay intención de incorporar a algunas cooperativas a un plan de viviendas muy, muy pobre, que el gobierno está largando de sesenta mil viviendas, cuando nosotros propusimos un plan de obras públicas para generar un millón de puestos de trabajo”.

Por esa razón, a algunos de los representantes piqueteros, la posibilidad de acceder a parte del 25% de esos puestos laborales, les pareció “una gota de agua en el océano”.

Así y todo, aceptaron continuar dialogando y terminar de plasmar esta posibilidad que puede ser el puntapié inicial para otras. Un hecho que hasta ahora no ocurría.

“Estamos preocupados porque pasan los días y todavía no hay una agenda concreta de cuando se van a entregar los alimentos a los comedores populares, con las mejoras que nos habían dicho”, le dijo Eduardo Belliboni, del Polo Obrero a este medio. En este encuentro, el dirigente social no estuvo en la reunión y aseguró que mañana los delegados del PO analizarán el resultado del encuentro de hoy.

El martes pasado Juan Zabaleta inicio las negociaciones con el Frente Piquetero que continuó hoy y sigue la próxima semana (Presidencia)
El martes pasado Juan Zabaleta inicio las negociaciones con el Frente Piquetero que continuó hoy y sigue la próxima semana (Presidencia)

Desde el ministerio de Desarrollo Social aseguraron a Infobae que: “Los distintos ministerios recogieron el diagnóstico de las organizaciones sociales y se propusieron crear mesas de trabajo sectoriales para avanzar la articulación de políticas públicas que permitan mejorar la atención de las necesidades específicas” y precisaron que “las primeras reuniones se realizarán la semana próxima”.

Los ejes del intercambio fueron la compatibilización de programas sociales en empleo genuino, la urbanización y construcción de viviendas y el abordaje integral de las problemáticas de género, todos puntos reclamados por el Frente Piquetero.

La reunión había sido acordada la semana pasada durante el encuentro que encabezó el ministro Zabaleta, junto al secretario de Economía Social, Emilio Pérsico; y el secretario de Articulación de Políticas Sociales, Gustavo Aguilera.

El gobierno, a través del ministerio de Desarrollo Social abrió el diálogo con los piqueteros más duros después de las marchas y bloqueos a los accesos a la Ciudad de Buenos Aires como forma de visibilizar la falta de alimentos en los comedores y por la “universalización” de los planes sociales.

Desde que llegó a la cartera en reemplazo de Daniel Arroyo el intendente de Hurlingham en uso de licencia declaro que el suyo será un “ministerio de puertas abiertas”, que no hará falta “cortar calles” para obtener respuestas a sus reclamos, También declaró que su objetivo principal es reemplazar “planes sociales por trabajo genuino”, un hecho que quedó plasmado en el decreto firmado por Alberto Fernández.

El Polo Obrero y el resto de las 40 organizaciones que conforman el Frente Piquetero, por ahora, suspendieron el acampe frente al ministerio de Desarrollo Social mientras evalúan el avance de las negociaciones y si se concreta, al menos la incorporación de algunas de sus cooperativas al plan de urbanización de barrios populares.

TE PUEDE INTERESAR