A varios días del ataque mapuche, el Presidente finalmente se comunicó con la gobernadora de Río Negro

Así lo dio a conocer Arabela Carreras, quien además agradeció la presencia de Gendarmería Nacional en la región

El presidente Alberto Fernández
El presidente Alberto Fernández

Tras la carta referida a los hechos de violencia registrados en la Patagonia y en la que sostenía que reforzar la seguridad de la región no es su responsabilidad, Alberto Fernández se comunicó telefónicamente este sábado con la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, para manifestarle su “voluntad de colaborar” para solucionar el conflicto con los grupos que se identifican como mapuches.

Así lo reveló la propia Carreras: “Esta tarde me llamó el Presidente de la Nación para conversar sobre la situación que se vive en El Bolsón. Condenó los hechos de violencia y me expresó su voluntad de colaborar para la resolución de estos conflictos”, contó en su cuenta de Twitter.

A través de esa vía, la mandataria provincial además agradeció “la presencia de Gendarmería Nacional en la región y el apoyo que se le está brindando a la Fiscal Federal para la investigación de los ataques perpetrados en El Bolsón y en Bariloche”.

Desde el Gobierno nacional, dejaron trascender que el jefe de Estado y la gobernadora mantuvieron una conversación “amable” en la que expusieron sus puntos de vista sobre cómo encarar el tema en busca de una resolución.

“Dialogaron sobre los distintos análisis de la realidad actual en la región y coincidieron en la necesidad y real posibilidad de trabajo en conjunto entre la Provincia y la Nación”, comunicaron.

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras
La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras

A mediados de esta semana y tras un expreso pedido de Carreras, el Gobierno resolvió enviar efectivos de la Gendarmería nacional a El Bolsón tras los recientes atentados registrados en la zona.

Fernández informó esa decisión por medio de una misiva en la que remarcó que “es imperioso aclarar que no es una función del gobierno nacional reforzar el control en las rutas nacional o brindar mayor seguridad en la región”.

En la carta, además, el Presidente aconsejó que, para prevenir futuros incidentes, la provincia patagónica forme “un cuerpo específico que se ocupe de los refuerzos del control y mayor seguridad en el futuro”.

Los episodios de violencia en la provincia patagónica generaron repercusiones en todo el arco político. Entre las voces de distintos referentes, dirigentes y funcionarios, este sábado se sumó la de Mauricio Macri: “Abandonados por el Estado nacional y hartos, los vecinos de El Bolsón protestan como pueden delante de los restos quemados del Club Andino Piltriquitrón (CAP). Mi total apoyo a ellos y a todos los indefensos que están sufriendo ataques”, manifestó el ex Presidente a través de su cuenta personal de Twitter.

Además del texto, Macri sumó a su posteo en la red social un video en el que se ve a ciudadanos de esa localidad rionegrina realizando una manifestación en la vía pública en horas de la tarde de este sábado.

El incendio del Club Andino Piltriquitrón
El incendio del Club Andino Piltriquitrón

En la misma línea, la candidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio, Maria Eugenia Vidal, coincidió con Carreras y con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, en la definición de lo que está ocurriendo en la provincia patagónica “es terrorismo, es un delito federal”.

Por lo tanto, se trata de un hecho que “requiere la acción de fuerzas federales y la protección de los argentinos que están desprotegidos por el gobierno nacional”, consideró en declaraciones a LN+. Desde ese punto de vista, la ex gobernadora bonaerense rechazó la postura del presidente Alberto Fernández en atribuir la responsabilidad exclusiva del conflicto a la mandataria de Río Negro y reclamó “que se aplique la ley existente” para intervenir en la región.

En medio de la tensión por la conflictividad mapuche, la gobernadora Carreras por otra parte apuntó directamente a la titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Madgalena Odarda y su vicepresidente Luis Pilquimán por su “gran complicidad e instigación” de los incidentes porque buscan “objetivos políticos que perjudican el normal funcionamiento de las instituciones”.

“El INAI es lo visible. Cada presencia que tenemos de estos funcionarios viene seguido de algún acto de violencia. Hay un sostenimiento económico de estos grupos, además del traslado de personas y la defensa. No se distingue una reinvidicación, que como cualquier otra, de los actos de violencia”, argumentó.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR