Cumbre electoral en Olivos: Alberto Fernández y Manzur reciben a Insaurralde e intendentes del GBA en Olivos para ajustar la campaña

El Presidente y el jefe de Gabinete difundirán la estrategia que se utilizará para mejorar el resultado en los comicios del 14 de noviembre. También estará Máximo Kirchner

El presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete Juan Manzur se reunirán a las 13.30 en la residencia de Olivos con el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde, con la jefa de Gobierno Cristina Alvarez Rodríguez y con intendentes del Gran Buenos Aires, principalmente de la Primera y de la Tercera Sección Electoral, para coordinar cómo serán los últimos días de la campaña electoral. También se sumarán varios ministros del Gabinete Nacional, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el titular del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner.

El gobernador bonaerense, Axel Kiciloff, también participará pero lo hará de modo virtual, vía Zoom, ya que viajó a Mar Chiquita y Santa Clara del Mar, donde inaugurará obras eléctricas. Entre los ministros asistirán al encuentro el canciller Santiago Cafiero; de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; del Interior, Eduardo De Pedro; de Seguridad, Aníbal Fernández, de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; y de Transporte, Alexis Guerrera. Además, estarán el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Hábitat, Santiago Maggiotti; la titular de Aysa, Malena Galmarini y el administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta.

Todos los participantes mencionados compartirán un asado en la residencia presidencial, el día después de la visita a la Casa Rosada que hizo el consultor catalán Antoni Gutiérrez Rubí para asesorar a varios de los ministros sobre el tramo final de la campaña electoral, cuando quedan poco más de tres semanas hasta llegar a la fecha clave del 14 de noviembre.

Los intendentes que irán a Olivos son Federico Achával (Pilar), Mayra Mendoza (Quilmes), Alejandro Granados (Ezeiza), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mariel Fernández (Moreno), Andrés Watson (Florencio Varela), Ariel Sujarchuk (Escobar), Mario Secco (Ensenada), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Fabián Cagliardi (Berisso), Luis Andreotti (San Fernando), Julio Zamora (Tigre), Blanca Cantero (Presidente Perón), Juan José Mussi (Berazategui), Juan Ignacio Ustarroz (Mercedes) y Javier Osuna (General Las Heras).

El consultor Gutiérrez Rubí estuvo reunido este jueves con el Presidente y varios ministros nacionales en el Salón Eva Perón durante alrededor de una hora y media. Allí el catalán esbozó los lineamientos centrales de lo que será la campaña en la recta final. Remarcó que la elección recién se definirá la última semana previa a los comicios y que hasta ese momento hay que intensificar las recorridas por el territorio y mantener una agenda positiva.

De acuerdo a los últimos sondeos que hizo el Gobierno, la población muestra escepticismo y desinterés por la política por lo que una tarea adicional para el oficialismo será recuperar parte de ese fervor por la participación. Se estima que cerca de 2.500.000 personas no fueron a votar en las PASO del 12 de agosto y hacia ellos apuntarán la estrategia. Casi dos millones de esos electores son del Conurbano.

La principal preocupación del asesor catalán pasa por generar una agenda positiva con acciones, discursos y símbolos que no desentonen. Ya no podrá ser con medidas, porque se venció el plazo para poder comunicarlas previo a los comicios. Buscarán que los ministros se muestren activos, cada uno en su territorio.

En esa agenda tiene que haber un mensaje esperanzador que apunte a marcar la salida de la pandemia y el principio de la reactivación económicaEse es el escenario que el Gobierno tratará de plantear en los próximos días. Gutiérrez Rubí le pidió a los ministros estar encima de los municipios del conurbano y de las provincias. Viajar, recorrer y buscar la mayor cantidad posible de votos que achiquen el margen de la derrota con Juntos por el Cambio. En el oficialismo nadie habla de dar vuelta la elección, a esta altura una quimera.

Además, otro de los lineamientos es no caer en el contrapunto permanente con la oposición. “No hay que pisar el palito, ni ir al ojo por ojo. Eso no nos sirve”, describió uno de los presentes en la reunión.

SEGUIR LEYENDO






TE PUEDE INTERESAR