Felipe Solá criticó al PRO por su posición en el conflicto con Chile: “Dejan de lado los intereses de la Patria”

El partido presidido por Patricia Bullrich puso en igualdad de condiciones las decisiones del presidente Piñera con las resoluciones de la ONU

En la foto, el canciller Felipe Solá
En la foto, el canciller Felipe Solá

“Reniegan de nuestros derechos dejando de lado los intereses de la Patria. Sin palabras”. Con esa dura expresión, el canciller argentino Felipe Solá criticó este martes al PRO, uno de los partidos que integran la alianza opositora de Juntos por el Cambio, por su postura con respecto al conflicto que se desató con Chile luego de que el presidente del país trasandino, Sebastián Piñera, publicara un decreto en el que que fijó límites de las áreas marinas y terrestres de su país que se superponen con las argentinas .

“El PRO ha puesto en un plano de igualdad el reconocimiento de la ONU de los derechos argentinos sobre el mar austral con una decisión unilateral expresada en un decreto presidencial de Chile”, consignó el ministro de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter.

A través de la Secretaría de Relaciones Internacionales el PRO, con la firma de Patricia Bullrich (presidenta del partido) y del secretario Fulvio Pompeo había difundido un comunicado en el que proponía que ambas Cancillerías se reúnan e inicien una etapa de diálogo que “permitan zanjar las diferencias existentes”.

En ese texto se concluía con que “en los últimos 30 años, Argentina y Chile han podido resolver pacíficamente más de 25 diferendos fronterizos a lo largo de 5.000 kilómetros, que habían producido graves tensiones durante más de un siglo. Con ese mismo espíritu, no podemos retrotraernos a los tiempos de desconfianza recíproca”, lo que provocó la reacción casi inmediata de Solá.

Argentina, mediante un comunicado que se emitió el sábado 28 de agosto a través de la Cancillería, había acusado a Chile de “pretender apropiarse de una parte de la plataforma continental argentina y de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos”, tras un decreto del presidente Sebastián Piñera que fijó los límites de su territorio soberano en la zona del Cabo de Hornos, en el extremo más austral del continente americano.

La decisión del jefe de Estado chileno desconoce los acuerdos sobre Hielos Continentales de 1998 y el tratado de Paz y Amistad de 1984. Con su decreto del 23 de agosto, a pocos meses de terminar su mandato, Piñera intenta apropiarse de 1.000 kilómetros cuadrados de una zona de los Hielos Continentales que ya estaba delimitada y sumar otros 5.000 kilómetros cuadrados al territorio de Chile que pertenecen a la plataforma continental de la Argentina.

“Esta medida pretende proyectar la plataforma continental al Este del meridiano 67º 16´ 0, lo cual claramente no condice con el Tratado de Paz y Amistad celebrado entre ambos países en 1984”, expuso el comunicado de la Cancillería argentina. De acuerdo a los términos del Estado argentino, el límite exterior de la plataforma continental nacional en esta zona se refleja en la Ley Nacional 27.557, sancionada el 4 de agosto de 2020 por unanimidad.

Quien le respondió a Solá rápidamente fue el diputado nacional del PRO, Federico Pinedo, también a través de Twitter. “Decimos que hay que dialogar con los países amigos. Es lo que hacen los diplomáticos, Felipe”, escribió el legislador para alimentar la polémica entre oficialistas y opositores, a menos de dos semanas de las elecciones primarias que se realizarán el 12 de septiembre en nuestro país.

Aunque una de las primeras reacciones del Gobierno de Alberto Fernández había sido la de dar por terminada la polémica ante la maniobra geopolítica de Piñera y atribuirla a una intención electoralista porque en Chile hay elecciones presidenciales el 21 de noviembre, ahora desde la Casa Rosada se analizan cuáles serán los pasos a seguir.

El Presidente oscila entre convocar a un tribunal ad hoc o hacer una presentación legal en la Corte de la Haya. En tanto, el canciller chileno, Andrés Allamand, dijo este lunes que quiere comunicarse telefónicamente con Solá, para intentar un acercamiento en las posiciones.

Mapa chileno, con la zona de conflicto con la Argentina señalada
Mapa chileno, con la zona de conflicto con la Argentina señalada

El Tratado de Paz y Amistad de Argentina y Chile establece que la medianera entre ambos países es el meridiano a 67 grados y 16 minutos. Al oeste de ese meridiano, se extiende Chile; y al este, Argentina. Desde esta perspectiva geográfica, acordada por los dos estados en 1984, la Cancillería desarrolló un estudio para fortalecer los derechos sobre nuestra plataforma al sur de Tierra del Fuego.

Los estudios de prolongación del territorio argentino comenzaron en 1997, se presentaron al secretario general de Naciones Unidas en 2009, y para que hubiera absoluta transparencia política, todos los mapas se colgaron en la página oficial de la ONU.

Entre 2012 y 2016, la Comisión de Límites de la Plataforma Continental analizó la presentación de la Argentina. Y finalmente esa comisión -que opera bajo la cobertura institucional de la ONU- dictaminó que estaban probados los derechos nacionales sobre la plataforma continental porque funcionaba como una extensión natural del margen argentino.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR