Al igual que Cristina Kirchner, Zannini y Parrilli reclamarán la nulidad de la causa por el Memorándum con Irán

El Tribunal Oral Federal 8 reanudará hoy, a las 9, la audiencia para escuchar a las defensas que reclaman el cierre del caso sin llegar a juicio oral. Se estima que, igual, habrá una tercera cuya fecha aún no está decidida

Cristina Kirchner, en la audiencia donde pronunció un fuerte discurso que cuestionó a la Justicia
Cristina Kirchner, en la audiencia donde pronunció un fuerte discurso que cuestionó a la Justicia

El Tribunal Oral Federal 8 reanudará hoy, a las 9 de la mañana, la audiencia para escuchar a las defensas que buscan la nulidad de la causa conocida como Memorándum con Irán, que nació con la denuncia del fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman contra la entonces presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, acusándola de buscar encubrir a los iraníes imputados por volar la mutual judía.

Los jueces Gabriela López Iñiguez, Daniel Obligado y José Michilini tienen previsto escuchar a las defensas del Procurador del Tesoro Carlos Zannini, el senador Oscar Parrilli y la ex funcionaria Angelina Abbona.

Los tres estuvieron presentes en la audiencia del 16 de julio, que inauguró Cristina Kirchner cuando sostuvo que la causa era un “disparate judicial, institucional y político”. En su alocución, la vicepresidenta vinculó la presunta persecución en su contra con la disputa que mantuvo su gobierno con los fondos buitres por el pago de la deuda que había caído en default. Acusó además al ex presidente Mauricio Macri de participar en lo que calificó como una “operación política” contra ella.

Ese día también hablaron ante los jueces el viceministro de Justicia Juan Martin Mena y el ministro bonaerense Andrés Larroque, también acusados. Pero hay más defensas que también quieren hablar. En la lista se suman de los acusados aparece el embajador Eduardo Zuain, el piquetero Luis D’Elía, el ex líder de Quebracho Fernando Esteche o Alan Bogado, señalado por Nisman como un enlace de La Campora con la ex SIDE.

Como los jueces pertenecen a distintos tribunales, fijaron una audiencia que dure hasta el mediodía. Por eso es que se estima que habrá una tercera en la que expongan aquellos que no puedan hacerlo en la jornada de hoy. La clave estará en saber qué opina sobre todo estos planteos el fiscal Marcelo Colombo, quien habilitó la realización de esta sesión -cuestionada por las querellas- pero no opinó sobre lo que piden las defensas.

Pocos días antes de morir, Alberto Nisman había denunciado un pacto del kirchnerismo con el terrorismo
Pocos días antes de morir, Alberto Nisman había denunciado un pacto del kirchnerismo con el terrorismo

El anclaje del pedido son las reuniones que mantuvieron el ex presidente Mauricio Macri con los jueces de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, que votaron por la reapertura de la denuncia de Nisman, desestimada inicialmente por el juez Daniel Rafecas. El expediente quedó bajo la órbita del juez federal Claudio Bonadio, que avanzó con la imputación de la ex senadora. Bonadio tramitaba lo que CFK dio en llamar una causa “melliza”, abierta en 2016 con una denuncia por traición a la patria para la entonces ex presidenta, el ex canciller Héctor Timerman y los legisladores que habían votado el Memorándum con Irán.

“Resulta imprescindible que las prácticas escandalosas que aquí han sido denunciadas (encuentros de magistrados con el Presidente de la Nación cuando al propio tiempo intervienen en causas en las que el gobierno explicita su interés) tengan como consecuencia inevitable una sanción procesal que determine la invalidez de todo lo actuado por tales jueces. Ello, sin perjuicio de las demás consecuencias penales y disciplinarias que el caso amerita”, sostuvo la vicepresidenta al dar el puntapié inicial, en mayo pasado, para que se habilitara la audiencia cuando el caso debe resolverse si se eleva a juicio oral.

En la llamada causa por el Memorándum, se busca saber si existió “un plan criminal con entidad suficiente para que los ciudadanos iraníes identificados como responsables de la voladura de la AMIA pudieran sustraerse de la acción de la justicia -mediante el otorgamiento a Interpol de herramientas suficientes para que las notificaciones de índice rojo que pesaban respecto de los ciudadanos iraníes perdieran virtualidad- y para liberarlos de toda responsabilidad penal por dichos hechos.

Las querellas de la DAIA y de los familiares de las víctimas impugnaron la realización de la audiencia el mismo día en que se hacía el acto aniversario por el atentado. No obstante, los cuestionamientos estaban enfocados a haber abierto la puerta para que esta sesión se realizara. Se recusó a los jueces del TOF y al fiscal.

Para cuando se concluya con la tanda de audiencias en donde expongan todos los imputados y el Ministerio Público, los familiares de las víctimas buscarán anular lo ocurrido allí.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR