Juan Manzur participó de un almuerzo con decenas de dirigentes y generó polémica: “Sé muy bien cuáles son los cuidados”

El gobernador se defendió de esta manera, luego de las críticas que recibió por haber organizado un locro multitudinario por el Día del Trabajador en medio de la segunda ola de contagios

Una gran polémica se generó recientemente en Tucumán a causa de un multitudinario almuerzo al que asistió el gobernador de esta provincia, Juan Manzur, en el municipio de Pampa Mayo ubicado en el departamento de Simoca, en plena segunda ola de contagios de coronavirus.

Si bien se trata de un pueblo rural que todavía no se encuentra dentro de la clasificación de Alto Riesgo Epidemiológico, en el que sí están distritos cercanos como Leales y Famaillá, la reunión provocó críticas hacia el mandatario local y hasta una interna con su vice, Osvaldo Jaldo.

En las imágenes que circularon en las redes sociales se puede observar que más de 20 personas participaron del encuentro, algunas de ellas sin barbijo y con poca distancia social, tanto en un campo al aire libre como en una especie de quincho, donde se realizó la comida.

Una de estas fotos incluso fue compartida por el propio gobernador en su cuenta oficial de Twitter, junto a un mensaje en el que explicó que se trató de “un emotivo locro en Pampa Mayo” al que asistió junto a “comisionados comunales” y “distintas autoridades de la provincia” para conmemorar el Día del Trabajador.

“Agradezco al delegado local, Luis Villafañe, quien nos abrió las puertas de su casa con mucha generosidad. En este encuentro tan especial me acompañaron, entre otros, el diputado nacional Mario Leito; la legisladora Sandra Mendoza, el intendente de Simoca, Marcelo Herrera, concejales de esta ciudad y el intendente de Famaillá, José Orellana”, agregó Manzur.

Al ser consultado por la prensa local por este tema durante otra recorrida que encabezó en el marco de su agenda de trabajo, el mandatario sostuvo que el almuerzo “no fue en un espacio cerrado” y que la reunión se dio “en el marco de grandes extensiones”.

Una de las fotos que circuló en las redes sociales
Una de las fotos que circuló en las redes sociales

“Sí había mucha gente, pero todos muy separados. Lo que se vio es una foto en la cual coincidimos (todos los que estábamos presentes), pero yo, como médico y como sanitarista, obviamente que sé cuáles son los cuidados y las recomendaciones. Hemos cumplido con todos los protocolos”, aseguró.

Tras la viralización de la imágenes, fue el vicegobernador tucumano el que criticó la multitudinaria reunión y señaló que “mientras ellos estaban de locro, a pocos kilómetros había luto por la muerte de un empleado municipal”.

“También moría una docente, que depende del gobierno de la provincia, responsabilidad de Manzur. Si él dijo que había ‘que terminar con la joda’, hay que terminarla en serio”, reclamó Jaldo, según reprodujeron medios locales.

Sobre estas declaraciones, el gobernador respondió: “Yo valoro la preocupación de él, pero nosotros desde el Estado vamos seguir insistiendo y aportando, básicamente, en lo que es nuestra responsabilidad, que es la gestión. Y seguir todos los días poniendo nuestro granito de arena para que podamos seguir adelante”.

Esta interna no es algo nuevo en Tucumán, ya que poco después de asumir ya hubo tensión entre los dos mandatarios y recientemente la pelea se intensificó cuando Jaldo se alió con la oposición para imponer su candidato a Defensor del Pueblo, lo que aceleró la fractura política.

Para impulsar a su propio aspirante a ese puerto, el vicegobernador contó con el apoyo de legisladores del radicalismo y del bussismo, una maniobra que trajo fuerte malestar en todo el peronismo provincial.

Lo mismo sucedió por la elección de los nuevos integrantes de la Mesa Directiva del PJ tucumano, donde ambos dirigentes volvieron a enfrentarse: finalmente, los representantes de Manzur se impusieron y así obtuvo el respaldo de 58 congresales, contra 38 que responden a su compañero de fórmula y actual adversario.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS