Diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio presentaron un amparo contra las clases virtuales en la provincia de Buenos Aires

“Recurrimos a la Justicia para defender la educación de los chicos, ante la repetición de errores y fórmulas que no funcionaron en 2020″, sostuvo el legislador opositor Daniel Lipovetzky

El diputado bonerense Daniel Lipovetzky (Télam)
El diputado bonerense Daniel Lipovetzky (Télam)

En sumatoria al reclamo que se lleva a cabo en la Ciudad de Buenos Aires, el diputado bonaerense de Juntos por el Cambio Daniel Lipovetzky, junto con sus colegas de bancada, presentó este domingo un recurso de amparo ante la Justicia platense para pedir que se garantice el dictado de clases presenciales.

”Recurrimos a la Justicia para defender la educación de los chicos, ante la repetición de errores y fórmulas que no funcionaron en 2020 por parte del Presidente y del Gobernador. Me veo en la obligación moral, no solo como funcionario público, sino también como padre, de presentar un recurso de amparo para defender el Derecho Humano a la Educación”, dijo Lipovetzky, tras el DNU que decidió emitir Alberto Fernández, suspendiendo la presencialidad de las clases por 15 días como parte de un paquete de medidas para enfrentar la segunda ola de coronavirus.

El amparo lleva la firma además de los diputados bonaerenses Diego Rovella y Emiliano Balbín y de un grupo de padres de escuelas públicas y privadas de la ciudad de La Plata, porque consideraron el accionar del gobierno nacional y provincial como “irresponsable” y “contrario al Derecho Humano a la Educación”.

”La experiencia del 2020 nos demostró que la virtualidad no es suficiente, ni satisfactoria. La falta de presencialidad ocasiona un grave perjuicio a los niños, niñas y adolescentes, sumado a que, no hay datos científicos ni epidemiológicos que justifiquen la no presencialidad”, detalló Lipovetzky.

”No se trata de presencialidad versus virtualidad, sino que, si no hay presencialidad en muchas escuelas de la provincia de Buenos Aires y también de nuestra ciudad de La Plata no van a tener clases porque muchos chicos de las zonas más vulnerables no tienen el acceso a la tecnológica necesaria para poder tener sus clases virtuales”, concluyó el diputado opositor.

El DNU de Alberto Fernández con las nuevas restricciones incluyó la suspensión de la presencialidad en las escuelas durante dos semanas (Juan Mabromata/Pool via REUTERS)
El DNU de Alberto Fernández con las nuevas restricciones incluyó la suspensión de la presencialidad en las escuelas durante dos semanas (Juan Mabromata/Pool via REUTERS)

En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires, esta mañana la fiscal ante la Cámara de Apelaciones de la Ciudad, Karina Cicheroresolvió a favor del pedido de dos organizaciones no gubernamentales para mantener las escuelas abiertas pese al decreto del Gobierno que prohíbe el dictado de clases presenciales en la Capital Federal. Los amparos habían sido presentados por un grupo de docentes nucleados en la ONG Abramos las Escuelas y el espacio Centro de Estudios de Políticas Públicas.

Estas dos organizaciones interpusieron dos amparos donde pidieron la nulidad de los alcances del DNU de Fernández, respecto a la suspensión por 15 días de las clases presenciales, al considerar que era fundamental priorizarlas. Luego, la Sala IV de Apelaciones porteña pidió la opinión de los fiscales y ahora deberá resolver la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo, que integran los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli, ya está deliberando la resolución del conflicto.

Durante la tarde de este domingo el tribunal decidirá si mañana hay clases presenciales o no en la Capital Federal. La noticia se conocería cerca de la medianoche. En el medio debe resolverse si Machiavelli formará parte de la decisión o no, debido a que es hermana de Eduardo Machiavelli, ministro de Medido Ambiente del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Un grupo de padres pidió la recusación de la jueza debido a la relación parental con el funcionario porteño, por lo que ella debe decidir qué hacer.

Si finalmente Machiavelli no participa de la decisión, se abren dos caminos. Si los otros dos jueces votan en la misma sintonía, el fallo puede ser tomado como válido. En el caso de que tengan posiciones diferentes y haya empate, se deberá buscar un juez subrogante que desempate la votación y defina si los chicos que viven en la Ciudad de Buenos Aires tendrán o no clases presenciales a partir de mañana.

SEGUIR LEYENDO