La Justicia avaló las actuales restricciones a la circulación nocturna

Un juez de instrucción rechazó el pedido de ocho abogados para que se declare inconstitucional el decreto 235, dictado la semana pasada

La justicia avaló las restricciones a la circulación nocturna
(Foto: Raúl Ferrari/cf/Telam)
La justicia avaló las restricciones a la circulación nocturna (Foto: Raúl Ferrari/cf/Telam)

Pocas horas antes de que el presidente Alberto Fernández anuncie las nuevas restricciones por la pandemia del coronavirus para el AMBA, la justicia avaló el decreto 235 que la semana pasada restringió la circulación de las 12 de la noche a las seis de la mañana en aquellos lugares de del país de alto riesgo epidemiológico.

El juez de instrucción Diego Slupski rechazó los habeas corpus que presentaron ocho abogados contra el decreto. “Los planteos formulados y aquí analizados no demuestran que la normativa impugnada implique una injustificada o impertinente afectación a los derechos individuales, específicamente al de libre tránsito o de libertad de reunión, pues el fundamento de las normas cuestionadas estriba en la preservación de la salud pública en forma razonable y proporcional; por lo que se impone su rechazo sin más trámite”, señaló el magistrado en su resolución a la que accedió Infobae.

La decisión, que ahora deberá ser analizada por la Cámara del Crimen, se tomó ayer a las 18, tres horas antes que el jefe de Estado de a conocer las nuevas restricciones en el AMBA ante el sostenido aumento de casos de coronavirus: restricción en la circulación de las 20 horas a las 6 de la mañana, suspensión de las clases presenciales del 19 al 30 de abril, cierre de los comercios desde las 19 horas, entre otras.

Desde que se inició la pandemia, en marzo del año pasado, distintos jueces y tribunales de todo el país avalaron las medidas que tomó el gobierno nacional de aislamiento obligatorio, cierre de fronteras y la situación de los varados en base a la “situación excepcional” de emergencia sanitaria.

Ante el decreto 235, los abogados, algunos de ellos integrantes del partido Republicanos Unidos, pidieron su inconstitucionalidad al considerar que viola su derecho de reunión y circulación que establece el artículo 14 de la Constitución Nacional y que ese tipo de medidas no se pueden tomar con un DNU. Pidieron que se les garantice el derecho a transitar a la noche.

El juez Slupski sostuvo que las presentaciones no encuadran en la que establece la ley de habeas corpus. “Analizados los casos, no surge de los relatos de las presentaciones iniciales agregadas verosimilitud en torno a una afectación a los derechos de los presentantes, al observarse que lo dispuesto -conforme los considerandos de su dictado- se encuentra encaminado en procurar salvaguardar la salud de la población a la que norma estaba dirigida”, sostuvo el magistrado.

Alberto Fernández en su anuncio de ayer a la noche (Presidencia)
Alberto Fernández en su anuncio de ayer a la noche (Presidencia)

Explicó que el decreto 235 fue dictado “por el Poder Ejecutivo Nacional en uso de las facultades constitucionales por el párrafo segundo del inciso 3° del artículo 99 de la Constitución Nacional, con la finalidad de evitar la propagación del virus “SARS-CoV-2” (Covid19), cuyo brote fue declarado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud el 11 de marzo de 2020, y respondiendo de esta forma según sus propios fundamentos a una cuestión de salud pública, para evitar una crisis sanitaria/social debido al considerable aumento de casos que se han evidenciado en los últimos días”.

En la resolución fueron citados los casos de contagios y de muertes que ocurrieron durante toda la pandemia y en los últimos días, en los que se registró un considerable aumento de la curva. El juez agregó que el decreto va en línea con las sucesivas prórrogas de medidas que se dictaron desde marzo del año pasado y que fueron consideradas constitucionales por los tribunales.

También señaló que las restricciones “no resultan arbitrarias ni desproporcionadas ya que se las ha establecido por un período determinado y de modo general, previéndose asimismo razonables excepciones relativas a ciertas actividades consideradas esenciales, así como a la atención de necesidades especiales que algunos individuos pudieran requerir”.

“De esta forma, no se vislumbra de las expresiones de los presentantes falta de razonabilidad en la medida dispuesta, sino que, por el contrario, se advierte que la medida dispuesta ha tenido un ostensible fin de asegurar el bien común aplicables a la población sin distinción alguna”, concluyó.

Como establece la ley de habeas corpus, el fallo fue remitido a la Sala VI de la Cámara del Crimen -superior de los jueces de instrucción de primera instancia- para que lo confirme o revoque.

SEGUIR LEYENDO: