Elisa Carrió insistió en postergar las PASO: “Le pido al Gobierno que se calme y a Juntos por el Cambio que no dramaticen”

La líder de la Coalición Cívica planteó que es “una inmoralidad” que en el peor momento epidemiológico del año haya “políticos peleando por un cargo”

Carrió explica por qué se deberían postergar las PASO

Frente a la segunda ola de contagios de COVID-19 y ante el temor latente de que la situación epidemiológica se agrave, Elisa Carrió insistió en postergar las elecciones y le pidió a Juntos Por el Cambio “que no dramaticen”.

“Nunca pensé que esta segunda ola fuera tan fuerte, sobre todo en provincia de Buenos Aires”, manifestó la referente de la Coalición Cívica, quien advirtió que “el pico (de la curva de contagios) está horizontal”. Sin embargo, se mostró en total desacuerdo con que se tomen medidas restrictivas más duras: “Sería terrible, la situación de encierro trae depresiones, provoca falta de sentido de la vida, del futuro”.

Además remarcó que durante el 2020 hubo “falta de disciplina y de autoridad” en el gobierno bonaerense ya que, según su criterio, “en el conurbano estaba todo abierto y ninguna norma se cumplía”, mientras que en la Capital Federal “todo el mundo se cuidaba”. “No se manda con el miedo, se manda con la razón; hay una diferencia abismal entre lo que dice Gollan (Daniel) o Kicillof (Axel), y lo que explica -en función del bien común- Fernán (Quirós)”, comparó.

“No hay que asustar a la gente”, reclamó, al tiempo que señaló que debido a que la situación de los hospitales del GBA “es muy mala”, “el 25% de las camas de terapia intensiva del sistema privado y público de la Ciudad, hoy está cubierto por gente que viene del conurbano”. “Si uno asusta para que la gente cumpla puede haber una explosión en los hospitales y puede haber violencia...”, advirtió.

En ese sentido, Carrió opinó que “debe haber calma, serenidad y autoridad, y eso no se hace con gritos”. La líder de la Coalición Cívica pidió “tener una unidad en un momento de mucha crisis” entre “una vicepresidenta que golpea y un presidente que está atónito”. “La impotencia lo hace gritar y decir groserías”, agregó sobre Alberto Fernández.

“Que se calme el Presidente, que se calme la vicepresidenta, que se calme Kicillof”, pidió una vez y trajo el recuerdo de la crisis del 2001: “Yo lo viví, y la situación económica y la sensación social es de un hartazgo final de la política”. Al respecto sostuvo que “le pediría” a los referentes del Gobierno “que se calmen” y a Juntos Por el Cambio “que no dramaticen algunas cosas”. En ese sentido, volvió a insistir en que las elecciones deben postergarse debido a la realidad epidemiológica que atraviesa el país.

“No nos podemos arriesgar en el mes mas frio del año a ir a votar. Tiene que haber una mayor serenidad, imagínese en este desastre sanitario que viene a políticos peleando por el cargo de diputado, es una inmoralidad”, analizó Carrió y agregó que “tenemos que pensar en la Argentina toda”. La líder de la Coalición Cívica ve factible que se realicen las PASO en septiembre: “Tendremos más vacunados y cada espacio podrá determinar sus candidaturas”.

Juntos por el Cambio debe definir si acompaña o no el proyecto de ley que va a enviar el Gobierno Nacional para posponer las Primarias. La semana pasada el ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro envió a los legisladores del principal espacio opositor un borrador del proyecto de ley para postergar cuatro semanas las PASO y las elecciones de medio término.

Lilita duda de que “sea una trampa” del Poder Ejecutivo, opinó que “quieren ganar tiempo”. Sin embargo, dijo que no puede ser “una mezquina y decir quiero votar en el peor momento para ganarles”. “Quiero ganar en un momento tranquilo y más seguro para la Argentina, si hay mala intención les va a salir mal”, advirtió.

SEGUIR LEYENDO: