Entre Ríos: sindicalistas docentes instalaron una “carpa blanca” frente a la Casa de Gobierno en reclamo de mejoras salariales

La huelga del principal sindicato del sector impidió que hubiera clases la mitad de los días desde que se reanudó el ciclo lectivo

Los docentes de Agmer instalaron una carpa blanca frente a Casa de Gobierno
Los docentes de Agmer instalaron una carpa blanca frente a Casa de Gobierno

La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) instaló hace una semana una carpa frente a la Casa de Gobierno y al Consejo General de Educación en reclamo de mejoras salariales y del reinicio del diálogo con las autoridades provinciales.

En Entre Ríos un docente inicial gana 32 mil pesos por mes, incluso sumando los últimos aumentos dispuestos por el Gobierno provincial antes de que el conflicto escalara y llevara a que haya habido paro en uno de cada dos días de clase de las primeras semanas.

“La canasta básica está en $ 56 mil. Hasta 2015 teníamos un haber mínimo que daba cuenta de la canasta. Hoy cubre un poquito más que la mitad. De allí la gravedad de la situación”, explicó a Infobae Marcelo Pagani, secretario general de la entidad gremial adherida a la Ctera.

El gremialista comentó que la determinación de montar la carpa (que resulta imposible no ligar con la lucha docente de los ’90) se tomó luego de que la administración de Gustavo Bordet interrumpiera las conversaciones paritarias tras ofrecer un incremento salarial de un 15%.

“La carpa se enmarca en la disputa salarial con el Gobierno”, afirmó.

Los docentes exigen un aumento atado a la inflación
Los docentes exigen un aumento atado a la inflación

Pagani relató que durante 2020 docentes y autoridades tuvieron un sólo encuentro paritario en marzo. La pandemia y la cuarentena motivaron la suspensión de las conversaciones a pesar de que a mitad de año Agmer reclamó reabrir la discusión salarial, sin respuesta oficial.

Al respecto, el dirigente recordó que el Gobierno nacional aún en plena emergencia sanitaria, firmó tres acuerdos paritarios con Ctera.

Luego, sobre fin de año, Bordet “otorgó unilateralmente un bono de $ 4 mil que el gremio rechazó por inconstitucional e insuficiente”, precisó. La Constitución provincial impide al Estado pagar sumas “en negro” a sus trabajadores.

Cara a cara

En febrero pasado se retomaron las paritarias. Hubo tres encuentros, el último fue el vienes 19. La intención de los maestros era recuperar el 36% de inflación del año pasado y fijar un esquema que acompañe la suba de precios del 2021. Pero la Administración de Bordet ofreció “un 15% de aumento y el blanqueo del bono, por lo que la recomposición salarial en promedio no sería más de 20 puntos”, precisó Pagani.

La versión oficial del aumento es distinta. Habla de un incremento del 36% del salario mínimo. “El Gobierno confunde a la comunidad. Al blanquear el bono y sumar el 15%, para unos 900 maestros y maestras iniciales se llega a algo más del 30%. Pero para el resto del escalafón (unos 28 mil docentes) no. El promedio es de 20 puntos”, insistió el titular de Agmer.

Luego de este ofrecimiento, el Gobierno “inmediatamente clausuró la paritaria salarial y el diálogo y decidió no seguir negociando” en el ámbito de la Secretaría de Trabajo de la provincia, agregó.

Todos estos factores llevaron a que el gremio “defina un plan de acción de paros y la instalación de la carpa para hacer visible el planteo”, puntualizó. Las huelgas fueron el 1 y 2 de marzo, el pasado lunes 8 (en consonancia con el Paro Internacional de Mujeres) y habrá dos jornadas más el jueves 11 y viernes 12. Es decir que de 10 días de clases, 5 serán con medidas de fuerza.

Pagani detalló que, a contrapelo de lo que ocurre en la provincia litoraleña, otros distritos han dado mejoras importantes a sus docentes. “Mientras las demás provincias marchan en un reconocimiento que dé cuenta del deterior del salario, en Entre Ríos eso no ha ocurrido”, consideró.

“La Ciudad de Buenos Aires otorgó el 25% para 2020 (y un 30% para 2021); la provincia de Buenos Aires dio una suba bianual 2020-2021 superior a los 70 puntos, lo mismo que acordó Nación con Ctera; Córdoba estableció un incremento de más del 50%; Tucumán el 56% y San Juan del 50%”, detalló.

“La carpa seguirá hasta tanto seamos nuevamente convocados a discutir salarios y tengamos una propuesta que podamos discutir internamente. Por la cuestión salarial, el diálogo con el Gobierno provincial ahora no existe”, resaltó.

Bordet, por su parte, defendió el ofrecimiento oficial. “La paritaria nacional cerró con un mínimo de 31.000 pesos, y el mínimo ahora en Entre Ríos es de $ 32.600. Quizás no sea suficiente y haya que seguir dialogando para encontrar una salida. Pero mientras esto ocurre es necesario que los chicos estén en clase. No son necesarios los paros cuando estamos dialogando para encontrar una solución”, reclamó al abrir el ciclo lectivo.

La carpa docente convivió el viernes pasado con los gacebos de la feria de mujeres emprendedoras, un evento oficial que se repite año a año. En esta oportunidad, el Gobernador no recorrió los stands como es tradición. Delegó esa responsabilidad en funcionarios de su gabinete.

Otros temas en agenda

Pese a todo, Pagani expresó que Agmer prosigue en paralelo las conversaciones con las autoridades provinciales sobre asuntos como el camino a la presencialidad en el marco de la pandemia, condiciones laborales, salud en el trabajo e infraestructura escolar.

En Paraná, la capital provincial, además de los paros hubo una tormenta intensa que impidió dar clases la semana pasada. Cuatro escuelas, una de ellas ubicada a tres cuadras de la Casa de Gobierno, se inundaron y padecieron daños en sus aulas. “Esto es también parte del debate con el Gobierno”, remató Pagani.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS