El principal gremio de choferes de colectivos amenazó con un paro para el viernes

La Unión Tranviarios Automotor se encuentra en “estado de alerta y movilización” tras no llegar a un acuerdo en la negociación paritaria con las cámaras del sector

La UTA amenazó con un paro para el próximo viernes (Adrián Escándar)
La UTA amenazó con un paro para el próximo viernes (Adrián Escándar)

El servicio de colectivos de corta y media distancia podría verse afectado el próximo viernes luego de que el principal gremio de choferes emitiera un comunicado amenazando con un paro. De llevarse a cabo, la medida de fuerza afectará a trabajadores esenciales que disponen del transporte público para trasladarse.

A última hora de este martes, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció que se encuentra en estado de alerta y movilización debido a la falta de acuerdo por las paritarias con el sector empresarial y adelantó que de no acercar posiciones el servicio se verá interrumpido desde las cero horas del viernes en todo el país.

En el comunicado que lleva la firma del secretario general de la UTA, Roberto Fernández, se informó que se dispuso el estado de “alerta y movilización” ante “la imposibilidad de lograr soluciones en la negociación paritaria con las cámaras que nuclean a empresarios de corta y media distancia”.

En ese sentido, el Consejo Directivo Nacional de la UTA resolvió ayer por la noche que además “en caso de no arribar a un acuerdo que contemple los reclamos lógicos y razonables de los trabajadores, se realizará un paro nacional desde las cero horas del próximo viernes 26 de febrero”.

Representantes de la UTA fueron parte ayer por la tarde de la reunión de la Confederación General del Trabajo (CGT) que se realizó en la sede de la UOCRA, en la que se analizó la convocatoria del Gobierno Nacional al acuerdo de precios y salarios y al Consejo Económico Social, y se elogió que funcionarios del Ejecutivo hayan prometido que las paritarias no iban a tener techo. Sin embargo, por lo pronto, en el caso de la Unión Tranviarios Automotor, el acuerdo con el sector empresarial se encuentra trabado y de no obtener respuesta en las próximas jornadas, repercutirá en el servicio de transporte desde la medianoche del próximo viernes.

Ayer a primera hora de la mañana, el Sindicato de Camioneros sorprendió con un paro que afectó la recolección de basura y el barrido en la Ciudad de Buenos Aires, ante la falta de pago de un bono de $25.000 a quienes no están asistiendo a sus tareas por enfermedades preexistentes, factores de riesgo o contagios por el COVID-19, y ante “la insistencia” del gobierno porteño en recortar las horas de trabajo del personal del sector. Finalmente el gremio levantó la medida de fuerza tras acordar con las seis empresas del sector, que ahora les pagarán a 520 empleados que son grupo de riesgo el bono de 25 mil pesos en cuatro cuotas acordado en las paritarias.

“Hemos logrado que 500 trabajadores, muchos infectados trabajando o personal de riesgo, a los que las empresas no les querían pagar lo firmado en diciembre, cobren el bono y hemos incorporado en el acta que las empresas harán todo lo posible para defender a los trabajadores y tratar de no modificar lo que el Gobierno de la Ciudad quiere imponer, que es achicar y ajustar”, manifestó en declaraciones periodísticas, Pablo Moyano.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS