Por qué todavía no arrancaron las sesiones Extraordinarias en el Congreso a pesar del amplio temario que propuso el Presidente

La prórroga de la ley de Biocombustibles y la suspensión de las PASO son dos temas que dividen al propio oficialismo. La oposición pide una lista de consenso

En Diputados, Sergio Massa podría convocar a sesión en los próximos días
En Diputados, Sergio Massa podría convocar a sesión en los próximos días

Por fin la agenda parlamentaria tiene apuntada una actividad: la visita en la modalidad de teleconferencia del ministro de Salud, Ginés González García. Será el próximo miércoles 3 de febrero a las 11 en la comisión que preside el tucumano Pablo Yedlin. Aunque sólo será un encuentro de carácter informativo, formalmente hasta el momento será el debut de las reuniones oficiales a pesar de los reiterados anuncios de posibles sesiones en el mes de enero, lo que no ocurrió. Fue un reclamo opositor al que accedió el ministro que explicará el plan de vacunación, los contratos firmados por Argentina y el desenvolvimiento de la pandemia. Juntos por el Cambio presentó pedidos de informes y hasta una denuncia penal desde la Coalición Cívica pero ese interbloque desairó a González García cuando los invitó a una reunión en su Ministerio.

En diciembre el presidente Alberto Fernández convocó a sesiones Extraordinarias y desde fuentes oficiales dejaron trascender que al menos en Diputados se buscaría sesionar a partir de la segunda quincena de enero. En 1985 y en el inicio del 2002 hubo actividad parlamentaria durante el primer mes del año, en ambos casos empujados por obligadas circunstancias: el reinicio de la Democracia en el arranque del gobierno de Raúl Alfonsín y el ordenamiento institucional del país después de la renuncia del ex presidente Fernando De La Rúa en diciembre del 2001. El año pasado hubo una sesión extraordinaria especial el 29 de enero en la que entre otros temas se votó la ley de sostenibilidad de la deuda pública bajo ley extranjera.

En los hechos el periodo ordinario, prorrogado, terminó en la mañana del 30 de diciembre cuando el Senado convirtió en ley la interrupción voluntaria del embarazo y los Mil Días. Tras levantar la sesión la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo saber que habría receso todo enero. En Diputados en cambio se alertó a los legisladores sobre una posible sesión cerca del 20 de enero que luego se pospuso hasta el 26 o 27. Hubo diputados del Frente de Todos con pasaje emitido y de fuerzas provinciales en la misma situación. En la Coalición Cívica, con mayoría de diputados en el área metropolitana, las diputadas de Córdoba, Catamarca y Chaco consultaron en las últimas semanas con su jefe de bloque, Juan Manuel López, para reservar pasaje y luego bajaron las reservas y los dejaron abiertos para la semana siguiente.

De todos modos admiten incluso en la oposición, que “no es raro que en enero no se sesione” mientras otros señalan que lo distinto fue que se anunciaran en off the record posibles sesiones que no tuvieron lugar y que Alberto Fernández convocara a Extraordinarias con casi 30 temas que obviamente no alcanzarán a tratarse en el transcurso del mes de febrero: fortalecimiento de la sostenibilidad de la deuda pública; medidas de incentivo de carácter tributario a los fines de fomentar la inversión en instrumentos financieros emitidos en moneda nacional; promoción de la inversión en la construcción en obras privadas; sistema de cobertura y promoción del crédito hipotecario; convenio de Basilea; reforma judicial; reforma del Ministerio Público Fiscal; el nuevo régimen del Monotributo; educación ambiental; presupuesto de Ciencia y Técnica; la ley de Etiquetado; el acceso al empleo formal para personas travestis, transexuales y transgénero; la suspensión de la aplicación de las causas de caducidad de la personalidad política de los partidos; la suspensión de la creación de Sociedades Simplificadas; el Consenso Fiscal que firmaron las provincias, y un subsidio por única vez a los familiares de los tripulantes fallecidos en la tragedia del ARA San Juan, entre otros. La semana pasada el Presidente firmó un nuevo decreto con el que amplió por segunda vez el temario. Aún así no hubo ni siquiera convocatoria a reuniones de comisión.

Una semana atrás Cristina Fernández volvió de Santa Cruz y se aplicó la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus
CRISTINA KIRCHNER / TWITTER
Una semana atrás Cristina Fernández volvió de Santa Cruz y se aplicó la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus CRISTINA KIRCHNER / TWITTER

Las razones para que se dilate la convocatoria a sesiones son varias pero pesa especialmente una: la prórroga de la ley de Biocombustibles. La norma, que vence en mayo, no está en el temario porque no la incluyó el Presidente en ninguno de los decretos que firmó. Hay quienes esperan novedades para esta semana y que se zanjen las diferencias entre el Ejecutivo (Economía y Energía), el Legislativo y puertas adentro entre los propios diputados.

Sergio Massa, presidente de la Cámara baja, junto con todos los bloques, se había comprometido a dar tratamiento a la ley en forma urgente. De hecho figuraba en el orden del día de la última sesión pero se pospuso debido a la extensión del debate de esa jornada. Todos estuvieron de acuerdo. Pero la ley, cuya autora es la oficialista María de los Angeles Sacnun, que salió con media sanción del Senado y fue votada por unanimidad, sigue frenada.

Desde el oficialismo sólo hablan quienes quieren la prórroga tal como se votó en octubre: Sacnun, el también santafesino Roberto Mirabella (muy cercano al gobernador Omar Perotti) y la tucumana Beatriz Mirkin. En Diputados, Marcelo Cassaretto, del Frente de Todos de Entre Ríos, se expresó también a favor pero explicó que no es el mismo escenario el de octubre que el actual, con una caída marcada en los combustibles de origen fósil y el alza de los commodities del maíz y la soja principalmente. El radical chubutense Gustavo Menna admite que las diferencias en torno a esta ley dividen a la Cámara en forma transversal: de un lado los diputados de las provincias hidrocarburíferas como las patagónicas y Mendoza, y del otro los que representan a las del centro y norte como Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Salta y Jujuy.

A ese tema se le agregó la habilitación presidencial para discutir el calendario electoral que podría postergar o suspender las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Gobernadores de distintos partidos políticos están a favor de la suspensión, no así el kirchnerismo duro, La Cámpora y los distritos de la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires. Cuanto más tiempo pasen sin sesionar más se aleja la posibilidad de modificar las reglas electorales de este año.

“No está en nuestras manos concretar las sesiones, es prerrogativa del oficialismo”, señaló Menna desde Chubut donde estuvo aislado junto a su esposa por haberse contagiado coronavirus. Como él tres diputadas de Juntos por el Cambio atraviesan en estos días la enfermedad, lo que no sería un problema ya que a excepción de ese interbloque el resto de las bancadas acordaron la prórroga del protocolo que habilita sesiones presenciales y permite la conexión remota de quienes justifiquen no poder viajar sea por estar enfermos o integrar los grupos de riesgo. Para Menna la razón de que no haya sesión puede atribuirse a “cierta tensión interna o descordinación entre el Legislativo y el Poder Ejecutivo”.

“Es una díficil tarea la que tiene el presidente de la Cámara”, excusó a Massa el entrerriano Casaretto que hace pocos días pasó por su despacho para puntear los temas que consideraban más urgentes: la nueva ley de Monotributo, el plan de incentivo a la construcción privada, el presupuesto para el área de Ciencia y Técnica y la ley de Sostenibilidad de la Deuda enviada por el ministro Martín Guzmán para que ningún presidente pueda a futuro endeudar al país sin permiso del Congreso. Los cuatro temas son de consenso, a diferencia de lo que ocurre con reforma judicial y reforma de la ley de Ministerio Público Fiscal, dos cuestiones que Juntos por el Cambio exige excluir del temario.

Silvia Lospennato, Miguel Bazze, Alvaro González, Mario Negri, Juan Manuel López, Brenda Austin y Omar de Marchi esta semana en el Congreso
Silvia Lospennato, Miguel Bazze, Alvaro González, Mario Negri, Juan Manuel López, Brenda Austin y Omar de Marchi esta semana en el Congreso

Esta última semana algunos integrantes del interbloque de Juntos por el Cambio mantuvieron una reunión presencial en el Palacio Legislativo para tratar las denuncias por violación a los Derechos Humanos en Formosa y pedir que una comisión de diputados y diputadas viajen a esa provincia. Desde Córdoba llegó Mario Negri, jefe del interbloque, y desde Mendoza, Omar de Marchi, vicepresidente de Diputados. Viajaron como una señal de que están disponibles para participar de las actividades parlamentarias.

De Marchi, del PRO, le dijo a Infobae que cree que “hay alguna diferencia dentro del Gobierno vinculada con Biocombustibles” y recordó al respecto “el compromiso asumido no solamente por Massa sino por todos en la última sesión de diciembre”. “Hemos exigido la inclusión en un anexo de los temas que se tratarían bajo la vigencia del protocolo, no queremos tener sorpresas”, indicó sin embargo sobre la negativa a avalar las sesiones mixtas aunque aclaró que los diputados del interbloque están dispuestos a sesionar. “La llave la tiene el Poder Ejecutivo”, agregó sobre la ley de Biocombustibles que aún no está incluida en el temario de Extraordinarias. “No nos negamos a sesionar, lo que estamos planteando es que nos respondan la fecha de vigencia del protocolo y los temas a tratar”, concluyó al volver a su provincia antes del fin de semana. En cambio propuso avanzar con temas en los que sí hay acuerdo.

Coincidió con él Juan Manuel López, jefe del bloque de la Coalición Cívica. “Nosotros le mandamos una carta a Massa enumerándole una lista de temas para los que estábamos para sesionar”, indicó sobre las iniciativas de consenso que están dispuestos a debatir y hasta a aprobar. En su caso tiene su propia hipótesis: sospecha que el oficialismo evitó convocar a sesiones porque “no nos iban a dar el escenario en la cámara de diputados para que hablemos de Formosa”. En nombre de Elisa Carrió el bloque que comanda López pidió la intervención federal de la provincia que gobierna Gildo Insfrán y la interpelación de varios funcionarios nacionales. “No tienen un tema urgente, no tienen una agenda clara entre ellos, no estaba solucionado el protocolo y también los que le iban a dar el quórum les están pidiendo un tema que no tienen resuelto como es Biocombustibles”, subrayó. “No es que no queremos sesionar”, insistió y consideró que probablemente en febrero habrá sesión.

Los diputados de la Coalición Cívica pidieron la intervención federal de Formosa y Elisa Carrió denunció penalmente la compra de vacunas Sputnik V
Los diputados de la Coalición Cívica pidieron la intervención federal de Formosa y Elisa Carrió denunció penalmente la compra de vacunas Sputnik V

El interbloque Federal, pidió priorizar la ley de Biocombustibles y así lo manifestaron en un comunicado: “A fines de diciembre del año pasado, en la Cámara de Diputados de la Nación llegamos a un acuerdo: tratar la prórroga de esa Ley de Biocombustibles durante el mes de enero de este año. Pero ese acuerdo, que es un compromiso institucional, no se está cumpliendo. La ausencia de explicaciones y el incumplimiento de los compromisos generan incertidumbre, socavan la confianza, al extremo de poner en riesgo las fuentes de trabajo que se han creado en estos años y las inversiones realizadas.

En el oficialismo buscan minimizar el tema pero no terminan de explicar qué sucedió. Recuerdan los pocos antecedentes de sesiones en enero e insisten en que hay varias cuestiones que se superponen: en un principio la falta de acuerdo para prorrogar el protocolo, las exigencias de un temario de consenso y Biocombustibles.

En la interna del Frente de Todos sin embargo hubo una noticia a la medianoche del jueves que generó distención: la publicación a esa hora en el Boletín Oficial de la reglamentación del Impuesto a la Riqueza que estaba en espera. Varios diputados empezaban a estar más que molestos y expresaron públicamente sus reclamos, entre ellos los más cercanos a Cristina Fernández y a Máximo Kirchner. “Hoy se completó un gran paso con la reglamentación del Aporte Extraordinario de las Grandes Riquezas. Es un triunfo de la equidad en plena pandemia”, escribió Leopoldo Moreau que había arrancado en punta con la queja.

Seguí leyendo: