Un funcionario clave de Bolsonaro llegará a la Argentina para avanzar en una agenda de trabajo en común

Tiene previstos varios encuentros con ministros del Gabinete Nacional. De esta manera, la relación entre Alberto Fernández y su par brasileño dará un paso importante hacia un mayor acercamiento

Un funcionario clave de Bolsonaro llegará a la Argentina
Un funcionario clave de Bolsonaro llegará a la Argentina

A ritmo lento la relación entre los presidentes Alberto Fernández y Jair Bolsonaro va entrando en una mejor sintonía. El 30 de noviembre ya hubo una charla telefónica entre ambos después de varios meses de distanciamiento profundo, por cuestiones ideológicas, principalmente, y luego por cómo encararon ambos países el manejo de la pandemia del coronavirus. También por la posición que adoptó Argentina en relación a Venezuela.

Ahora, con la visita que hará a la Casa Rosada el almirante Flavio Viana Rocha, Secretario de Asuntos Estratégicos brasileño y uno de los hombres de mayor confianza de Bolsonaro, las relaciones bilaterales darán un paso importante hacia un mayor acercamiento para avanzar en una agenda común.

Viana Rocha llegará este jueves a Buenos Aires y tiene previstos varios encuentros con ministros del Gabinete Nacional. Al primero que verá es a Gustavo Béliz, que es muy cercano al funcionario brasileño y cumple el mismo rol pero en el Gobierno argentino. Tanto Beliz como el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, participaron del armado de esta visita que se extenderá hasta el viernes. También hay previstas reuniones con el titular del ministerio de Economía, Martín Guzmán, con el canciller Felipe Solá y con el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

El rol de Viana Rocha para Bolsonaro es vital. Se transformó en su mano derecha y tuvo participación directa en la conversación vía teleconferencia que mantuvieron con Alberto Fernández. También ayudó en las negociaciones para que Brasil siguiera garantizando las exportaciones de trigo argentinas al vecino país, luego de las inquietudes que había planteado Scioli sobre el tema. A Rocha también se le atribuye la ayuda para que Brasil exporte a nuestro país 1,5 millones de dosis de Midazolam, una droga que se usa como inductor del sueño en los respiradores de pacientes con COVID-19. El país vecino tenía cerradas las exportaciones de esa medicación hasta el momento.

Este jueves, Scioli, que lo acompañará en su recorrida, le ofrecerá una cena en Villa La Ñata, en el partido de Tigre. A ese encuentro también están invitados empresarios con intereses comerciales en Brasil. Irán representantes de algunas Pymes y también de empresas importantes vinculadas con el sector energético, según se informó desde el entorno del embajador.

El almirante Viana Rocha nació en la ciudad de Fortaleza, tiene 58 años e ingresó en la Marina brasileña a fines de 1984. Es submarinista y por eso conoce Mar del Plata, donde estuvo trabajando. Habla seis idiomas y posee una amplia formación académica ya que cumplió funciones en la Academia Naval de Annapolis, capital del estado de Maryland, en los Estados Unidos.

Bolsonaro durante una ceremonia en el Palacio de Planalto (26/11/2020 REUTERS/Adriano Machado)
Bolsonaro durante una ceremonia en el Palacio de Planalto (26/11/2020 REUTERS/Adriano Machado)

Llegó a su cargo actual el 14 de febrero de 2020, tras haberse desempeñado como Comandante del Distrito Naval número 1 de Río de Janeiro. Trabó amistad desde que era asesor parlamentario de la Marina en la Cámara de Diputados en 2002 con Bolsonaro, que por entonces ocupaba su banca como diputado federal. Cuando el presidente brasileño lo designó en su actual cargo fue porque decidió por decreto que la SAE (Secretaría de Asuntos Estratégicos) pasara a ser un órgano asesor directo del primer mandatario. Entre sus competencias figuran identificar riesgos y amenazas a la integridad y a los intereses nacionales y la promoción de acciones dirigidas a una mayor inserción internacional del país.

En la reunión que Viana Rocha mantendrá con el titular de la cartera de Defensa, Agustín Rossi, se intentará avanzar con la negociación para adquirir alrededor de 200 vehículos blindados a rueda 6x6 modelo Guaraní, que fabrica la empresa Iveco en su planta de Minas Gerais. El gobierno argentino ya tuvo contacto con funcionarios chinos porque una empresa de ese origen, NORINCO, compite para ser proveedor en ese rubro.

Seguí leyendo: