El servicio de trenes se podría ver afectado por un reclamo sindical sobre la cobertura asistencial contra el COVID-19

Los gremios La Fraternidad y La Unión Ferroviaria le advirtieron al Ministerio de Trabajo que la semana próxima podrían tomar medidas de fuerza en caso de que no se cumpla con este reclamo

infobae-image

Los nuevos casos de coronavirus a lo largo y ancho del país mantienen un tendencia ascendente y la llegada de una segunda ola preocupa al Gobierno, que por estas horas evalúa tomar nuevas medidas restrictivas de la circulación de las personas. En este contexto de contagios en ascenso las condiciones en las que viajan los pasajeros del trasporte publico se convierte en un elemento crucial, en donde si se respetan los protocolos establecidos las probabilidades de contagiarse se reducen considerablemente. Es así que la advertencia que lanzaron algunos gremios ferroviarios sobre la posible suspensión de los servicios desde la semana próxima genera una especial atención.

Los principales gremios ferroviarios advirtieron que el servicio de trenes podría verse afectado en los próximos días debido a que, según denunciaron. las ART ya no les cubren a los empleados el tratamiento en caso de contagiarse de coronavirus.

De acuerdo con lo que precisaron durante una reunión que mantuvieron con representantes de los Ministerios de Trabajo y de Transporte, los sindicalistas cuestionaron la aplicación de la Resolución 38/2020 de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, publicada originalmente el 28 de abril del año pasado en el Boletín Oficial.

Según los delegados de la agrupación La Fraternidad, liderada por Omar Maturano, en el momento en el que el Gobierno decretó que el país pasaba del aislamiento al distanciamiento obligatorio, “desapareció” la asistencia a los empleados del sector que pudieran contraer COVID-19.

“Esta situación será anunciada a cada compañero para que decidan su presencia o no en el puesto laboral. Asimismo, reclamamos, a habida cuenta de su exposición a los contagios y en virtud del rebrote de la pandemia, la necesidad de la vacunación de todos nuestros compañeros”, precisaron desde el gremio a Infobae.

infobae-image

A esta exigencia se sumaron también los enviados de la Unión Ferroviaria, que conduce Sergio Sasia, quienes manifestaron “la necesidad fundamental de mantener dentro de la cobertura de las Aseguradoras de Riesgo del Trabajo las patologías derivadas del COVID-19″. Además, coincidieron en el pedido de “la vacunación”.

Esta discusión se dio durante una reunión que los delegados de ambos sindicatos tuvieron este jueves con las autoridades nacionales en el marco de las conversaciones paritarias, y de la que también participaron representantes de la Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles Argentinos (APDFA) y de la Asociación Señaleros Ferroviarios Argentinos (ASFA).

En tanto, por el lado del Gobierno se presentaron funcionarios de la Secretaría de Gestión y Empleo Público y del Ministerio de Transporte, quienes destacaron que ya solicitaron ante sus pares de Salud “la priorización de los trabajadores y las trabajadoras ferroviarias a la hora de vacunar”.

De esta manera, La Fraternidad ya anticipó que, si no se garantiza la atención por parte de las ART para quienes se infecten, serán los propios conductores los que decidirán si se presentan o no en sus puestos laborales, lo que podría generar demoras y cancelaciones en los servicios de las diferentes líneas de trenes. A esta decisión podrían sumarse también el resto de los sindicatos, que coincidieron en el reclamo y amenazaron con avanzar con “las medidas que se estimen corresponder” si no se llega a una solución.

Omar Maturano, líder de La Fraternidad (Télam)
Omar Maturano, líder de La Fraternidad (Télam)

Por el momento, los gremios acordaron un cuarto intermedio con las autoridades nacionales y volverán a reunirse el próximo miércoles para continuar debatiendo este punto y un aumento salarial.

Por otra parte, este conflicto surgió en medio de un creciente malestar de La Fraternidad por una “cuantiosa deuda con la obra social” del gremio, según denunció su secretario general, Omar Maturano, situación que derivó en un paro total a finales de diciembre pasado.

En aquella oportunidad, el dirigente sindical mantuvo un extenso encuentro con las autoridades de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), en el que también participaron su par del consejo directivo de la CGT, José Luis Lingeri, y el presidente de la Obra Social Ferroviaria (OSFA), Juan Sifrén, pero no se pudo llegar a un acuerdo.

Según Maturano, la obra social del gremio es “deficitaria” y desde la SSS “no hubo respuestas a la necesidad de resolver el grave problema”. La diferencia está en el monto del dinero reclamado. “Nosotros decimos que nos deben $140 millones y ellos dicen $86 millones”, sostuvo sobre las negociaciones que se estaban llevando adelante. Por esta discusión se produjo un paro de trenes que finalizó con una orden de conciliación Obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo.

Seguí leyendo:

La Fraternidad acató la conciliación obligatoria y los trenes volverían a funcionar luego del mediodía

La policía desalojó la toma de terrenos en la estación Victoria del ferrocarril Mitre