Tras el cruce con Berni por las Taser, los intendentes de Juntos por el Cambio exigen los fondos prometidos para seguridad

Los jefes comunales le bajaron el tono a la disputa y aseguraron que quieren adquirir las armas eléctricas para colaborar con la Policía Bonaerense. Reclaman la firma del convenio anunciado por el gobierno nacional hace un mes y medio

El ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni (Adrián Escandar)
El ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni (Adrián Escandar)

“Las Taser obviamente son para la Policía Bonaerense. Lo nuestro fue una sugerencia, no una imposición. La reacción de Berni nos sorprendió. Hasta pensamos que esto ayudaba. Hace un mes y medio que estamos esperando la firma del convenio para el equipamiento en seguridad”.

“No entiendo por qué se molestó Berni. Si comprábamos las pistolas Taser era para que la utilice la policía de la provincia de ellos. Nosotros hemos comprado patrulleros, cámaras y hasta chalecos para equiparlos a ellos. No hay ninguna duda de que la Policía Bonaerense depende del ministro Berni y del gobernador Kicillof. Los dos que fueron absolutamente incapaces de evitar el levantamiento de la policía”.

“Nosotros no decimos que los municipios utilicen las Taser, porque esto tiene que estar en manos de una fuerza de seguridad, con protocolo y capacitación previa como corresponde. Los fondos que nos prometieron el 4 de septiembre destinado para seguridad todavía no desembarcó. Estamos esperando que eso se confirme todavía, es muy importante ese convenio. No voy a polemizar con Berni”.

Esas son solo algunas frases con la que los intendentes de Juntos por el Cambio, Néstor Grindetti (Lanús), Jorge Macri (Vicente López), Julio Garro (La Plata) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero) le respondieron al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, por la ácida crítica de este ante la iniciativa de los alcaldes de enviar un proyecto de ordenanza a las legislaturas para que se los autorice a comprar pistolas eléctricas para equipar a los uniformados que trabajan en sus distritos.

El dinero saldría del “programa nacional para el fortalecimiento de seguridad” en el AMBA que contempla el giro de un fondo inicial de $10.000 millones cuya ejecución quedará en gran medida en manos de los 24 intendentes del conurbano para la compra de patrulleros, equipamiento y armas, que el 4 de septiembre anunció el presidente Alberto Fernández junto al gobernador Axel Kicillof.

Hasta ahora, se según dicen los intendentes entrevistados por Infobae, de ese dinero no llegó un centavo y de ahí el fuerte reclamo, ya que el objetivo era equipar mejor a la fuerza de seguridad bonaerense ante el recrudecimiento de la inseguridad.

Cuando Berni se enteró por los medios de comunicación de la iniciativa de los cuatro alcaldes de la oposición de adquirir pistolas Taser, reaccionó como suele hacerlo, con ironía y sin medir las posibles consecuencias de sus palabras.

Los intendentes de Lanús, La Plata, 3 de Febrero y La Plata que ofuscaron a Sergio Berni, el ministro de Seguridad, por su intención de comprar pistolas Taser.
Los intendentes de Lanús, La Plata, 3 de Febrero y La Plata que ofuscaron a Sergio Berni, el ministro de Seguridad, por su intención de comprar pistolas Taser.

Fue un estrecho colaborador del ministro quien le leyó las declaraciones que en radio La Red había realizado secretario de Seguridad y jefe de Gabinete de Lanús, Diego Kravetz, explicando el plan para adquirir las pistolas no letales.

De inmediato solicitó salir y disparó: “Lanús no tiene Policía; si quieren comprar las pistolas, las pueden comprar, pero las van a usar entre los funcionarios. La Policía local es parte de la Bonaerense. Un secretario de Seguridad dice ‘nosotros los metemos presos’ como si tuvieran su propia policía; o decir ‘voy a comprar pistolas Taser para mi policía’; y la verdad es que la policía es bonaerense y responde a la conducción de la provincia de Buenos Aires. Tenemos que dejar de hacer un poco de demagogia y comenzar a pensar en un plan integral de seguridad y cómo aplicarlo. Lanús puede comprar todas las pistolas que quiera, pero no sé con quién las va a usar. Acá el que conduce la policía bonaerense y desarrolla el plan de seguridad es el ministro de Seguridad de la Provincia, no el municipio. Se apropian de las policías locales como si fueran suyas, pero cuando generan líos la desconocen”, puntualizó.

Consultados por Infobae, las respuestas no tardaron en llegar. Tampoco los choques de los alcaldes con el ofuscado funcionario de Kicillof.

“Hace un mes y medio, el gobierno nacional junto a Kicillof y con la presencia de 24 intendentes del Conurbano dijeron que se creaba un fondo de seguridad de más de 7.500 millones de pesos para distribuir entre 24 distritos para la compra de elementos de seguridad cuya adquisición se iba a acordar en un convenio entre cada intendencia y la provincia. En Lanús, nosotros sugerimos comprar unos 20 móviles, unas 150 cámaras un software más avanzado para las cámaras más inteligentes, y agregamos el tema de las pistolas Taser. Obviamente, la provincia tiene el no. Si la provincia no quiere no lo podemos comprar porque es un convenio que deben firmar las dos partes, y que además si compráramos las Taser serían para que las use la policía provincial después de la debida capacitación. Es potestad del ministro y del jefe de policía decir que las usen o no las usen. Lo que hicimos nosotros fue hacer una sugerencia dentro del marco del convenio que esperemos que lo firmemos pronto. Esta fue solo una sugerencia. No una imposición. Las Taser no las vamos a usar los funcionarios ni vamos a jugar con ellas al Pinball, como dice Berni”, argumenta Grindetti.

-¿En Lanús tienen una fuerza policial que depende de la intendencia?

-Solo tenemos un equipo de Seguridad Ciudadana, que no es policía. Son móviles nuestros que patrullan las calles. Pero no tienen estado policial. No son policías, por eso nunca los podríamos equipar a ellos con una Taser. Nunca estuvo en nuestra intención que ellos porten las pistolas Taser como interpretó el ministro. Berni hizo muy bien en en unificar la policía provincial, la bonaerense, y la policía distrital bajo un solo mando. Y ese mando los puso a trabajar en conjunto, en el caso de Lanús, con el secretario de seguridad Kravetz. Por eso tenemos un centro de comando unificado con más de 850 cámaras. La reacción de Berni nos sorprendió porque nuestra sugerencia fue realizada en el marco del convenio. Hasta pensamos que esto ayudaba para poder terminar de firmar estos convenios que llevan más de un mes y medio de atraso.

-Berni dice que están haciendo política con el anuncio de la compra de las pistolas eléctrica.

-La verdad mi intención no fue hacer política con esto, en todo caso ayudar a equipar a la policía bonaerense y firmar de una buena vez ese convenio. A mi me hicieron sentar en primera fila. Dijeron que a Lanús le iban a tocar 300 millones de pesos, y hasta ahora no pudimos conversar sobre el tema. Es más, creí que cuando hiciéramos público esto Berni lo iba a tomar muy bien porque es un interesado en que se compren estos elementos.

-¿Por qué espera con tanta ansiedad la firma del convenio con la provincia de esa partida de dinero para seguridad?

-Todos estamos esperando la firma de los convenios. Hay distritos que tienen que salir corriendo a comprar patrulleros porque no tienen. Nosotros por suerte ya compramos, por eso con 20 o 30 móviles ya estaríamos bien. Con la diferencia, podemos comprar las 150 cámaras, que teníamos previstas para el año que viene, y haciendo un esfuerzo, con los mangos que quedaban, comprábamos unas Taser. Ahora, si Berni no quiere, no las compramos, Punto. Nada más. No estamos tratando de imponer nada.

El 4 de septiembre se anunció que 24 distritos bonaerense serían beneficiados con unos 10 mil pesos para adquirir elementos de seguridad. El dinero aún no llegó
El 4 de septiembre se anunció que 24 distritos bonaerense serían beneficiados con unos 10 mil pesos para adquirir elementos de seguridad. El dinero aún no llegó

“No hay ninguna duda de que la policía de la provincia de Buenos Aires depende del ministro Berni y del gobernador Kicillof. Los dos fueron absolutamente incapaces de evitar el levantamiento de la policía. Tuvieron que meterlo al Presidente a resolver este conflicto. No entiendo por qué se molestó Berni. Si compramos las pistolas Taser era para que ellos las utilicen. Nosotros hemos comprado patrulleros, cámaras y hasta chalecos, para equipar a los policías. Nosotros lo escuchamos a Berni decirle a la ministra de Seguridad de la Nación: ´Si tienen pistolas Taser y no las van a usar, que me las entregue'. Entonces, lo que estamos haciendo es preparándonos, en caso de que el quiera equipar a los policías bonaerense que trabajan en nuestros municipios, con esas pistolas. Por eso enviamos un proyecto, a nuestras legislaturas, para que se nos autorice a comprarlas. Después será el ministro el que capacite a los policías para que utilice esas armas y a quienes va a equipar. Creemos que son útiles y evitan muertes”, dijo el intendente de Vicente López que, como Grindetti, negó de manera enfática estar haciendo política con la autorización que solicitó a la legislatura local para la adquisición de las Taser.

“Buscamos aportar una herramienta para la seguridad de los vecinos, para la tranquilidad de los policías y trabajadores de la Seguridad. Nosotros no decimos que los municipios utilicen las Taser, porque esto tiene que estar en manos de una fuerza de Seguridad, con protocolo y capacitación previa como corresponde”, respondió a su turno Valenzuela.

Desde la casa de gobierno de La Plata, los allegados al gobernador Kicillof prefieren no opinar sobre la disputa entre su ministro y los intendentes de Juntos por el Cambio. De hecho, aseguran que el propio gobernador se sorprendió cuando escucharon el viernes a Berni declarando en radio Mitre que si el juez ordena el desalojo del predio de Guernica como está previsto para el 15 de octubre, no podrá realizarlo porque no consigue juntar los cuatriciclos y los colectivos que necesita para llevar gasta Presidente Perón a los policías.

Seguí leyendo:

Sergio Berni cuestionó a los municipios de Cambiemos que anunciaron que comprarán pistolas Taser

Con el respaldo de Vidal, se formó el Grupo Dorrego en Buenos Aires: los intendentes del PRO buscan afianzar su poder territorial

MAS NOTICIAS