Felipe Solá rechazó una citación de la oposición al Congreso para explicar los planes del Gobierno ante el BID

El canciller no concurrirá a la Comisión de Relaciones Exteriores como quiere Juntos para el Cambio para que justifique por qué la Argentina no presentó un candidato y se eligió al norteamericano Claver-Carone al frente de ese organismo de crédito internacional

mdinatale@infobae.com
El canciller Felipe Solá
El canciller Felipe Solá

La designación del funcionario norteamericano, Mauricio Claver-Carone, como nuevo titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que el sábado fue vetada por la Argentina al no poder imponer un candidato propio, sigue generando polémica: el canciller Felipe Solá rechazó anoche un pedido de citación de la oposición para concurrir a la Cámara de Diputados a explicar la “fallida estrategia” del Gobierno por no haber podido revertir la avanzada de Donald Trump en el organismo de crédito regional.

Los diputados de Juntos para el Cambio exigieron por medio de un escrito que Solá concurra a la Comisión de Relaciones para saber por qué el Gobierno no presentó finalmente al Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz, como estaba previsto, para competir con el norteamericano Claver-Carone. Y también objetaron las “marchas y contramarchas que podrían representar costos para nuestro país en materia de diplomacia”.

Sin embargo, el canciller Solá en coincidencia con el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, el peronista, Eduardo Valdés, decidió eludir el pedido de citación del bloque opositor mayoritario por entender que se trata de una “maniobra política” y demuestra “una incoherencia”, según deslizaron a Infobae allegados al canciller.

Concretamente, el ministro de Relaciones Exteriores cuestiona a la oposición ya que el 10 de agosto pasado los diputados que ahora objetaron la estrategia del Gobierno de frenar la embestida de Claver-Carone firmaron un proyecto de resolución por el que adherían a un pedido de ex cancilleres de la democracia en donde planteaban la necesidad de que la titularidad del BID quedara en manos de un lationoamericano como ocurrió desde 1959 en que fue creado el organismo multilateral. También avalaron la estrategia de avanzar contra el funcionario de Trump con un candidato argentino.

Ayer, después de conocer el pedido de citación de los legisladores de Juntos por el Cambio, el canciller Solá comentó un grupo de funcionarios: “Cómo voy a ir (a Diputados) ante semejante incoherencia. Me apoyaron y ahora, cuando obtuvimos más de lo que pensábamos me quieren juzgar”, dijo.

De esta manera, el ministro de Relaciones Exteriores recordó ante sus funcionarios que la Argentina trató hasta último momento de frenar la designación del funcionario de Trump y contó para esto con el apoyo de la Unión Europea, Chile, Costa Rica y México, entre otros. Si bien el voto del sábado fue secreto se supo que Claver-Carone logró 30 votos a favor (más del 66%) y 16 países se abstuvieron, entre ellos el bloque de la Argentina y sus aliados.

Ante estos hechos y de cara a la ofensiva opositora contra Solá, el diputado Valdés expresó ayer a Infobae que “sorprende poderosamente que los legisladores de Juntos por el Cambio que ahora piden citar al canciller hace menos de un mes apoyaron una declaración en la que avalaron la idea de que un norteamericano no debía ocupar la titularidad del BID”.

A la vez, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores dijo que en estos momentos “no hay lugar” en la agenda de trabajo de la comisión para citar al canciller ya que fue acordado previamente un temario que contempla, entre otras cosas un acuerdo internacional en la OIT y el tratamiento de una adhesión a un protocolo de medio ambiente.

Mauricio Claver-Carone
Mauricio Claver-Carone

El pedido de citación a Solá en la Comisión de Relaciones Exteriores que fue liderado por el vicepresidente de la comisión, el radical Facundo Suárez Lastra, sostiene que: “Pasamos de tener un candidato y buscar apoyos regionales, a promover la no participación en la reunión electoral para evitar el quorum en la votación. Quedamos solos al final del día. Esas marchas y contramarchas podrían representar costos para nuestro país en materia de diplomacia y relaciones internacionales".

Ante esto, los legisladores de Juntos para el Cambio creen "importante contar con un informe verbal por parte del canciller Solá que dé cuenta del análisis realizado por los funcionarios de nuestra Cancillería, las consecuencias que se esperan y la planificación relativa a política exterior que piensan implementar en función de ese diagnóstico”.

Ayer, la diputada radical Karina Banfi, que también suscribió ese pedido y forma parte de la Comisión de Relaciones Exteriores, destacó ante Infobae que “el Congreso puede citar a un ministro cuando quiere a dar explicaciones sobre políticas de Estado y con mayor razón lo debe hacer cuando nunca nos informaron los detalles de la estrategia fallida que llevó a Estados Unidos a lograr la presidencia del BID”.

Además de Banfi y Suárez Lastra, la iniciativa de Juntos por el Cambio fue acompañada por los diputados Albor Ángel Cantard, Carmen Polledo, Alberto Asseff, Diego Mestre, Dolores Martínez, Ricardo Buryaile, Francisco Sánchez y Marcelo Orrego.

Estos mismo legisladores suscribieron hace menos de un mes el expediente 4090-D-2020 por el que se expresó la adhesión a la iniciativa conjunta de todos los ex Cancilleres de la Democracia de nuestro país con fecha 16 de julio del 2020 y a la declaración de ex presidentes latinoamericanos realizada el 18 de junio del 2020, las cuales instaron a respetar el histórico consenso regional de que la presidencia del BID permanezca ocupada por un/a latinoamericano/a o caribeño/a.

También esa resolución avalada por opositores y oficialistas planteaba la idea de acompañar la solicitud del Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y de Política de Seguridad, Josep Borrell, y las peticiones realizadas por el canciller Solá, autoridades de Chile, México y Costa Rica, que sostenían la necesidad de postergar la elección de la presidencia del BID, en el marco de la grave situación sanitaria y económica producto de la pandemia del COVID-19.

Esta fue parte de la estrategia que llevó adelante el Gobierno al proponer no dar quórum en las elecciones del sábado en el BID, para ganar tiempo y evitar que Claver-Carone se haga cargo del organismo.

Aunque en el frente opositor de Juntos para el Cambio no aparece del todo uniforme ante la postulación del norteamericano en el BID. Ayer, el ex secretario de Asuntos Estratégicos de Mauricio Macri, Fulvio Pompeo, le envió una carta a Claver-Carone para felicitarlo por su designación y destacó que desde la Secretaría de Relaciones Internacionales del PRO están dispuestos a “continuar un trabajo conjunto para profundizar los vínculos de cooperación entre los los países de nuestro continente”. También Pompeo resaltó que comparte con Claver-Carone “los mismos valores democráticos” al tiempo que aventuró que el mandato del funcionario de Trump en el BID “será una gran oportunidad para el crecimiento y desarrollo de América latina”.

Seguí leyendo:

En medio de las tensiones por la quita de la coparticipación, Alberto Fernández y Rodríguez Larreta volverán a reunirse esta semana para definir cómo sigue la cuarentena

Dura crítica de Santiago Cafiero a Mauricio Macri: “La carta parece bajada de una monografía del ‘Rincón del Vago’”



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos