El enojo del gobierno de Axel Kicillof tras la reapertura de los gimnasios en San Isidro: “Son distritos de la oposición que están continuamente transgrediendo”

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, cuestionó la determinación del intendente Gustavo Posse de habilitar la actividad física en lugares cerrados. En el interior, Tandil y Olavarría también tomaron esa decisión por decreto

San Isidro permitió la apertura de gimnasios bajo un estricto protocolo (Foto ilustrativa - REUTERS/Manaure Quintero)
San Isidro permitió la apertura de gimnasios bajo un estricto protocolo (Foto ilustrativa - REUTERS/Manaure Quintero)

“Habilitamos la actividad en los gimnasios bajo protocolos muy estrictos, solo para clases individuales y con medidas de bioseguridad. De a poco vamos incorporando medidas seguras para que puedan funcionar la mayor cantidad de actividades”, publicó ayer por la tarde en su cuenta de Twitter el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

A pesar de que esa actividad no contó con la aprobación de la Jefatura de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, ese partido del norte bonaerense se convirtió en el primer distrito en permitir el regreso de la actividad física en lugares cerrados en el conurbano.

Este lunes abrió ya una reconocida cadena en Vicente López y a medida que así lo soliciten sus propietarios a través de la web del Municipio podrían abrir otros 80 en los próximos días.

Dos semanas atrás, el intendente Posse había permitido el regreso de la práctica de deportes individuales y ahora, con un sistema de “burbujas” deportivas, estaciones sanitarias y un diagrama de flujo de personas, habilitó la vuelta de los gimnasios haciendo caso omiso a las advertencias del Gobierno bonaerense, que considera que aún no están dadas las condiciones epidemiológicas para avanzar en ese sentido.

Tuit del intendente de San Isidro, Gustavo Posse
Tuit del intendente de San Isidro, Gustavo Posse

“Los últimos meses nos estuvimos reuniendo con los propietarios de gimnasios, evaluando de qué manera se podía volver a la actividad en medio de esta pandemia. Estamos contentos con el protocolo que establecimos, porque al mismo tiempo que protege a trabajadores y usuarios, permite que los vecinos vuelvan a la actividad física, algo que también hace bien a la mente”, afirmó el intendente Gustavo Posse en el sitio oficial del municipio. Además, dijo que habrá inspecciones exhaustivas para comprobar que se cumplan con los protocolos establecidos.

Desde el gobierno bonaerense sostienen que se enteraron de esa resolución oficial este lunes por la noche y que durante el día de hoy se reunirán con el jefe municipal para convencerlo de dar marcha atrás con la medida.

“Me enteré anoche y esperamos hablar hoy con el secretario de salud. Le vamos a decir que no es necesario, que discutamos y trabajemos juntos. Nosotros creemos que hay que esperar algunas semanas para abrir gimnasios, necesitamos bajen los casos”, dijo a Radio 10 Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, quien recordó: “Tenemos un ámbito donde discutimos con los intendentes y nos parece que será el lugar propicio para tratar la discusión”.

Con esa decisión, San Isidro se suma a otros distritos del interior también de la oposición como Tandil y Olavarría, que decidieron la apertura de los gimnasios por decreto. Frente a estos actos de rebeldía, Kreplak fue contundente: “Hay muchos distritos que no cumplen con la normativa y lo hacen por decretos o resoluciones. Todos los días hay que llamarlos y explicarles que no. Son distritos de la oposición que están continuamente transgrediendo”.

El protocolo establece que haya una persona por cada 25 m2 en gimnasios con espacios cerrados con ventilación natural
El protocolo establece que haya una persona por cada 25 m2 en gimnasios con espacios cerrados con ventilación natural

El funcionario recordó que “las decisiones no se toman basadas en caprichos sino en ciencia y epidemiología” y que objetivo del gobernador Axel Kicillof “es tratar que los dirigentes políticos nos acompañen y trabajemos todos juntos”.

En San Isidro, la normativa establece que quienes asistan a los gimnasios deberán estar supervisados por instructores o profesores, cumplir con el diagrama de flujo que consiste en “entrar-entrenar-salir” sin hacer uso del vestuario ni permanecer en el lugar después de terminar con la rutina de ejercicios.

Los deportistas deberán presentar un certificado médico de aptitud y no podrán realizar ninguna actividad física de contacto ni clases colectivas. Las instalaciones deberán tener ventilación natural y el horario de funcionamiento será de lunes a viernes de 07:00 a 22:00 y los sábados, de 07:00 a 19:00.

Distanciamiento entre máquinas, y en el piso señalética que indica la dirección para evitar cruces entre personas
Distanciamiento entre máquinas, y en el piso señalética que indica la dirección para evitar cruces entre personas

En cuanto al protocolo de higiene y seguridad se estableció que la capacidad máxima permitida estará basada en función de los m2 del lugar: una persona cada 10 m2 en gimnasios con espacios al aire libre y una persona por cada 25 m2 en gimnasios con espacios cerrados con ventilación natural.

Todos los gimnasios tendrán que realizar una hora de corte para desinfección e higienización del lugar y deberán respetar el distanciamiento de 5 metros por persona. Los baños solo podrán usarse para su uso sanitario específico y deberán ser sanitizados tras cada uso.

En cuanto a los propietarios de gimnasios que deseen volver a abrir sus puertas deberán ingresar a la web municipal y solicitar la habilitación correspondiente, que se realiza llenando un formulario y adjuntando una documentación que luego verifica la Secretaría de Inspección, Registros Urbanos y Tránsito, en el lugar.

Seguí leyendo:

San Isidro habilitó paseos familiares sin cruzar la calle y busca reactivar la actividad hípica

Abrieron bares y cafés con sillas al aire libre en San Isidro


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos