Murió por coronavirus el gremialista Sergio Valenzuela, el recordado “gordito” de Raúl Alfonsín

El secretario general de ATE en la seccional Cutral Co-Plaza Huincul falleció a los 66 años, tras estar internado más de tres semanas a causa del COVID-19. En 1987 quedó en la historia por reclamarle que "tenían hambre" al por entonces Presidente, quien le respondió: "A vos no te va tan mal, gordito"

Sergio Valenzuela (a la derecha), junto al intendente José Rioseco el pasado enero, cuando firmaron el último aumento para los empleados estatales de Cutral Co.
Sergio Valenzuela (a la derecha), junto al intendente José Rioseco el pasado enero, cuando firmaron el último aumento para los empleados estatales de Cutral Co.

A los 66 años y luego de estar más de tres semanas internado en la terapia intensiva del hospital de Zapala, en la provincia de Neuquén, murió por coronavirus el histórico secretario general del gremio ATE, en la seccional Cutral Co-Plaza Huincul, Sergio Valenzuela. El referente del sindicato fue protagonista de una anécdota que quedó en la historia en 1987, cuando tras reclamarle a Raúl Alfonsín en un acto que “tenían hambre”, el ex Presidente le contestó: “A vos no te va tan mal, gordito”.

Según le confirmó a La Mañana de Neuquén el titular de ATE Neuquén, Carlos Quintriqueo, la esposa de Valenzuela también dio positivo de COVID-19, pero su cuadro no revistió de tanta gravedad y pudo recuperarse.

“Es una lástima que el COVID se haya llevado a un compañero. Desde ATE estamos trabajando en la concientización de cuidarnos. Sergio era una persona de riesgo y tuvo la mala suerte de contagiarse. Por eso insistimos en que los que somos se riesgo que se cuiden y los que no son también, porque tiene que evitar contagiar a los demás”, remarcó el gremialista a ese medio.

Pesaba apenas 70 kilos cuando pasó a la historia como el “gordito”. Se encontraba desocupado y tenía ocho hijos que alimentar (luego llegaron otros cuatro). Por eso, durante un acto de Raúl Alfonsín en Chos Malal, el 4 de agosto de 1987, hizo escuchar su voz en medio de un grupo de manifestantes que reclamaban “tener hambre”. Entonces, el mandatario no dudó y le respondió a la vista de todos los presentes con una frase célebre: “A vos no te van tan mal, gordito”.

“En aquel momento fue duro. Estaba pasándola mal en lo económico y no fue grato”, recordó Sergio Valenzuela, en una entrevista cedida a Radio 2 de Rosario. “Me dio algo de miedo. Temía represalias, porque tuve una captura y estuve detenido diez días por desacato a la investidura presidencial”, agregó el sindicalista, que se entregó después de pasar algunos días escondido.

Seis años más tarde el recordado Jorge Guinzburg los reunió en un programa de televisión. “Es un gusto conocerlo y darle la mano. Y en todo caso, pedirle disculpas. Yo me salí de tono y creo que Sergio también”, comentó el ex Presidente. “Las disculpas las tengo que pedir yo”, retrucó el supuesto “gordito”.

Asimismo, Valenzuela recordó la anécdota con Alfonsín en octubre del año, cuando fue invitado al programa de Mirtha Legrand. De todas formas, no había acudido al ciclo de la diva para hablar de esa vieja experiencia, sino que lo invitaron para dar sus impresiones sobre lo que en ese momento estaba sucediendo en Cutral Co. Sucede que en la localidad petrolera un chico de 11 años, Luciano Fuentes, había muerto tras quedar en medio de un tiroteo entre bandas enemigas.

Más allá del suceso que lo hizo “famoso” a nivel nacional, Valenzuela siempre fue muy reconocido en su ciudad por su actividad gremial, con la que alcanzó buenos acuerdos para los empleados municipales que representaba. Por caso, el pasado enero había firmado un aumento del 45 por ciento, a pagarse en dos cuotas, con el intendente José Rioseco.

Seguí leyendo



TE PUEDE INTERESAR