Mendoza sancionará con hasta 30 días de cárcel a quienes violen la cuarentena con “juntadas” clandestinas

La Cámara de Senadores local aprobó una ley que busca establecer medidas "ejemplificadoras" para las personas que incumplan con el aislamiento preventivo. La fiesta del "caso 98" impulsó al gobernador Suárez a endurecer su postura

infobae-image

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, logró la sanción de una ley que endurece el arresto para las personas que realicen reuniones sociales o “juntadas” clandestinas, mientras duren las medidas preventivas de aislamiento por la pandemia del nuevo coronavirus.

Ayer, la Cámara de Senadores de Mendoza aprobó la iniciativa impulsada por el Ejecutivo provincial. El proyecto establece como sanción una pena de prisión de entre 15 a 30 días, o bien el resarcimiento con trabajo comunitario para quienes violen la cuarentena.

El texto legislativo modifica el artículo 119 bis al Código Contravencional de la provincia. La Cámara alta dio sanción al proyecto con 22 votos positivos del oficialismo, 3 negativos del Frente de Izquierda, Protectora y el Partido Intransigente. El bloque del Frente de Todos resolvió pronunciarse con 13 abstenciones. La medida ahora solo resta ser promulgada por el gobernador.

La senadora Mercedes Rus fue la miembro informante por el oficialismo y enfatizó que esta norma contravencional es de “aplicación temporal” durante el período de vigencia de la emergencia y resaltó que el objetivo de la gestión de Rodolfo Suárez es que “tenga un efecto disuasorio”.

La provincia tuvo, en el último mes, algunos casos resonantes de reuniones no autorizadas que tuvieron como consecuencia alguna marcha atrás en la flexibilización del aislamiento. El más llamativo fue el que tuvo origen en el denominado caso 98″, un hombre de 37 años que trabaja en una bodega y que desencadenó un brote de coronavirus en Luzuriaga, en el departamento de Maipú, durante una fiesta clandestina. Aquel festejo, donde se contagiaron al menos unas 11 personas, tuvo todos los condimentos. Según el relato de testigos, circuló entre los participantes la conocida “jarra loca” y los asistentes compartieron bebidas alcohólicas desde el pico de la botella.

La ley que endurece el castigo para quienes violen la cuarentena en Mendoza no estuvo exenta de polémica. El senador del Frente de Todos, Alejandro Abraham expuso su crítica hacia la normativa al afirmar que las facultades en materia penal son delegadas por las provincias a la Nación. Por lo tanto, advirtió que la inconducta regulada en la normativa aprobada ayer ya está tipificada en el articulo 205 del Código Penal nacional y que es “inconstitucional”.

“Vamos a generar un disturbio judicial”, manifestó Abraham durante el debate en el recinto.

El gobernador mendocino Rodolfo Súarez endureció las sanciones contra las reunione sociales no autorizadas.
El gobernador mendocino Rodolfo Súarez endureció las sanciones contra las reunione sociales no autorizadas.

“Mientras votan una ley para meter en la cárcel a quiénes organicen reuniones no permitidas durante la pandemia. Algunos de ellos, las organizan en sus iglesias o banderazos. Incluso reclaman que no se les aplique la ley a ellos”, fustigó por su lado el senador Lautaro Jiménez, del Frente de Izquierda, uno de los opositores a la ley.

La norma establece sanciones de entre 15 y 30 días de arresto o trabajo comunitario desde 60 hasta 80 días para quienes no cumplan con las normas que regulan los encuentros y en caso de reincidencia la sanción se elevará al doble de su mínimo y máximo.

Según el texto, el objetivo es imponer “una sanción ejemplificadora a quien de manera irresponsable pone en peligro a la sociedad toda, no sólo por la posible propagación del coronavirus, sino también con la consecuente limitación a las actividades que han sido habilitadas, lo cual repercute a su vez en aspectos sociales y económicos”.

La ley, además, regula que solo estarán permitidas las reuniones familiares domiciliarias de hasta diez personas los domingos en el horario de 11 a 19, por lo que quedará prohibida la invitación de amigos. Pero habilita los encuentros de hasta seis personas en restaurantes, bares o cafés todos los días. El gobernador Rodolfo Suárez ya había restringido las actividades sociales, a pesar de que la provincia se encuentra en fase de distanciamiento social y en tránsito hacia la “nueva” normalidad.

Seguí leyendo:

La extensión de la cuarentena y la crisis económica empiezan a sentirse en la imagen del Presidente

El intendente de Mendoza denunció que lo amenazaron de muerte: “Te vamos a dar un tiro en la nuca”

El Gobierno adelantó que flexibilizará la cuarentena después del 17 de julio y negocia con varios laboratorios prioridad en la provisión de una vacuna

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos