Federico Pinedo: “Creo que ni Macri sabe si quiere ser candidato, pero sé que no es fanático de la tarea legislativa”

El ex presidente provisional del Senado no se imagina al ex jefe de Estado como competidor en las elecciones de 2021. En cuanto a la actualidad del país, consideró que "la situación es de gravedad extrema" y advirtió que "el problema económico que se viene es como un tsunami"

(Matías Baglietto)
(Matías Baglietto)

La agenda política 2020 se vio totalmente condicionada por la irrupción del coronavirus, pero lentamente empiezan a asomar las especulaciones sobre el futuro de algunos dirigentes de renombre que en los últimos días volvieron al centro de la escena.

El caso más evidente es el de Mauricio Macri: la semana pasada dio una extensa entrevista en la que criticó al gobierno de Alberto Fernández; días después -el 9 de julio- generó revuelo con un mensaje en las redes sociales mientras se realizaba el banderazo de protesta contra el kirchnerismo; y ayer volvió a ser noticia con su viaje a Paraguay.

En ese contexto, Federico Pinedo hizo un pequeño aporte para empezar a despejar un interrogante que crecerá con el paso de los meses, que gira en torno a la posibilidad o no de que el ex jefe de Estado se postule en las elecciones legislativas de 2021.

No creo que quiera volver a ser candidato, pero no lo descarto. En realidad, no creo que él sepa si quiere o no quiere. Yo he sido diputado con él (compartieron tareas entre 2005 y 2007), fui su presidente de bloque, y no era un fanático de esa tarea. Era más fanático de las tareas ejecutivas que de las legislativas”, analizó esta mañana el ex senador nacional.

A Macri lo veo atento, pero dejando un espacio para que el gobierno nacional pueda desarrollar su propio proyecto, y dando espacio también para que se desarrollen liderazgos internos en su espacio político, fundamentalmente en el PRO”, consideró en diálogo con Nancy Pazos por Rock&Pop (FM 95.9)

Mauricio Macri habla con Federico Pinedo durante una reunión de Gabinete en Casa Rosada (Imagen de archivo)
Mauricio Macri habla con Federico Pinedo durante una reunión de Gabinete en Casa Rosada (Imagen de archivo)

En cuanto al rearmado del PRO, atravesado por una interna que los divide entre “halcones y palomas”, Pinedo se anotó decididamente en el segundo grupo: “Soy dialoguista y centrista por definición, aunque, por supuesto, he tenido funciones de halcón porque fui jefe del bloque PRO durante 10 años en la Cámara de Diputados, durante el kirchnerismo duro, así que conozco esa función de acción - reacción”.

El ex senador también analizó la figura de Cristina Kirchner y su rol en el actual Gobierno: “La veo muy enfocada en su agenda, que son los temas judiciales y la lucha política. La noto menos ocupada en otros temas que son los más importantes”.

El tsunami económico y la Justicia

Pinedo señaló que la prioridad absoluta en este momento debería ser la planificación de cómo se reactiva la economía tras la parálisis por el coronavirus, porque “la pandemia se llevó puesto todo, lo que los políticos preveían fue barrido y ahora hay una situación de una gravedad extrema”.

“Esto requiere el 100% de la energía del sistema político para ser resuelto. Están chocando dos agendas, la de los políticos y la del pueblo, que está angustiado por la salud y por su trabajo. De todos modos, se va a imponer la (agenda) importante, la real... El tema de verdad es el gran problema económico que se viene, que es como un tsunami. Nosotros ponemos brea en los agujeritos del bote mientras viene el tsunami...”, advirtió.

Finalmente, al ser consultado sobre la causa por espionaje ilegal, el ex legislador consideró que “es parte de la lucha política, esa cosa de que ahora te toca a vos... pero lo que necesitamos los argentinos es que esto se aclare”.

“El tema de la Justicia requiere seis meses de trabajo intenso y acuerdo político. Ahí hay dos aspectos que son una vergüenza: uno es (el uso de ) la prisión preventiva indiscriminada; el otro, horrible, es que no haya condenas. Yo hubiera estado más de acuerdo con que lo condenen o que lo absuelvan a Lázaro Báez, pero no puede estar 4 años sin resolverse un tema, con 100 millones de pruebas... Una gran necesidad de la Argentina es recuperar el respeto por el Poder Judicial”, concluyó.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos