Ante el menor uso del transporte público pero con más contagios, el gobierno bonaerense y el porteño remarcaron sus diferencias sobre el aislamiento

Mientras el viceministro de Salud de la Provincia, Nicolás Kreplak, exige unificar la nueva fase de cuarentena y temen un colapso del sistema sanitario, desde la cartera de salud de CABA se muestran optimistas sobre los resultados que se obtendrán una vez que finalice la fase 1 del aislamiento

mdinatale@infobae.com
(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

El gobierno bonaerense alertó anoche sobre un peligro de colapso del sistema sanitario en el conurbano en el caso de que se repliquen los casos de COVID-19 en el primer cordón del AMBA y aseguró que no sería conveniente que la ciudad de Buenos Aires tome medidas unilaterales después del 17 de julio tendientes a flexibilizar la actual fase de cuarentena estricta obligatoria.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, expresó ayer que “hay que ser muy cautos y tener en cuenta que en el AMBA la ocupación de camas de terapia intensiva está en el orden del 56% y que esa situación se agravará si se toman medidas unilaterales o se disparan los niveles de contagio del virus que hay en la Ciudad de Buenos Aires al primero y segundo cordón del conurbano”.

Con datos en mano, Kreplak explicó a Infobae que “proyectar una apertura de la cuarentena en el AMBA sería plantear una situación irracional o de fanatismo que no compartimos ya que con los casos de COVID-19 que vemos incrementados a diario hoy no podríamos estar hablando de una flexibilización del aislamiento”.

Las expresiones de Kreplak fueron una suerte de respuesta al ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, quien ayer se mostró optimista con los resultados que se obtendrán una vez que finalice esta vuelta a la Fase 1 del aislamiento obligatorio y aseguró que “estamos haciendo todo lo necesario para que a partir del 18 la cuarentena estricta pueda cambiar”.

Con un promedio de infectados que no baja de los 800 casos diarios, Quirós sostiene que “los números en la Ciudad están estables” y “si esos números los podemos mantener en los próximos días vamos a estar en condiciones de avanza”. El funcionario de Horacio Rodríguez Larreta insiste en “buscar un equilibrio” entre “los resultados concretos y entendiendo el humor social”. En ese sentido alertó que de cara la post pandemia “habrá un rebrote psicológico”.

Por el contrario, desde el gobierno bonaerense no creen que hoy estén dadas las condiciones para flexibilizar la cuarentena. El viceminstro de Salud bonaerense sostuvo esta posición con resultados a la vista: en el tercer cordón del conurbano hay un promedio de 169 infectados cada 100.000 habitantes; en el segundo cordón 245 casos de COVID-19 cada 100.000 personas y en el primer cordón que está lindante a la CABA hay 328 casos cada 100.000 habitantes. Pero si se cruza el Riachuelo, en la Ciudad de Buenos Aires ese número se dispara a 963 casos cada 100.000 habitantes según los datos del Ministerio de Salud provincial.

“Si vemos estas cifras, evaluamos que el 90% de las camas de terapia de la Ciudad están ocupadas y que el 57% de las camas del AMBA están ocupadas por lo que no tenemos margen para flexibilizar ya que el riesgo del colapso del sistema sanitario es muy elevado”, sostuvo Kreplak.

Nicolás Kreplak, viceministro de Salud bonaerense
Nicolás Kreplak, viceministro de Salud bonaerense

Durante todo el fin de semana el equipo del Ministerio de Salud bonaerense le fue pasando datos actualizados de la pandemia al gobernador Axel Kicillof y desde hoy profundizarán los operativos del plan Detectar en los barrios vulnerables de San Martín, Avellaneda, Escobar, San Miguel, Berazategui, Quilmes, Lanús, Hurlingham, Ituzango, La Matanza, La Plata y Moreno, entre otros.

“La curva de contagios no bajó. Se redujo la movilidad de la gente en más de un 30% con la nueva fase de cuarentena estricta y hoy tenemos expectativa de que esto se detenga pero sería irracional o fanático plantear que el 17 de julio vamos a flexibilizar otra vez el aislamiento”, dijo el viceministro de Salud bonaerense.

Hasta ahora, la provincia de Buenos Aires lleva registradas más de 350.000 visitas por día a hogares para detectar el virus y ya se hicieron operativos de control en 1.000 barrios populares del conurbano. En la totalidad del país, los niveles de letalidad de la Argentina están en el orden del 2% y la provincia de Buenos Aires tiene el 1,86%.

Sin embargo, el AMBA sigue siendo el eje de controversia central en la lucha contra la pandemia. Por este motivo, Kreplak sostuvo sin vueltas: “si en el futuro no unificamos una estrategia y unilateralmente se toman medidas existe el peligro real de que colapse el sistema sanitario al menos en el primer cordón del conurbano”.

Hasta ahora, el gobierno bonaerense observa un cumplimiento bastante estricto en los barrios vulnerables de la Fase I de cuarentena aunque perciben que hay mayor circulación de gente en las calles porteñas.

Según datos del Ministerio de Transporte de la Nación, en los últimos tres días hábiles (los primeros del retroceso a fase 1) se registró la menor circulación de pasajeros en transporte público desde la primera quincena de abril. El promedio de usuarios que se movilizó en colectivos, trenes y subtes en el AMBA representó un 17% del promedio diario en días hábiles previos a la cuarentena. Desde que rige el aislamiento social, preventivo y obligatorio, se pasó de un promedio de 1.008.132 de pasajeros por día a 735.367 (-272.765), lo que representa el número más bajo desde mediados de abril cuando el movimiento de pasajeros fue de 704.727.

Para establecer una continuidad en el sistema de alertas del COVID-19 la provincia de Buenos Aires profundizará los programas de identificación de contagios, el call center, los monitoreos en los municipios y el esquema de grupos de telemédicos divididos por regiones.

Por el momento, no hay barrios completamente aislados para realizar los controles de contagios como lo hubo en algún momento en los barrios populares Villa Azul o Cabezas, en Ensenada. No creen que se necesite en el futuro inmediato realizar otros operativos de esas características ya que se lleva adelante un trabajo más puntual en los centros de aislamiento que puso cada municipio.

En definitiva, hay tres cuestiones que Kreplak volvió a remarcar ante Infobae: “no se deben tomar medidas uniltareales en la CABA ni en ninguna otra juridicción; la idea de reabrir la cuarentena el 17 de julio hoy es impensada y los riesgos del colapso del sistema sanitario están latentes.

Seguí leyendo:

Organizaba marchas anti cuarentena y murió por coronavirus: “Mi primo decía que nadie lo iba a frenar”

Las razones por las que el Gobierno sigue apostando a la cuarentena y sacrifica la economía que está en colapso

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos