Adolfo Rubinstein, ex secretario de Salud
Adolfo Rubinstein, ex secretario de Salud

El presidente Alberto Fernández anunció este sábado por la noche la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio y aseguró que la medida “durará lo que tenga que durar”.

Tras el anuncio, el ex secretario de Salud Adolfo Rubinstein manifestó su preocupación por el “mensaje paternalista y con un sesgo autoritario” del Presidente, y pidió que no se “subestime al ciudadano”.

Por eso, planteó la necesidad de conocer cuál es el “plan de salida” para que la Argentina no se convierta “en un país jardín de infantes”.

El médico, ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri, señaló que el objetivo del aislamiento obligatorio era aplanar la curva para tener tiempo de mejorar el sistema de salud. En esa línea, argumentó que la baja ocupación de camas en hospitales y terapias intensivas demuestran su éxito y “es uno de los indicadores objetivos para evaluar flexibilizar o endurecer medidas”.

Además, explicó que el número de casos “no es el mejor parámetro para delinear el plan de salida de la cuarentena” porque a medida que se hagan más testeos también habrá más casos confirmados.

El ex funcionario recomendó la implementación de un “esquema valvular intermitente con indicadores objetivos que nos permitan monitorear la epidemia como la ocupación de camas y respiradores, la tasa de letalidad y números de muertes o la tasa de duplicación de casos”.

También propuso la ampliación del comité de especialistas que asesora a Alberto Fernández para “lograr un balance adecuado entre los aspectos sanitarios, económicos, sociales e institucionales”.

Las críticas no cayeron bien en el oficialismo y desde la cartera que conduce Ginés González García, Lisandro Bonelli, jefe de Gabinete del Ministerio de Salud, replicó a Rubinstein también a través de las redes sociales.

“Me hubiese gustado que la sabiduría que expresa hoy con vehemencia Rubinstein la hubiese utilizado cuando, siendo ministro, Mauricio Macri eliminó el Ministerio de Salud”, le recriminó.

Luego, enumeró que Rubinstein bajo su gestión “dejó vencer vacunas, dejó millones de vacunas varadas en la aduana, discontinuó el Plan de vacunación, discontinuó el Programa Remediar, fue responsable de la vuelta del sarampión al país, redujo el Programa Médicos Comunitarios y redujo el presupuesto de salud”.

“Por suerte los desocupados de la política que no supieron honrar los cargos cuando los tuvieron son minoría”, concluyó el funcionario de Ginés González García.

Seguí leyendo: