Apenas conocida la muerte de un hombre de 44 años en Mendoza, la segunda persona más joven en fallecer en la Argentina, el gobernador de esa provincia informó que llegarán a distrito los 10 mil test que compró a una empresa de Corea del Sur. El radical Rodolfo Suárez aseguró que el material importado se compró con el dinero ahorrado por la rebaja de salarios de los funcionarios" que la administración provincial determinó hace 10 días.

Esta compra permitirá a la provincia realizar más pruebas de diagnóstico en el Laboratorio de Salud Pública ubicado en el hospital Lencinas con “resultados que se conocerán a la brevedad”, según explicó Suárez quien, a la vez, dijo que “es importante para los mendocinos tener un cupo ampliado de testeos, para evitar el avance de la pandemia y, de esta manera, poder cubrir las necesidades sanitarias de la población”.

Mendoza hasta ahora solo recibió 500 kits y ya se están utilizando, lo que hace presumir que en pocos días, por este proceso de descentralización, se producirá un aumento de los casos confirmados en la provincia, como sucedió en Santa Fe cuando atravesó un proceso similar hace unos días.

La remesa para pruebas diagnósticas proviene de la empresa coreana Gene Finder, según informó el gobierno mendocino. “Con esta inversión, se busca tener un cupo ampliado de testeos para evitar el avance de la pandemia y, de esta manera, poder cubrir las necesidades sanitarias de la población local”, explicaron a través de un comunicado de prensa.

Por su lado, el Laboratorio de Salud Pública detalló el proceso completo de la prueba, que consta de dos pasos. El primero es cuando se hisopa al paciente, que lo realiza el bioquímico en el hospital, siempre y cuando cumpla con la definición de casos: aquellos pacientes que han estado en países con circulación sostenida o pacientes con contacto directo con alguna persona que haya dado positivo.

Como puede verse, el protocolo en Mendoza y en el país sigue siendo el mismo, es decir, parte del supuesto de que no hay circulación local.

El Laboratorio del Hospital Lencinas también dijo que una vez tomada la muestra, el traslado queda a cargo del Ministerio de Salud, que cumplirá con todos los recaudos necesarios y las estrictas normas de bioseguridad para que la muestra llegue al laboratorio para su análisis.

“Cuando llega al laboratorio, extraemos esa muestra y luego amplificamos el virus para determinar si es positivo o negativo. Actualmente, la medición más confiable es la biomolecual. El proceso en general tiene una demora de 5 a 6 horas, dependiendo de la cantidad de muestras”, detallaron los responsables de la institución encargada de los exámenes en la provincia.

Mendoza tiene 31 casos confirmados, 27 de los cuales son importados y los otros cuatro tuvieron estrecho contacto con alguien que vino de otro país. Hubo cuatro fallecimientos por COVID-19 y en los hospitales provinciales hay 38 personas esperando resultados de las muestras, según informaron las autoridades sanitarias locales.

El último paciente que murió estaba internado en el Hospital El Carmen y había viajado recientemente a España junto a su esposa, donde se sospecha que contrajo la enfermedad. De acuerdo a su historia clínica, el 27 de marzo registró un cuadro de fiebre, dolor de cabeza y disnea y quedó internado preventivamente. El 30 pasó a terapia intensiva y el 1 de abril se confirmó que tenía COVID-19.

Seguí leyendo: