Lázaro Báez
Lázaro Báez

La Sala de Feria de la Cámara de Casación Penal rechazó un recurso presentado por la defensa de Lázaro Báez contra una decisión del Tribunal Oral Federal 4, que había denegado la excarcelación del empresario pocos días antes de declararse la pandemia del coronavirus. La defensa de Báez viene acumulando rechazos en todas las instancias. En varias ocasiones, el TOF 4 sostuvo que el empresario debe seguir detenido hasta que se dicte una sentencia en el juicio por la “ruta del dinero K”.

La Sala de Feria de Casación, integrada por Mariano Borinsky y Daniel Petrone, destacó que el tribunal de juicio ya había considerado que persisten los riesgos procesales que fundamentaron otros rechazos de pedidos de excarcelación anteriores.

El 18 de marzo, el TOF 4 rechazó otorgarle la prisión domiciliaria a Báez, quien había presentado un nuevo planteo ante la pandemia del coronavirus. Sobre la excarcelación, el tribunal sostuvo que la defensa no planteó “ninguna situación novedosa que imponga una nueva evaluación” de su detención. Los jueces señalaron que reiteró los mismos argumentos para pedir su libertad que ya habían sido rechazados en diciembre y enero pasado.

No obstante, el tribunal ordenó con “carácter urgente” al Cuerpo Médico Forense una junta para analizar al cuadro de salud de Báez tanto físico como psiquiátrico y que responda si ese estado de salud ameritaba un “tratamiento especial extramuros” y si la cárcel "puede conllevar un agravamiento de sus patologías.

La Sala de Feria de Casación le encomendó a TOF 4 que adopte las medidas necesarias para que avance ese incidente de prisión domiciliaria.

Lázaro Báez (Infobae)
Lázaro Báez (Infobae)

La defensa de Báez hizo el pedido de libertad y detención domiciliaria en la causa de lavado conocida como "M&P”, una empresa familiar a través de la cual Austral Construcciones, la empresa insignia de Báez, emitió facturas por supuestos servicios que no se realizaron.

El caso de “M&P” fue elevado a juicio oral, también antes de la feria. Báez será juzgado junto a dos de sus hijos, Martín y Luciana, y otras 15 personas. La Justicia tiene acreditado en ese expediente que Austral recibió transferencias millonarias a comienzos de 2016, cuando necesitaba fondos para cancelar deudas. En la maniobra participaron casi 20 sociedades fantasma.

Esas empresas, según la Justicia, recibían dinero en negro, lo depositaban en las cuentas de M&P, pero el destino final era Austral. Para simular los ingresos, la empresa insignia de Báez emitía facturas por supuestos servicios. De esa manera, se habrían blanqueado $127.624.184.

El fiscal del caso, Abel Córdoba, también se había negado a la prisión domiciliaria de Báez. Sostuvo que el riesgo de contagio del virus que alegó la defensa de Báez es en abstracto y que hasta el momento no hubo casos confirmados ni sospechosos de contagio en las cárceles.

Báez actualmente está siendo juzgado por la llamada “ruta del dinero K” y en el juicio ya tiene dos pedidos de condenas a nueve y ocho años de prisión por lavado de dinero. El juicio se interrumpió por la crisis del coronavirus cuando estaba pendiente el alegato de la Oficina Anticorrupción y del fiscal del juicio.

Seguí leyendo: