El PJ elogió la actitud de China frente a la pandemia del coronavirus

Por medio de una carta abierta que firmó con otros partidos del mundo, también defendió el tratamiento médico y las donaciones que hizo el régimen de Xi Jinping

infobae-image

En una abierta defensa al régimen chino de Xi Jinping que quedó cuestionado a nivel mundial por el tratamiento del coronavirus, el Partido Justicialista (PJ) expresó hoy un fuerte respaldo a China al destacar “su actitud abierta, transparente y responsable al publicar informaciones epidemiológicas y compartir experiencias en la prevención y el tratamiento médico, en especial por su asistencia con suministros médicos a los países afectados”.

Por medio de una carta abierta que selló con otros partidos políticos del mundo, el presidente del PJ, José Luis Gioja, y el responsable de relaciones internacionales de ese partido, Jorge Taiana, suscribieron que ante la pandemia desatada en el mundo “es importante adoptar medidas contundentes, priorizando la vida y la salud de los pueblos, para frenar con determinación la propagación epidémica”.

A la vez, en la carta del PJ y de otros partidos a nivel mundial, incluido el Partido Comunista Chino, se hace un llamado a los miembros del G20 para “articular mejor sus agendas, converger efectivamente esfuerzos en la prevención y el control, a fin de construir una comunidad de salud compartida para la humanidad”. Y en este sentido piden a los países articular las políticas macroeconómicas, contribuir a mantener la estabilidad del mercado financiero internacional y las cadenas industrial y de suministro, reducir los aranceles y facilitar el comercio, en aras de evitar la recesión económica mundial.

Pero lo más llamativo de la misiva que firmó el PJ es su fuerte defensa al régimen chino al resaltar su “actitud abierta, transparente y responsable al publicar informaciones epidemiológicas y compartir experiencias en la prevención y el tratamiento médico, en especial por su asistencia con suministros médicos a los países afectados dentro del alcance de sus capacidades”.

No sólo esto, la carta abierta del PJ también señala que China está haciendo “una contribución importante para la contención del avance epidémico a nivel mundial y un motivo más de esperanza y confianza para los países en plena lucha contra la epidemia”.

Y en un mensaje por elevación a los países que cuestionan al régimen chino señala: “Nos oponemos a la politización del tema de la salud pública y rechazamos enérgicamente la estigmatización so pretexto de la epidemia, así como los comentarios y comportamientos discriminatorios dirigidos a cualquier país, región o etnia”.

El dato no es menor si se tienen en cuenta los numerosos cuestionamientos que cosechó China en los últimos tiempos por su falta de información en el combate al coronavirus, la distorsión de cifras de contagiados y los mecanismos de censura a los médicos que alertaron sobre el avance del virus originado en la provincia de Wuhan.

infobae-image

Recientemente, Estados Unidos llegó a la conclusión de que China mintió en su balance de víctimas del nuevo coronavirus, infravalorando los casos, según un informe de inteligencia presentado a la Casa Blanca y citado el miércoles por varios congresistas.

A su vez, los medios japoneses Apple Daily HK y 47 news denunciaron que se trata de una mentira más del régimen de Xi Jinping: no hay casos porque ya no testean.

Según estos informes, China ha dejado de hacer pruebas para el coronavirus y por eso no hay “nuevos” casos locales.

El régimen ha sido sombrío en sus informes sobre el virus basado en Wuhan desde un principio. China no sólo mintió sobre el brote, sino que “desapareció” a los médicos y otros expertos en salud que trabajaban en él y alertaron al mundo de lo que sabían.

En un informe difundido durante las últimas horas, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) muestra cómo, sin el control y la censura impuesta por las autoridades del régimen chino, los medios locales hubieran podido informar a la ciudadanía -la principal víctima- mucho antes sobre la gravedad de la epidemia de coronavirus, salvando, así, miles de vidas y evitando, quizá, la actual pandemia.

En un análisis publicado el 13 de marzo, los investigadores de la Universidad de Southampton sugieren que el número de casos de COVID-19 en China podría haberse reducido en un 86% si las primeras medidas, que se tomaron el 20 de enero, se hubieran implementado dos semanas antes.






MAS NOTICIAS