Kicillof convocó a los intendentes en el teatro Metro para mantener distancia
Kicillof convocó a los intendentes en el teatro Metro para mantener distancia

Una fila de asientos libre de por medio y en las restantes, un intendente sentado, una butaca vacía, y otro intendente sentado. Así ubicaron en cada turno a los jefes comunales que llegaron a La Plata a la reunión con el gobernador Axel Kicillof y parte de su equipo de ministros. La idea del mandatario fue unificar criterios, por ejemplo frente a decisiones aisladas de cerrar los ingresos a municipios, organizar la atención sanitaria, reforzar la prevención y calmar ansiedades con promesas de ayuda económica con fondos provinciales y con un pedido de auxilio a Nación. “Les quiero pedir colaboración y contacto permanente. Tenemos que dar el ejemplo de responsabilidad y solidaridad”, pidió el gobernador.

A las tres de la tarde llegaron al teatro Metro los intendentes de la Primera y Segunda Sección, algunos sin colaboradores. A todos les entregaron una botellita de alcohol en gel con el logo de la Provincia fabricado por el Instituto provincial Tomás Perón que duplicó su producción para la emergencia sanitaria que provocó el COVID-19.

Hubo menos ausencias de las previstas y entre otros estuvieron opositores de Juntos por el Cambio como Jorge Macri (Vicente López); Jaime Méndez (San Miguel); Diego Valenzuela (Tres de Febrero); y oficialistas del Frente de Todos como Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Julio Zamora (Tigre); Gustavo Menéndez (Merlo); Juan Andreotti (San Fernando); y Juan Zabaleta (Hurlingham).

En el inicio Kicillof planteó cuatro ejes: la prevención individual y del Estado; el acondicionamiento sanitario (enumeró lo ya hecho como la compra de respiradores, las obras para terminar hospitales y acondicionar los que están casi listos para funcionar); la promesa de distribuir entre los 135 municipios unos $300 millones para destinar a la emergencia (pidió específicamente que se destinen a obras aunque sean chicas para prevenir o dilatar el contagio de coronavirus); y reactivar los convenios del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) por unos $ 2000 millones. Explicó también que acata órdenes de Nación y que la estrategia es coordinada tanto con Presidencia como con la Ciudad de Buenos Aires y repitió que ya planteó al gobierno nacional la imposibilidad de pagar el subsidio a la nafta y la necesidad de rediscutir la coparticipación.

Mientras afuera protestaban remiseros bonaerenses, Kicillof y sus ministros (el jefe de gabinete Carlos Bianco; el de Salud, Daniel Gollán y la de Educación Agustina Vila), hubo reclamos de algunos intendentes de la oposición. Los propios plantearon, en público y en privado, la enorme preocupación por la caída en el pago de tasas. Hay intendentes que reciben no más de una o dos personas por día que se acercan a ponerse al día y anticipan que con la cuarentena la recaudación caerá abruptamente. Para pagar sueldos creen que les alcanza para este mes y tal vez un mes más.

Sin pasarse el micrófono como medida preventiva, Valenzuela y Macri llevaron las voces cantantes en la primera reunión. El intendente de Tres de Febrero se quejó porque no han recibido los pagos correspondientes de la Provincia para el SAME (el primer año corresponde 75% a la gobernación y el resto al municipio) y también cuestionó que no se implemente la Red AMBA para la atención primaria de la Salud en centros locales. Y Macri hizo un llamado de atención respecto al anuncio de Horacio Rodríguez Larreta para contratar terapistas. Solicitó acordar salarios para evitar el vaciamiento bonaerense y desequilibrios a favor de las instituciones sanitarias porteñas.

Varios intendentes ya habían hablado en los últimos días con el ministro Gollán por lo que no pidieron la palabra. Algunos inauguraron hospitales el año pasado, como Andreotti de San Fernando y su vecino Zamora que en el Floreal Ferrara de Don Torcuato tiene 30 nuevas camas para observación que podrían reconvertirse como terapia intensiva.

Kiillof pidió volcar las partidas extraordinarias que les distribuirá para obras de salud. Coincidió en el oscuro pronóstico para la recaudación y dio un mensaje claro sobre los cierres de rutas: “No es potestad de los municipios”.

Kicillof habló desde el escenario y todos tomaron distancia para resguardar las medidas aconsejables
Kicillof habló desde el escenario y todos tomaron distancia para resguardar las medidas aconsejables

Cuando concluyó la primera reunión el único que dio una conferencia de prensa fue el jefe de Gabinete. Bianco respondió preguntas que los periodistas hicieron sin micrófono, también por prevención.

El funcionario insistió en la importancia de la reunión para coordinar decisiones y compartir información. Admitió que hubo alguna discusión y blanqueó los miedos sobre los que trabajan. “No estamos previendo el peor escenario pero tenemos que trabajar por si sucede”, subrayó más de una vez. Incluso admitió la preocupación para “mantener en funcionamiento el esquema económico y social”.

Sobre las drásticas decisiones tomadas, aseguró que “no podemos darnos el lujo de trabajar en un escenario moderado, tenemos que trabajar en el peor de los escenarios” y llamó a dirigentes y población “a la responsabilidad” respecto a los ‘piquetes’ en algunos municipios para evitar el ingreso de gente que no es del lugar.

Kicillof se mantuvo en contacto con el Presidente y el resto de los gobernadores a través de una videoconferencia
Kicillof se mantuvo en contacto con el Presidente y el resto de los gobernadores a través de una videoconferencia

Como ya lo han dicho en las reuniones que compartieron en Casa Rosada el presidente Alberto Fernández y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, pronosticó que “el grueso del impacto va a ser en el AMBA (Area Metropolitana), esto es así, se sabe, donde está la mayor cantidad de la población y donde tiene la mayor cercanía”.

Recordó además las medidas económicas vigentes como las moratorias de ARBA, el plan de créditos REPYME, y anticipó algunas líneas para presiembra y ganadería desde el Banco Provincia que se suman a los créditos coordinados con el gobierno nacional.

A las 17 fue el turno de la segunda tanda de intendentes de los municipios de la Tercera y Cuarta Sección, interrumpida por una videoconferencia de Kicillof con el presidente Alberto Fernández y el resto de los gobernadores. A las 19 les tocó a los de la Costa Atlántica que recibieron turistas a pesar de las recomendaciones y los del interior, es decir los de la Quinta, Sexta, Séptima y la Octava Sección, es decir la ciudad capital de La Plata. A los que faltaron les ofrecieron sumarse a esta última reunión vía teleconferencia a través de un canal privado, fueron los únicos ‘virtuales’ en un encuentro para el que muchos habían pedido esta modalidad.

Cuando terminó, Kicillof se fue a Olivos para el anuncio de Alberto Fernández.