Amado Boudou (Matias Baglietto)
Amado Boudou (Matias Baglietto)

Amado Boudou, el ex vicepresidente kirchnerista preso por la causa Ciccone, le pidió este martes a la Corte Suprema de Justicia que apure una definición sobre su excarcelación en medio de la pandemia por el coronavirus y la emergencia penitenciaria.

La presentación fue entregada ante el máximo tribunal con la firma de los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort. Allí se reclama “la habilitación de días y horas para tramitar y hacer lugar a la queja de esta defensa en esa incidencia, para que con pronto despacho se lo excarcele”, más allá de que el tribunal oral pueda disponer otras medidas de resguardo en consonancia con las previsiones del artículo 210 del Código Procesal Penal Federal ya implementado", como la prisión domiciliaria o la colocación de tobillera electrónica.

La defensa hizo hincapié que "en su artículo 18 la Constitución Nacional dispone categóricamente que ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo, establece el principio de que toda persona debe ser considerada y tratada como inocente de los delitos que se le reprochan, hasta que en un juicio respetuoso del debido proceso se demuestre lo contrario mediante una sentencia firme".

Y la presentación subraya que se hace este planteo “en orden a la pandemia de Covid-19, la emergencia sanitaria dispuesta por DNU 260/2020, la emergencia penitenciaria dispuesta por Resolución 6 184/2019 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y la reciente Acordada 4/20 de ese Tribunal”, dictada el lunes en donde se fijó las pautas sobre el funcionamiento de la Justicia hasta fines de marzo frente al avance de la enfermedad del coronoavirus.

En agosto de 2018, Boudou fue condenado a cinco años y 10 meses de prisión por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública. También fueron condenados José María Núñez Carmona, socio y amigo de Boudou, a 5 años y 6 meses de prisión y el empresario Nicolás Ciccone a 4 años y 6 meses. Los tres quedaron detenidos en el momento de la sentencia, aunque Ciccone en prisión domiciliaria. Luego fueron liberados pero volvieron a ser detenidos. Desde entonces, Boudou y Nuñez Carmona están presos en la cárcel de Ezeiza.

Además fueron condenados el arrepentido Vandenbroele a dos años, el ex funcionario de la Adminstración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Rafael Resnick Brenner a tres años y el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Economía Guido Forcieri a dos años y seis meses. En estos casos es de cumplimiento en suspenso por lo que no fueron detenidos.

Después de las PASO, en agosto de 2019, fueron muchos los dirigentes kirchneristas que fueron liberados. La mayoría estaba preso porque estaba procesado, sin condena. El tiempo en prisión, el fin de los riesgos procesales o la aplicación de las nuevas reglas para las prisiones preventvias que fijó la Comisión bicameral antes del cambio de Gobierno sirvió para que se liberara a muchos de los detenidos que se consideraron presos políticos.

Sin embargo, el caso de Boudou no tuvo la misma suerte. El vicepresidente había enfrentado un juicio en donde se lo condenó y la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal ratificó ese resultado. También rechazó el recurso extraordinario para poder llegar a la Corte Suprema de Justicia. La defensa de Boudou, sin embargo, sostiene que hasta que la Corte Suprema de Justicia no revise su sentencia el ex vicepresidente sigue siendo inocente, porque no hay sentencia firme.

A fines de febrero, la defensa solicitó un pronto despacho a la Corte Suprema, es decir que acelere una decisión sobre un pedido de revisión de condena. Lo hizo luego de que se conociera un documento que señala que el arrepentido Alejandro Vandenbroele cobró dinero para instalar una posada en Mendoza después del veredicto. Allí se reclamó que se anulara el juicio en donde lo sentenció a cinco años y ocho meses de cárcel y se hiciera un nuevo debate. Aún no hubo respuesta a ese planteo, pero Vandenbroele apareció públicamente para desmentir que se hubiera tratado de un pago por su declaración contra Boudou, y renunció al Programa de Protección de Testigos.

Ahora, mientras en Comodoro Py se define quién avanzará sobre esa investigación para esclarecer esa situación, la defensa de Boudou entregó este martes el escrito para que la Corte Suprema defina una excarcelación, en medio de la emergencia sanitaria, penitenciaria y el avance del coronavirus.

Su esposa, Mónica, escribió en su perfil de Twitter un mensaje de difusión que venía de Amado Boudou. “Queridxs compañerxs, por los próximos 15 días hemos decidido no recibir visitas siguiendo los lineamientos del Gobierno Nacional @alferdez , es momento de cuidarnos entre todxs Agradecidos por los encuentros que continuarán pronto... están siempre en nuestro corazón!”. Y luego agregó: “Gracias @AmadoBoudouArg por seguirnos cuidando aún a la distancia... sé lo q significa para los 3 Boudous no verse ! Te extrañamos pero siempre estás aquí. Te amamos con el alma!”.