Coronavirus en tribunales: se suspendió un juicio por un posible caso y una broma causó temor en Comodoro Py

Un testigo informó que convive con una persona que dio positivo en el país. Y hoy cuatro falsos médicos llegaron con barbijos y trajes aislantes para una despedido de soltero.

mangulo@infobae.com
El palacio de tribunales
El palacio de tribunales

El coronavirus comenzó a afectar el funcionamiento de la justicia. Un juicio oral en la ciudad de Buenos Aires se suspendió esta semana porque uno de los testigos informó que convive con una las personas que dio positivo. Se suma al cierre preventivo de una fiscalía especializada y la internación de una jueza de Quilmes

Pero, además, hoy se vivió una situación que causó temor en los tribunales de Comodoro Py. A las ocho de la mañana llegaron cuatro personas con trajes aislantes y barbijos. La primera reacción de quiénes los vieron fue que se trataba de médicos que venían a tratar una emergencia, probablemente vinculada a la coronovirus. Pero estaban ahí para hacerle una broma a un amigo -secretario judicial- por su despedida de soltero.

Juicio suspendido

Un tribunal oral de la ciudad de Buenos Aires tramita un juicio por un caso penal. La audiencia de este martes iba a ser con testigos del hecho, entre ellos una de las víctimas. Pero informó que convive con una de las 21 personas que dio positivo de Covd-19. Por este motivo, desde el tribunal -integrado por los jueces Julia Correa, Norberto Circo y Gonzalo Rua- le dijeron que no se presente. Fuentes judiciales informaron a Infobae que la semana que viene estarán los resultados de los estudios médicos. A eso se suma que uno de los integrantes del tribunal está en cuarenta porque regresó de viaje de los Estados Unidos. El magistrado no tiene síntomas.

¿Que pasará con el juicio si a la víctima le da positivo el test de coronavirus?, preguntó este medio. “Una opción es que cumpla con su declaración desde su casa a través de un medio tecnológico”, aventuró una fuente.

A la suspensión en el juicio se suma que una fiscalía especializada fue cerrada el martes porque una de sus empleadas volvió de viaje de India y pasó por cinco aeropuertos. Tuvo algunos síntomas compatibles con el coronavirus pero luego se le pasaron y volvió a trabajar. Fue puesta bajo el protocolo y aislada en su casa, al igual que el resto de sus compañeros. Pero no le hicieron el test porque los síntomas se le habían pasado y mantendrá una licencia de 14, tal como indicó el gobierno nacional.

Por otra parte, Julia Elena Márquez, titular del Juzgado de Ejecución Penal n° 1 de Quilmes, fue sometida a estudios médicos para determinar si tiene coronavirus. La magistrada volvió de viaje del exterior y también tiene síntomas compatibles con el virus COVID-19. Además, la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires dispuso el cierre preventivo del juzgado.

Todos los organismos judiciales con responsabilidades, como la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la Procuración General, el Consejo de la Magistratura y la Cámara Federal de Casación Penal tomaron una serie de medidas. La principal es que adhirieron a la licencia de 14 días que dispuso el gobierno nacional para todas las personas que vuelven del exterior.

Como medida de prevención, se suspendió la jornada sobre “Perspectiva de género en el Poder Judicial” que se iba a realizar mañana en los tribunales de Comodoro Py por el día de la mujer.

Los tribunales de Comodoro Py
Los tribunales de Comodoro Py

Una broma en Comodoro Py

En los tribunales de Comodoro Py, en el barrio de Retiro donde se tramitan las causas de corrupción y de crimen organizada, se vivió esta mañana un momento de tensión. Cuatro hombres bajaron de un auto. Estaban vestidos con barbijos y trajes aislantes. Subieron la escalinata y comenzaron a llamar por teléfono.

La situación fue vista por varias personas que pensaron que se trataba de una emergencia por el coronavirus. La gente comenzó a comunicarse con las autoridades de la Cámara de Casación, que tiene la administración sobre el edificio. El secretario general de la Cámara, Juan Montesano, y personal de la Policía Federal se acercaron al lugar para saber qué estaba pasando.

Los cuatro presuntos médicos le dijeron que estaban ahí porque un amigo trabaja en la Cámara de Casación y que le estaban haciendo una broma como despedida de soltero. El chiste era que lo tenían que evacuar para hacerle un test de coronavirus.

Los argumentos enojaron a las autoridades que les explicaron que lo que estaban haciendo causaba temor e incertidumbre por lo que se está viviendo por el virus. Y los invitaron a retirarse. Luego el empleado judicial dio las explicaciones y se disculpó.

Seguí Leyendo

El coronavirus puede vivir en el aire durante varias horas y en algunas superficies por hasta tres días

Alberto Fernández, sobre el coronavirus: “Tenemos la situación bajo control”



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos