Sin el apoyo de Cambiemos, el oficialismo buscará votar la Ley de Góndolas y la Defensora de Niños

La principal oposición cambió su postura respecto a la votación en Diputados del año pasado. Expectatia por una sesión caliente tras el escándalo en Diputados

La Vicepresidenta estará al frente de la última sesión Extraordinaria (Gustavo Gavotti)
La Vicepresidenta estará al frente de la última sesión Extraordinaria (Gustavo Gavotti)

Se terminó la luna de miel. Y no fue sólo por la presencia de Daniel Scioli en la sesión de Diputados donde se votó la reforma a las jubilaciones de jueces que terminó en escándalo. Antes de que Juntos por el Cambio denunciara su presencia el tiempo de gracia había caducado y los jefes de los interbloques en ambas cámaras habían instruído a diputados y senadores para dejar de acompañar proyectos oficialistas. La renegociación de la deuda fue la última concesión a la gestión de Alberto Fernández.

Ya en el debate de comisión en Diputados y antes de que el Frente de Todos tuviera 129 diputados para el quórum, incluido Scioli cuestionado como próximo embajador ante Brasil, Juntos por el Cambio puso objeciones a un proyecto que había reclamado en el marco de la votación de la llamada ley solidaria o de emergencia. Le habían arrancado al Presidente una promesa que escribió en Twitter pero desconfían ahora de sus intenciones respecto a una velada renovación en los Tribunales. No dieron quórum, no votaron y denunciaron a Scioli como “diputrucho”.

Aunque varios senadores de Juntos por el Cambio consultados por Infobae se mostraron tranquilos respecto a la sesión de hoy, la última de Extraordinarias, sí anticiparon que habrá oposición a los dos temas en agenda: Ley de Góndolas y la designación de Marisa Graham como Defensora del Niño, Niñas y Adolescentes.

La jornada parlamentaria arrancará a las 10.30 con una reunión de la comisión de Trabajo y Previsión Social en el salón Arturo Illia. La oportunidad de su convocatoria para designar a sus integrantes y sus autoridades causó por lo menos cierta sospecha. Tanto en el bloque del Frente de Todos como en Juntos por el Cambio anoche aseguraban que el único motivo de la reunión es el de pactar los días y horas de trabajo además de reelegir al senador pampeano Daniel Lovera como su presidente.

Dos datos: ayer mismo Diputados envió al Senado la media sanción del proyecto de ley del Régimen Jubilatorio para Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial y Ministerio Público de la Nación. Sin embargo para ser tratado sobre tablas el oficialismo necesita garantizarse dos tercios de los votos y no los tiene. Si avanzara sin consenso arriesgaría la Ley de Góndolas y la designación de Garrahan para un cargo vacante desde su creación hace 14 años. Si no se trata su nombramiento, la postulación pierde estado parlamentario y todo el proceso debería recomenzar. La fecha límite, según votó el año pasado una comisión bicameral integrada solo por mujeres, es abril.

La agenda matutina del Senado se completa a las 11.30 con el tratamiento en comisión de Acuerdos del pliego de Rafael Bielsa como futuro embajador en Chile.

Para las 12 o 12.30 están previstas reuniones paralelas en el Interbloque de Juntos por el Cambio y en el Frente de Todos, ambas convocadas por sus respectivos presidentes, Luis Naidenoff y José Mayans. A las 14 hs Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta y titular del Senado, se sentará en el sillón presidencial para conducir la última sesión antes de la Asamblea Legislativa del domingo que dará inicio al periodo ordinario de sesiones.

No se prevé una sesión exprés ni excenta de sobresaltos. La postulación de Garrahan entusiasmó a diputados y senadores de todas las fuerzas partidarias. Y hasta en la principal fuerza de oposición celebraron que Alberto Fernández incluirá el tema (votado por los diputados en junio) en Extraordinarias. La posición de la abogada especializada en derechos del niño respecto a la interrupción voluntaria del embarazo impidió hasta ahora su nombramiento y varios senadores autodenominados ‘provida’ e identificados con la posición ‘celeste’, argumentaron ayer que el pliego venció.

En total son siete los senadores que rechazan no sólo su postulación sino la posibilidad de que se vote en la sesión de hoy. La mayoría pertenecen a Juntos por el Cambio y excepto uno de ellos y los que se incorporaron en diciembre, el resto votaron en contra del aborto.

La tucumana Silvia Elías de Pérez, ferviente activista en contra de la IVE (aborto); la también radical catamarqueña Belén Tapia; el correntino Pedro Braillard Poccard, el fueguino Pablo Blanco; el santacruceño Eduardo Costa; la riojana Clara Vega y la jujeña Silvia Giacoppo presentaron una nota para advertir que venció el plazo legal tras la asunción de los nuevos legisladores en diciembre. Seguramente calentarán la sesión de esta tarde.

Ley de Góndolas

Luis Naidenoff convocó al Interbloque de Juntos por el Cambio a una reunión a las 13
Luis Naidenoff convocó al Interbloque de Juntos por el Cambio a una reunión a las 13

El otro tema en el Orden del Día es la ley de Fomento de la Competencia y reducción de Distorsiones de Precios en la Venta Minorista. En este caso, como con la reforma de las jubilaciones llamadas de privilegio, también Juntos por el Cambio dio marcha atrás con su anterior apoyo. En noviembre del año pasado sus diputados, por entonces aún oficialistas, habían votado a favor junto con los diputados peronistas. No repetirán el respaldo.

Hay, según se conversa, varias razones. El primer argumento opositor es que la ley, tal como está, es de casi imposible aplicación. La segunda razón está encadenada con la tercera: el Frente de Todos no dejó incorporar cambios en el debate en comisión para evitar el regreso de la norma a su cámara de origen. Y finalmente arguyen: “Nos vamos a despegar, el peronismo está avasallando al Congreso como en la peor época del kirchnerismo”.

En ese contexto, los senadores de Juntos por el Cambio se sentarán a debatir pero no votarán el proyecto sino que presentarán uno propio aunque sepan que perderán el debate. Tras una semana y dos días desde que el oficialismo logró dictamen de comisión, la ley puede salir con la mitad más uno de los senadores presentes.

La ley estimula la competencia de productos y marcas en exhibición en las llamadas góndolas, que incluye todo tipo de estanterías y heladeras y alcanza a alimentos, bebidas, artículos de limpieza del hogar e higiene personal. También favorece la producción local, a las pymes y la agricultura familiar. En Diputados se debatió en noviembre y obtivo 180 votos a favor.

El proyecto que se votó en la cámara baja establece que ninguna marca individual o de una misma empresa o grupo económico podrá ocupar más del 30% del espacio físico. Además debe haber por lo menos 5 proveedores para cada categoría de producto. Juntos por el Cambio pide que el tope para una marca o grupo empresario se incremente al 45%.

También se establece la obligatoriedad de un 25% de productos de empresas pymes, cooperativas o asociaciones mutuales como mínimo en exhibición mientras que radicales y senadores del PRO proponen bajar el porcentaje. Ambos incluyen un 5% de productos provenientes de la agricultura familiar, indígena o campesina.

La oposición cuestiona fundamentalmente el plazo para la adaptación de la cadena comercial. Diputados votó un plazo de 120 días. Los senadores de Juntos por el Cambio reclaman 180 días.

Otro tema de debate será el rol de las asociaciones de consumidores en el control del cumplimiento de la futura ley. El proyecto con media sanción los reconoce como agentes ad honorem mientras que los senadores opositores, coordinados en esta estrategia por Esteban Bullrich y algunos radicales, piden eliminar su mención en la norma.

Seguí leyendo: