Eduardo Emilio Kalinec
Eduardo Emilio Kalinec

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal por unanimidad hizo lugar al recurso de casación interpuesto por el representante del Ministerio Público Fiscal y así anuló la resolución que le concedió las salidas transitorias al represor condenado a prisión perpetua Eduardo Emilio Kalinec.

Los jueces Mariano Borinsky, Javier Carbajo y Gustavo Hornos, en voto unánime , revocaron el fallo del juez Enrque Méndez Signori, del tribunal Oral Federal 2 que concedía las salidas transitorias a Kalinec quien se encuentra condenado a prisión perpetua por su actuación en el centro clandestino de detención “Atlético, Banco y Olimpo”, por los delitos de privación ilegítima de la libertad, tormentos y homicidio.

En el voto del juez Hornos se lee: “En lo que respecta al recurso de casación articulado por el Ministerio Público Fiscal contra la decisión del juez de ejecución que viene a estudio, en primer lugar no puedo dejar de observar desde una perspectiva antropocéntrica del derecho penal, como espacio de resolución de conflictos humanos de creciente complejidad, el comprensible grado de controversia que pone al desnudo la posibilidad de incorporación del interno Eduardo Emilio Kalinec, condenado por la comisión de una pluralidad de gravísimos crímenes contra la humanidad durante la última dictadura; controversia que no sólo incluye a sus víctimas directas, sino que atraviesa también a la sociedad en general en virtud de la indeleble impresión en la memoria colectiva que significaron los hechos por los que Kalinec fue investigado, juzgado y condenado, y alcanza incluso a los aspectos más íntimos de los vínculos humanos y familiares, como quedó en evidencia durante la audiencia oral de informes celebrada por ante esta Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal el pasado 19 de febrero. Esta perspectiva, así como la particular naturaleza de los delitos que constituyen el antecedente del proceso de ejecución bajo análisis, conllevan necesariamente la exigencia a los magistrados intervinientes de adoptar el máximo nivel de cautela en el estudio de los casos que llegan a sus estrados, a fin de conjurar toda posibilidad de que los derechos de las partes involucradas, y de todo aquél a quien la ley acuerda legitimación para intervenir en el trámite, resulten menoscabadas; o de que se coloque al Estado Argentino en riesgo de incurrir en responsabilidades internacionales en virtud de los compromisos asumidos…Con este norte, no puedo dejar de señalar que la tramitación del presente incidente se ha apartado sin fundamento válido de las disposiciones de la denominada “Ley de Víctimas” (ley 27.372), razón por la cual corresponderá anular la decisión”.

Antes de la decisión de Casación, se realizó una audiencia muy tensa en la habló el condenado -mediante el sistema de videoconferencia- y su defensa; el fiscal general Alejandro Alagia en representación de la Unidad de Asistencia para causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado; las víctimas y el amicus curiae presentado en la causa, el colectivo “Historias desobedientes Familiares de Genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia”, del cual forma parte Analía Kalinec, un de las hijas del condenado, quien también expuso. La fiscalía y las querellas habían pedido que no se hiciera lugar a las salidas transitorias.

Como integrante del colectivo Historias Desobedientes, Analía había expresado públicamente repudio contra su padre, ex comisario de la Policía Federal condenado por secuestros, desapariciones y asesinatos durante el terrorismo de Estado. Como respuesta al repudio expresado por Analía, el represor pidió excluirla de la herencia de su madre, Angela Fava, que falleció en 2015.

En la audiencia de la semana pasada ante los jueces de Casación, Analía había dicho que si mi padre pudiera me enviaría a un centro clandestino de detención ilegal y me aplicaría la tortura, como hizo con todas sus víctimas. Pienso que en realidad, él es un cobarde. Es un hipócrita, que pretende tener los derechos legales que les negó a sus víctimas. Mi padre no se arrepiente de haber cometido los delitos por los cuales resultó condenado. Me inició acciones legales para declararme como indigna e impedirme heredar de mi madre”.

La causa judicial se la conoce como “ABO II” (Atlético-Banco-Olimpo), y allí con querellantes –entre otros- el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), y el hijo de desaparecidos y actual ministro del Interior del gobierno nacional Eduardo “Wado” De Pedro.

Seguí leyendo: