Foto: Eva Cabrera/Télam
Foto: Eva Cabrera/Télam

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, sostuvo que la negociación de la deuda bonaerense irá en sintonía con lo que logre acordar Nación. “Defenderemos la provincia, pero son los países los que llevan el diálogo con los bonistas”, declaró el ex ministro de Economía.

“Yo tengo una deuda de 11 mil millones de dólares, Nación de 320 mil millones, con vencimientos por 160 mil millones; es lógico que lo negocie Nación. Dicho esto, tenemos que llegar al mejor resultado, lo que está relacionado con la sostenibilidad”, analizó Kicillof en diálogo con la agencia DIB.

El gobernador resaltó que “a nosotros nos toca defender la provincia y lo vamos a hacer, pero una provincia no tiene forma de litigar en el tribunal extranjero, no tiene embajadas ni reservas internacionales”. “La experiencia muestra que son los países los que llevan adelante buena parte del diálogo con los bonistas”, agregó en relación a la negociación de la deuda que se encolumnará de acuerdo a lo que negocie Nación con el ministro Martín Guzmán a la cabeza.

En otro fragmento de la entrevista, Kicillof cargó contra la gestión anterior al manifestar que todavía no se acostumbra a ese “castillo de Disney en ruinas”, donde “abrís el agua caliente y tarda quince minutos en salir”, graficó. “Hubo un desprecio muy grande por el Estado, por sus funciones y sus trabajadores. Se ve hasta en la espantosa situación edilicia que dejaron, que es un síntoma porque tampoco trabajaban acá, alquilaban oficinas fastuosas y gobernaban a control remoto", criticó a la gobernación de María Eugenia Vidal.

Prensa Kicillof
Prensa Kicillof

El ex ministro de Cristina Kirchner, definió sus primeros dos meses en el gobierno como “un shock de gestión”. “A mi no me van a distraer con operaciones políticas, presuntas roscas o internas. Tampoco quiero que distraigan a los bonaerenses”, agregó. Luego cargó contra los medios de comunicación porque “en los últimos 10 años no han publicado una línea positiva respecto de lo que yo hago”. Si bien aclaró que eso no le da relevancia, “sí me preocupa que se conozca lo que hace la gestión. No voy a discutir de tapa de diarios, pero me parece que sacar una tasa para pymes como la del Banco Provincia es para tapa; el problema es que se funda una empresa porque no se enteró, y eso me desespera”, remarcó.

Tras un fin de año donde prevaleció la tensión y el conflicto con Juntos por el Cambio a la hora de la negociación por la Ley Impositiva, Kicillof expresó: “Yo quiero tener una oposición, lo que me pene en alerta son los dobles discursos”. En ese sentido, reclamó que “deberían tener en cuenta el cuadro que presenta la provincia y que no es un diagnóstico que digo yo, sino que lo han dicho las urnas”. “La gente de Vidal quejándose de aumentos, cuando nada de lo que planteamos representa ni el 20% de la suba de luz que dejó firmada y que yo revertí”, agregó.

“Nos necesitamos mutuamente, venir a plantear posiciones exageradas, impostadas, cercanas al ridículo. Si ves a Jorge Macri diciendo ‘venimos a defender a la clase media’, después de un gobierno como el de (Mauricio) Macri, que significó una explosión nuclear para la clase media....suena raro”, cuestionó. “Yo entiendo la política, pero más allá de algunos oportunismos, protagonismos e internismos espero poder trabajar con ellos. Hago una invitación hacia adelante a hacerlo”, concluyó abriéndole las puertas a Juntos por el Cambio.

(Presidencia)
(Presidencia)

Al respecto de la relación tensa que se vio las últimas semanas entre el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y su par de Nación, Sabina Frederic, el mandatario provincial buscó minimizar el tema al sostener que “hay mucha gente con ganas de meter la cuña y armar polémica”. “En el Frente de Todos, y particularmente yo con el Presidente, hay una total consonancia de criterios, ideas y posiciones. Como Vidal hizo macrismo en la provincia, la articulación era la ausencia del gobierno provincial de las definiciones. En cambio nosotros articulamos políticas y programas y no es fácil, entonces claro que pueden surgir posiciones encontradas porque cada uno tiene que mirarlo, como se dice, desde su baldosa”, analizó el referente de Cristina Kirchner.

Seguí leyendo: