Alberto Fernández saluda a David Beasley, director general del Programa Mundial de Alimentos (PAM), la oficina de las Naciones Unidas con sede en Roma
Alberto Fernández saluda a David Beasley, director general del Programa Mundial de Alimentos (PAM), la oficina de las Naciones Unidas con sede en Roma

Desde Roma, Italia, donde inició su segunda gira desde que asumió como presidente, Alberto Fernández denunció que una cuenta de Twitter que se hacía pasar por su pareja Fabiola Yáñez era falsa y que ese usuario era parte de “las operaciones que el macrismo sigue desarrollando en las redes”.

Esta y otras cuentas en la que aparece Fabiola son falsas. Fabiola no tiene cuentas de Twitter. Todo es parte de las operaciones que el macrismo sigue desarrollando en las redes. Han mentido y siguen haciéndolo. Mienten y lastiman. Es lo que saben hacer. Solo sépanlo”, escribió Fernández en referencia a una publicación del usuario @fabiolayaez16, una cuenta que tras la denuncia del primer mandatario fue suspendida.

Antes, el Presidente había retuiteado un mensaje de Graciana Peñafort, ex abogada del ex canciller Héctor Timerman en el marco de la investigación por el Memorándum con Irán y recientemente nombrada directora general de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Senadores. En su mensaje, Peñafort había advertido: “Para que sepan: Fabiola Yáñez, la pareja de @alferdez NO tiene cuenta de Twitter. Están siguiendo y retuiteando un fake. Y déjenme decirles, claramente es la preparación de una operación que no está destinada a hacerla quedar bien. Consejo...NO retuiteen y denuncien por fake”.

Fernández llegó este jueves a Roma y mañana se reunirá con el papa Francisco. En diálogo con la prensa, el primer mandatario destacó al Sumo Pontífice como “un líder moral” y adelantó que en el encuentro con Jorge Bergoglio posiblemente dialoguen sobre su plan de lucha contra el hambre porque, señaló, “pensar que en la Argentina del siglo XXI hay gente pasando hambre es un tema que nos duele a todos”.

Ese es un tema que seguro le preocupa al santo padre, y nos preocupa a todos los argentinos”, resaltó Fernández en sus primeros minutos en Europa, donde tras el encuentro con Francisco, se reunirá con los mandatarios de Italia, Alemania, España y Francia.

Fernández llegó a Roma acompañado por la primera dama Fabiola Yáñez, la ministra de Justicia, Marcela Losardo, el canciller Felipe Solá, el secretario de Culto Guillermo Oliveri, el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz y el de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

El papa Francisco significa mucho para mí, es un líder moral, el líder de la Iglesia católica a la que pertenezco y también significa para mí un reencuentro con la Iglesia, a la cual pertenezco, se lo he dicho muchas veces”, aseguró cuando arribó a la embajada argentina en el Vaticano, donde se hospedará hasta el domingo.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Fiumicino, el presidente se reunió con el estadounidense David Beasley, director general del Programa Mundial de Alimentos (PAM), la oficina de las Naciones Unidas con sede en Roma encargada de la distribución de alimentos para apoyar proyectos de desarrollo, refugiados de larga duración y personas desplazadas, tras lo cual instó por Twitter: “Terminar con esta situación que sufren millones en el mundo es un imperativo moral y debe ser prioritario para todos”.

Seguí leyendo: