Hace algunos días, Alberto Fernández sostuvo que en la Argentina no hay “presos políticos”, sino “detenidos arbitrarios”. Sin embargo, el senador nacional Oscar Parrilli, ex secretario general de la Presidencia y uno de los hombres de confianza de Cristina Kirchner, se diferenció de las declaraciones del presidente y afirmó: “Yo creo que hoy hay presos políticos, no tengo dudas”. En el día en que Milagro Sala cumplió 4 años detenida, Wado de Pedro se sumó y se expresó en la misma dirección que Parrilli.

“Milagro Sala lleva 4 años detenida, no queremos más presas y presos políticos en Argentina”, publicó el ministro del Interior en su cuenta de Twitter, acompañado por una imagen y la firma de La Cámpora.

“Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso. En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa. Es gente que podría soportar sus procesos en libertad, pero los detienen porque son opositores", había considerado Alberto Fernández, en alusión a las prisiones preventivas, en una reunión con organismos de derechos humanos.

En esa ocasión, el Presidente tomó el micrófono especialmente para hacer esa aclaración (sin dar nombres específicos), luego de que Estela Carlotto, entre otros presentes, le manifestara su preocupación por los “presos políticos”. contó que los representantes de los distintos organismos expresaron sus preocupaciones.

Hoy, con el tema arriba de la mesa porque Milagro Sala cumplió 4 años detenida (se encuentra con prisión domiciliaria en San Salvador de Jujuy), el senador Parrilli dialogó sobre el asunto con Ernesto Tenembaum en Radio con Vos: "Más allá de si hubo o no hechos de corrupción, es la manera en la cual que están detenidos -el caso de Milagro Sala, Julio De Vido y Amado Boudou-. No hay en los expedientes que se hicieron elementos suficientes para condenarlos. Si los hay, que los condenen, pero no de la manera en la que lo han hecho”.

En cuanto a los dichos del Presidente, expresó: “Yo le respeto la opinión y no voy a condicionarlo, tengo una opinión diferente y nada más”.

Además, Parrilli aseveró que “hay pruebas serias y contundentes de que ha existido un plan sistemático de intromisión del Poder Ejecutivo en el Poder Judicial” durante la administración de Mauricio Macri.

Oscar Parrilli dijo que no quiere
Oscar Parrilli dijo que no quiere "condicionar" al Presidente, pero que tiene una "opinión diferente" (Télam).

En esa misma línea, Wado de Pedro eligió la red social Twitter para expresar su visión. “No queremos más presas y presos políticos en la Argentina”, reclamó, contradiciendo al Presidente y refiriéndose puntualmente a la dirigente de la organización Tupac Amaru, mediante el hashtag #LibertadAMilagroSala.

Antes de que dos funcionarios de su propio Gobierno, Hebe de Bonafini también había mostrado su malestar con Alberto Fernández por este tema. “Pensá un poquito, no precisás ser un genio. Debe decidir si está con el Poder Judicial, mayoritariamente corrupto, o con los presos políticos. Es sencillo, sólo eso le pido”, escribió de Bonafini, en un texto que firmó el 15 de enero, el cual tituló “Hablemos claro", en una hoja con el membrete de Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Seguí leyendo