El presidente electo Alberto Fernández y su vice Cristina Kirchner celebraron este viernes la noticia de la liberación del ex presidente brasileño Lula da Silva, quien estuvo un año y medio detenido acusado de corrupción.

Fernández aseguró que el proceso judicial que terminó con la encarcelación del Lula fue una “persecución arbitraria”. “Su entereza demuestra no solo el compromiso sino la inmensidad de ese hombre. ¡Viva #LulaLivre!”, agregó.

Cesa hoy una de las aberraciones más grandes del Lawfare en Latinoamérica: la privación ilegítima de la libertad del ex Presidente de la República Federativa de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. #LulaLivre”, publicó la ex presidente.

En más de una oportunidad enmarcó en una “guerra mediática-judicial contra los líderes de la oposición en América Latina” el direccionamiento de la investigación Lava Jato para terminar con las aspiraciones presidenciales de Lula, que figuraba primero en las encuestas de cara a las elecciones generales de octubre hasta que fue inhabilitado por el Tribunal Superior Electoral.

Alberto Fernández también se había expresado a favor de la liberación de Lula en numerosas ocasiones, y especialmente durante los últimos días, en distintas declaraciones públicas hechas en el marco de su gira por México.

Tal vez esté preso porque consiguió que más de la mitad de los brasileños sean parte de la clase media. Tal vez eso es lo que no le perdonaron a Lula. Eso pasó en todo el continente. Pasó en Argentina, en Ecuador y en Bolivia. Lo que no le perdonan a Evo Morales es que cambió la estructura productiva de Bolivia”, expresó el pasado martes durante un evento que encabezó en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ayer, se mostró satisfecho por la decisión de la Corte Suprema de Brasil que había dejado a Lula a un paso de recuperar la libertad.

Su fuerte defensa del ex mandatario brasileño también generó fuertes tensiones con el presidente Jair Bolsonaro que incluso impulsó en el Congreso una moción de repudio contra Fernández. “Le faltó el respeto a las decisiones de las instituciones judiciales del Estado brasileño”, afirmó el diputado Eduardo Bolsonaro. La iniciativa ya fue aprobada por la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja.

Lula había sido uno de los primeros en felicitar a Fernández por su victoria en las elecciones presidenciales. Incluso le envió una carta manuscrita al día siguiente. "Querido amigo Alberto Fernández”, comienza la misiva, en la que el dirigente brasileño, que estuvo detenido en Curitiba desde el 7 de abril de 2018 hasta hoy, saluda a Fernández y pide, entre otras cosas, que le “transmita un gran abrazo para la compañera Cristina (Fernández de Kirchner) y para todo el pueblo argentino”.

Seguí leyendo: