Gisela Marziotta, compañera de fórmula de Matías Lammens en la ciudad de Buenos Aires


La candidata a vicejefa de Gobierno por el Frente de Todos, Gisela Marziotta, visitó los estudios de Infobae y analizó la problemática de la inseguridad en la ciudad de Buenos Aires. “¿De qué sirve tener tanta policía si la gente no tiene confianza en esa persona que la tiene que cuidar? Acá hay un vínculo de confianza que está roto y que hay que reconstruir”, planteó.

Además, evaluó el desempeño de su compañero de fórmula Matías Lammens en el debate porteño, criticó en duros términos la gestión de Horacio Rodríguez Larreta y se mostró confiada en que el Frente de Todos podrá forzar un balotaje contra Juntos por el Cambio.

-¿Qué te pareció la actuación de Alberto Fernández en el debate presidencial?

-A mí me gusta que exista esta instancia, es un buen punto de partida. Suma a los debates que se dan en las campañas pero en forma desordenada. Por eso está bueno que haya un orden: un día, a una hora y que estén todos juntos. Hay mucha gente que no está en el minuto a minuto de toda la campaña y me parece que nos pone en sintonía electoral. Obviamente, me hubiera gustado que fuera con más intercambios, no cruces porque no quiero gente peleándose a la hora de exponer ideas. Con más intercambios me parece que sería muy constructivo.

-Esa falta de intercambios se notó más en el debate entre los candidatos a jefe de Gobierno...

-Sí, le faltó mucho en ese sentido. Creo que estaban todos con mucha cautela. A mí me pareció que Matías Lammens fue el que se mostró más auténtico. Porque es una persona que no viene del mundo de la política, que no viene de los medios de comunicación y que en ese sentido se mostró como es, no coacheado. Hasta por momentos se notaba que se ponía nervioso ante una situación de mucha exposición y de mucha presión. Que se haya sentido eso habla de la autenticidad de una persona que te está contando lo que quiere hacer y que no viene de ese mundo.

-Muchos analizan que mostrarse nervioso transmite inseguridad.

-Ese para mí es un error de interpretación. Me parece que justamente Matías lo que viene a aportar es que no tiene que ver ni con los medios ni con la política tradicional. En mi caso, yo vengo de los medios y viví dentro de un estudio durante 20 años. No vengo de la política tradicional pero tengo experiencia en medios.

Gisela Marziotta
Gisela Marziotta

-¿Lo aconsejaste?

-No, porque él no quiere ser coacheado, quiere contar las cosas como las contó. A mí me parece que eso está buenísimo.

-Uno de los pocos cruces que hubo fue en torno a la seguridad. Larreta dijo que mejoraron todos los indicadores y Lammens le contestó que los datos no eran públicos. También prometió más cámaras y más policías en las calles. ¿Cómo ven ese enfoque?

-Todo lo que tenga que ver con sumar herramientas que mejoren la seguridad yo lo tomo como algo positivo. La ciudad tiene herramientas y tiene presupuesto, el tema es qué se hace después con esas herramientas. Hay muchas cámaras pero lamentablemente cuando necesitás ver ese material no estaban funcionando o nadie las estaba mirando. Está buenísimo que haya más policías.

-Rodríguez Larreta prometió sumar otros 2 mil policías.

-El tema no es la cantidad de policías porque hoy ya se tiene un montón de efectivos en la calle. El tema es que si le preguntás a los vecinos si tener un policía en la esquina de la casa les da tranquilidad, te dicen que no. ¿De qué sirve tener tanta policía si la gente no tiene confianza en esa persona que la tiene que cuidar? Acá hay un vínculo de confianza que está roto y que hay que reconstruir. Por otro lado, yo también hablo con los policías. Porque también pasa que el policía tiene una situación de precarización laboral extrema, trabajan 12 horas por día -que implica una sobrecarga que es obligatoria-, con horarios rotativos, y los viernes no saben a la semana siguiente qué turno les va a tocar. Con lo cual tenés una persona que está sumamente estresada, que gana poco y que no sabe cuándo va a estar en su casa. Esa persona, en ese contexto, tiene un arma y se supone que nos tiene que cuidar. Además, no se trabajó en homogeneizar esa fuerza. No se trabajó en el sentido de identidad y de pertenencia de quienes vienen de la Federal a la Policía de la Ciudad. Entonces tenés una fuerza heterogénea con fisuras internas.

-¿Cómo se mejora el vínculo entre la sociedad y las fuerzas de seguridad?

-Lo primero que tenés que hacer es empezar a trabajar la seguridad como un derecho humano, porque es sinónimo de libertad. Tenés que trabajar para tener profesionales de la seguridad con capacitación. Hasta hace poco el policía que entraba tenía un año de capacitación. En un año te largaban a la calle con un arma.

-Ahora subió.

-Ahora son dos. Pero sigue siendo poco. Antes en la Federal tenían tres años, que también era poco. Para mí tiene que subir a cuatro años por lo menos. Hay que trabajar desde la academia con este sentido de identidad y pertenencia. Hay que volver al policía del barrio que conocías y te conocía, donde se podía estrechar el vínculo de confianza. Ahora con estos sistemas rotativos nunca sabés el policía que te toca. Es un trabajo a largo plazo el que hay que hacer y tiene que ser una política de Estado.

Gisela Marziotta
Gisela Marziotta

-¿Qué opinás de la medida que faculta a la policía a pedir preventivamente los DNI en las estaciones de tren?

-Con todo lo que se sienta como un avasallamiento del otro no estoy de acuerdo. Pero sí entiendo que a veces hay medidas que tienen que ver con la prevención. Y ahí tenés que tener una fuerza profesional porque el tema no es si te piden o no el documento, el tema es cómo te lo piden, para qué y a quiénes. Porque también podés pedir el documento por prejuicio y estigmatizar de acuerdo a estereotipos. La verdad de todo esto no tiene que ver tanto con si se pide o no el documento sino con qué fuerza policial está en la calle trabajando sobre los temas. Si vos tenés profesionales trabajando en la calle que te pidan documento no debería ser un problema. El problema es cuando no tenés profesionales y hay un abuso sobre esa iniciativa. Por otro lado, por ley ya tendría que estar funcionando el defensor de los policías, como una especie de ombudsman policial. Eso está legislado y no se está cumpliendo, y para los policías sería muy importante. Porque son trabajadores y trabajadoras que no están sindicalizados y no tienen representantes.

-¿Cómo va a ser la campaña si logran forzar el balotaje? ¿Se va municipalizar más el discurso?

-Sí, y va a ser un desafío muy interesante poder debatir la ciudad en serio. Porque en la elección del próximo domingo estamos eligiendo presidente. Es lo más importante desde el punto de vista del rumbo adonde se quiere ir. Son dos modelos claramente diferentes los que se ponen en juego. Y son los mismos modelos que están en juego en la ciudad de Buenos Aires, porque Rodríguez Larreta es la crisis económica. Es el cómplice de Mauricio Macri a la hora de aplicar las políticas que aplicó. Es la persona que acompaña a Macri hace 12 años. Siempre fue parte de esa mesa chica donde se toman las decisiones sobre el rumbo que querían para la Argentina. Las consecuencias que hoy tenemos, de desempleo, de indigencia, de pobreza, de inflación que nunca resolvieron, todas las promesas incumplidas, Rodríguez Larreta es cómplice de todo eso.

Gisela Marziotta (Crédito: Santiago Saferstein)
Gisela Marziotta (Crédito: Santiago Saferstein)

-¿Te sorprendió que haya participado del acto del sábado en el Obelisco? Algunos especulaban con que le convenía distanciarse del Presidente.

-A mí no me sorprende porque tengo muy en claro que Rodríguez Larreta es el macrismo explícito. Se hace un esfuerzo enorme por disociar las figuras de Macri y de Larreta como si fueran algo diferente y es imposible. Disociar la figura de Larreta de la de Macri es estafar al vecino y a la vecina de la ciudad. No hay posibilidad de que sean algo diferente. De hecho Larreta profundizó todas las políticas que venía llevando adelante el macrismo, las políticas de vaciamiento de educación y salud pública. A nivel nacional Larreta es parte de la mesa donde se tomaron cada una de las decisiones que aplicó Macri. Y después ni siquiera tuvo la sensibilidad de contener las consecuencias sociales que ellos mismos fueron generando y teniendo una ciudad con todos los recursos para poder hacerlo.


La entrevista completa

La candidata a Vicejefa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente de Todos visitó los estudios de Infobae TV

Seguí leyendo: