Hubo ironías, críticas, acusaciones y contraataques durante esta segunda parte del debate de los candidatos presidenciales

En su presentación inicial, el presidente Mauricio Macri empezó con una ironía, aludiendo a la compañera de fórmula de Alberto Fenández: “Tengo un compañero de fórmula que siempre da la cara”. Y diciendo de sí mismo: “Yo siempre he sido coherente. No cambio para acomodarme”

Alberto Fernández replicó con constante señalamientos a la falta de transparencia del gobierno actual, con frases como: “Un presidente no debe involucrarse en la justicia, ni sacar decretos que favorecen a sus hermanos”.

En el bloque sobre seguridad, Nicolás del Caño renovó las denuncias de su sector hacia lo que considera excesos en la represión oficial: “Una ministra que no quiero dejar de señalar (Patricia Bullrich) es responsable política de las represiones que terminaron con la muerte de Santiago Maldonado y de Rafael Nahuel”, acusó.

Juan José Gómez Centurión también cuestionó la gestión kirchnerista en la materia, pero desde otro enfoque: “Durante el gobierno de los Kirchner se liberaron las fronteras, los precursores para fabricar droga, y se liberó el territorio nacional”, acusó.

Macri, Fernández, Del Caño, Lavagna, Gómez Centurión y Espert debatieron sobre seguridad, empleo, producción, infraestructura y calidad institucional, entre otros temas
Macri, Fernández, Del Caño, Lavagna, Gómez Centurión y Espert debatieron sobre seguridad, empleo, producción, infraestructura y calidad institucional, entre otros temas

“Cuando Alberto Fernández fue jefe de gabinete llegamos a importar 20 mil kilos de efedrina por año”, dijo Mauricio Macri en el mismo sentido.

Y siguió con otra grave acusación: “Nosotros condenamos a Hezbollah como una organización terrorista. Nos alineamos con los países del mundo contra este flagelo que es el terrorismo. El kirchnerismo quiso encubrir a los responsables del atentado contra la AMIA”.

“Las calles y las rutas no están para ser cortadas -sentenció José Luis Espert-. Piquetero que corta la calle o las rutas, piquetero que termina preso. Cuidado Grabois"

En el capítulo sobre infraestructura, Macri no dejó de aludir a la corrupción en la obra pública: “Por el precio de una autopista kirchnerista nosotros hacemos dos”

Alberto Fernández, por su parte, contraatacó: “En materia energética, lo que usted hizo, Presidente, fue llenar los bolsillos de sus amigos. Subió las tarifas de un modo tan cruel que la Argentina se quedó sin energía. Usted se pregunta cómo yo en mis años de jefe de Gabinete no vi la corrupción de la obra pública. ¿Y usted con el clan Macri no vio la corrupción de la obra pública? Después nos contó cuando su padre murió, que su padre era el responsable. Hablemos en serio. A mí no me va a correr”.

Y luego hizo una fuerte advertencia: “Desde que me fui, nunca un juez me citó para que dé explicaciones. No es la suerte del presidente que el día que deje el Gobierno lo esperan más de cien causas donde está siendo investigado”. Y volvió sobre el tema del supuesto privilegio de los familiares de Macri: “¿Cómo fue que su hermano, Presidente, blanqueó dinero cuando la ley se lo prohibía?”

Macri y Fernández intercambiaron acusaciones
Macri y Fernández intercambiaron acusaciones

“Fantasean con una Conadep para juzgar a periodistas como si fuesen terroristas", acusó por su parte el Presidente.

“Son tantas las diferencias que tenemos, que ellos no aceptan, no creen, no ven, que Maduro es un dictador, -siguió diciendo Macri-. Eso ya marca una enorme diferencia entre nuestra visión de la democracia y la visión de ellos”.

José Luis Espert dijo que luego de escuchar a sus principales contrincantes, veía que eran iguales y, dirigiéndose a Macri y Fernández, ironizó: “Muchachos, abrácense, tan diferentes no son”.

Cuando vino el tema de la pobreza, Mauricio Macri se defendió de las críticas con un contragolpe dirigido especialmente al candidato del Frente de Todos: “Es indignante escucharlos hablar de pobreza, No les creo nada. Ocultaron la pobreza. Siempre han hecho clientelismo”.

Roberto Lavagna aseguró por su parte que “los últimos dos gobiernos confundieron desarrollo social con el reparto de planes”, englobando en su crítica a oficialismo y kirchnerismo.

Seguí leyendo: