Patricia Bullrich y Mauricio Macri (Presidencia)
Patricia Bullrich y Mauricio Macri (Presidencia)

Un polémico tuit de Alberto Fernández, los consejos de Patricia Bullrich, un par de encuestas, las últimas estadísticas de incautación de drogas en mano y el resultado del operativo policial para exigir el DNI en los trenes. Todo este compendio de efectos políticos terminaron de convencer a Mauricio Macri en los últimos días sobre la radicalización de su estrategia electoral diseñada hacia un objetivo concreto: potenciar el discurso duro de centro derecha y sustentarlo con sus planes de seguridad.

El Presidente expuso ayer en la masiva marcha en el Obelisco alguno de estos puntos y los reforzará hoy en el último debate presidencial con la idea de retener los votos de Juntos por el Cambio y sumar aquellos sectores que aún están indecisos.

El mensaje de la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico apunta a marcar una fuerte contraposición con el kirchnerismo pero también se sustenta en un hecho incontrastable de la realidad y es que Macri no puede mostrar demasiadas bondades de su plan económico. Ese es su lado más débil que debe opacarlo con el relato de la “mano justa”, como le gusta decir al gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba.

Entre los gladiadores macristas del mensaje de combate contra los narcos y delincuentes se destacan Miguel Pichetto, Bullrich y Lilita Carrió, quien también cree que la apuesta por mostrar la lucha contra la corrupción hubiese estado más acorde a las bases fundacionales de Cambiemos.

Un allegado al senador Pichetto expresó a Infobae que “desde el primer día que aceptó ser candidato a vicepresidente Pichetto estaba convencido en que había que mostrar todos los logros del gobierno en materia de lucha contra la delincuencia pero no todos se animaban a ser tan tajantes y vehementes”.

Macri y Pichetto están convencidos de que hay que reforzar el mensaje por la seguridad (Gustavo Gavotti)
Macri y Pichetto están convencidos de que hay que reforzar el mensaje por la seguridad (Gustavo Gavotti)

Macri tuvo que hacer un proceso interno antes de mostrar este eje discursivo de la centro derecha con mayor firmeza al igual que lo hizo con el tema de la oposición a la legalización del aborto.

“En la Argentina había una política antipolicía que defendía a aquellos que atacaban a las fuerzas de seguridad y nosotros vinimos para cambiar esta lógica”, expresó a Infobae Bullrich al defender el esquema discursivo de centro derecha que optó por reforzar Macri.

Al encuestador Jorge Giacobbe le llama la atención que en épocas del kirchnerismo sólo el 17% de la gente creía que el gobierno de Cristina Fernández hacia algo contra el narcotrafico o la delincuencia. En la gestión de Macri esa percepción del gobierno cambió rotundamente y ya es el 50% del electorado que piensa en que el Poder Ejecutivo combate a los narcos o hace algo para frenar la inseguridad. “Esto no pasaba antes. Incluso los votantes del kirchnerismo siquiera confiaban que se hacia algo contra la inseguridad”, añadió Giacobbe ante Infobae.

Como contrapartida a esto, las últimas encuestas que circulan por la Casa Rosada muestran que 51 % de la gente cree que hubo corrupción en el kirchnerismo pero que gobernaron mejor que Cambiemos en términos de economía. Esto demuestra que economía mata corrupción, por lo que el mensaje de Macri debía reforzar la lucha contra la corrupción con el mensaje de combate a la inseguridad para contrarrestar los baches de una economía alicaída.

Tambien es cierto que el mensaje celeste y lucha contra la delincuencia busca restarle votos a referentes como Juan Gómez Centurión ya que desde que se fue del gobierno no pudieron convencerlo de bajar su candidatura presidencial. El último que visitó a este ex director de la Aduana de Macri y actual postulante presidencial fue el senador Esteban Bullrich. Fue con la intención de que desista de ser candidato. Pero nada pudo hacer el senador del PRO para que Centurión abandone la idea de dar la pela en la presidencia y restarle votos a Macri.

Otro dato interesante que ratifica el actual rumbo del gobierno. En las primeras encuestas que manejaba el gobierno cuando Macri llegó al poder había al menos cinco funcionarios que tenían imagen positiva. Estos eran: Alfonso Prat Gay, Rogelio Frigerio, Susana Malcorra, Esteban Bullrich y Marcos Peña. Pero la única que se mantuvo con imagen positiva es Bullrich, lo que muestra una vez más que la gente valora uno de los pocos aciertos de Macri que se encuentran en las políticas de seguridad.

Medidas, tuit y estadísticas

La ministra de Seguridad estuvo desde el viernes por la mañana y ayer pasándole datos y estadísticas al Presidente para reforzar el mensaje de seguridad en el debate que hoy tendrá en la Facultad de Derecho donde precisamente uno de los ejes temáticos es el de la seguridad.

Sin embargo, desde hace 15 días que Macri se convenció en virar radicalmente su mensaje hacia el tema seguridad. Pichetto lo ayudó bastante con sus diatribas contra los inmigrantes que cometen delitos o la lucha contra los narcos.


Pichetto y Bullrich en un reciente operativo de incautación de droga (Maximiliano Luna)
Pichetto y Bullrich en un reciente operativo de incautación de droga (Maximiliano Luna)

En este esquema de retórica reforzada Bullrich le propuso a Macri el anuncio de un paquete de medidas de seguridad casi a diario en medio de la campaña. Ya hubo más de 10 anuncios de planes de seguridad en los últimos días. Así fue como se gestó el anuncio del plan para que los policías pidan el DNI a cualquiera en las estaciones de trenes a fin de reducir el hurto en la vía pública, el anuncio de duplicación de penas para los que cometan delitos con armas, la prohibición por decreto del uso de armas de guerra y el próximo anuncio que será la puesta en marcha de un chip en todas las armas de las fuerzas federales para hacer un seguimiento de su debido uso.

Otro eje de debate en la campaña que terminó de convencer a Macri en contraponer su mensaje de seguridad con la propuesta del Frente de Todos fue un polémico tuit de Alberto Fernández la semana pasada.

El candidato presidencial del kirchnerismo escribió: "El Ministerio de Seguridad deja que la policía mate por la espalda, la UIF espía a jueces y el Ministerio de Justicia limita el derecho de defensa en juicio. Eso es tan cierto, ministra, como que mentir está mal y es inmoral. Mándele un tuit a Macri y recuérdeselo".

Bullrich no tardó ni dos días y le saltó a la yugular a Alberto Fernández al sostener ante Infobae: “Está claro que el candidato del Frente de Todos no entiende nada de seguridad ni cómo hicimos para bajar la delincuencia porque no tiene política de seguidad y cree que catalogando de homicida a un policía que actuó bajo la ley va a poder proteger a la ciudadanía cansada de la delincuencia. defender a delincuentes y mantener un sistema penal que avala la mentira”.

Las medidas que acaba de anunciar Macri en materia de seguridad se sustentarían con resultados concretos. Por ejemplo, a la polémica medida de pedir el DNI en las estaciones de trenes el Gobierno lo resuelve con una baja de los hurtos que se empezaron a registrar. Así, de las 700 personas que la policía les pide a diario el DNI en las estaciones de trenes unas 30 a 40 tienen antecedentes penales. No pensará lo mismo la diputada Victoria Donda que salió en defensa de una persona que la policía le pidió el documento y tenía antecedentes penales.

Alberto Fernández objetó duramente la política de seguridad de Macri (Gustavo Gavotti)
Alberto Fernández objetó duramente la política de seguridad de Macri (Gustavo Gavotti)

En tren de mostrar resultados, el Gobierno dijo que Argentina redujo en un 30,3% la tasa de homicidios dolosos desde el 2014 al 2018 y se posicionó así como el país de América Latina que tiene el índice más bajo de homicidios después de Chile. Y creen que la decisión de Macri de duplicar las penas para aquellos que cometen delitos con armas reducirá los homicidios.

A la vez, según un detallado informe del Ministerio de Seguridad al que accedió Infobae la incautación de marihuana aumentó 121,5% respecto al año pasado y en el caso de la cocaína mostró un incremento del 18,1%. Para Macri, el combate contra el narcotráfico debe ser un eje central de la campaña.

Frigerio fue taxativo al exponer estos logros del Gobierno: “Así como reconozco con mucha claridad que hay cosas que no pudimos resolver, y quizás aquella cosa que mas le quitan el sueño a los argentinos, también hay muchas cosas que si pudimos resolver o estamos avanzando en la dirección correcta y me refiero a la lucha contra el narcotráfico, las mafias, la reconstrucción de la república, la independencia de poderes, el federalismo, la inserción inteligente de Argentina en el mundo, el plan de infraestructura transparente, la soberanía energética”.

A la vez, el ministro del Interior dijo a Infobae: “Hay muchas cosas en las cuales si podemos decir que con orgullo, o la solucionamos o estamos en le camino de hacerlo. Y también son temas de larga data en la Argentina”. Se refería al combate contra las mafias y el narcotráfico, el lugar del relato donde Macri se siente más cómodo en medio de la campaña.

Seguí leyendo: