Mauricio Macri, en el Coloquio de IDEA. (Christian Heit)
Mauricio Macri, en el Coloquio de IDEA. (Christian Heit)

Cuatro de cada cinco empresarios que participaron del coloquio de IDEA en Mar del Plata aseguran que votaron a Mauricio Macri, que están desilusionado por su gestión en la Casa Rosada y que ya empezaron un estratégico acercamiento a Alberto Fernández, el candidato presidencial del Frente de Todos. Esos hombres de negocio aseguran que Macri perdió su reelección con el resultado de las PASO y que su error fundamental consistió en no escuchar ni proteger al denominado Círculo Rojo.

Macri tenía la información del inconsciente colectivo que predominó en esta edición del Coloquio de IDEA, y avanzó contra esa sensación que ya había vencido a cientos de empresarios que decidieron abandonar el hotel Sheraton antes que iniciara su videoconferencia desde Corrientes, adonde minutos más tarde iba a protagonizar otra caravana bajo el lema Sí se puede.

El presidente reconoció que su derrota en las PASO había abierto un etapa de autocrítica en la coalición oficial y que esa autocrítica implicó la decisión de convocar a un pacto programático con la oposición. “Yo subestimé la dificultad de erradicar la inflación y creo que ahora debemos lograr consensos en torno a eso", dijo Macri.

Con un sólo aplauso hasta ese momento, el presidente desarrolló su propuesta política. “Después de las elecciones, hay que poner foco y hacer un acuerdo político con la oposición”, adelantó Macri.

Y remató: “Hemos visto muchos discursos alrededor de la importancia del equilibrio macroeconómico, pero a la hora de la verdad, en los debates y en el Congreso, siempre ha sido muy difícil llegar a un acuerdo para bajar el gasto y ha sido demasiado fácil encontrar acuerdos para aumentar impuestos”, aseguró Macri ante los empresarios que se mantenían en silencio.

Con un fondo de madera enchapada, cara de cansado, y contestando las preguntas de Gastón Remy y Federico Procaccini -responsables de esta edición de IDEA- el presidente cuestionó al Círculo Rojo que hace ya varios meses tomó distancia de su gobierno.

“Hay muchos escépticos en el círculo rojo que dieron por terminado todo el día de las PASO”, aseguró Macri ante los empresarios que, apenas, sonrieron con diplomacia.

Mauricio Macri en el Coloquio IDEA


Durante los cuatro años de su primer mandato, Macri tuvo una actitud ambivalente con los empresarios, que giró a la resistencia mutua cuando se conocieron los planes de ajuste del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Causa Cuaderno y la crisis económica. El establishment sostiene que el presidente no los defendió, y el presidente replica que los aumentos de precios y la caída de la producción es una fatalidad compartida.

Macri habló en el Coloquio de IDEA durante quince minutos. Remy y Procaccini, sus anfitriones a la distancia, le agradecieron al presidente su gesto de aparecer desde de Corrientes minutos antes de iniciar una nueva etapa de su campaña 30 días 30 ciudades. “Sí se puede chamigo”, replicó el Presidente antes de cortar.

En ese momento, los empresarios aplaudieron de nuevo.

Seguí leyendo: