Juan José Gómez Centurión, líder del Frente NOS, fue uno de los seis contendientes al sillón de Rivadavia que participó del primer debate presidencial el pasado domingo.

Marcado por su estilo parco, el veterano de Malvinas dejó definiciones contundentes -especialmente en lo referido a su rechazo a la legalización del aborto, factor excluyente de su campaña- pero también enfrentó algunas dificultades para cerrar los conceptos en el tiempo asignado.

No obstante, y más allá de las evaluaciones posteriores realizadas por periodistas y analistas políticos, el candidato consideró que salió bien parado de la contienda. Y lo demostró de una manera tan particular como provocativa con sus oponentes: actualizó la portada de su cuenta de Twitter con una foto alusiva al debate en la que comparó a cada uno de los candidatos con un personaje de “Los Simpson” y uno de Futurama y -en su cosmovisión- ensalzó su figura en detrimento de los demás.

En una clara evocación a su pasado militar, Gómez Centurión se equiparó con Rainier Wolfcastle, un actor que suele protagonizar películas de guerra. Musculoso y armado con pistolas y granadas, pareció querer transmitir una imagen de masculinidad que está en línea con su defensa de lo que su partido describe como los “valores tradicionales” con respecto a las familias y la sociedad.

Las comparaciones de los otros candidatos, en el orden en el que aparecen en la foto, son: Mauricio Macri como el codicioso empresario y jefe de Homero Simpson, el señor Burns; A José Luis Espert lo comparó con el protagonista de la serie, Homero Simpson; en cuanto a Roberto Lavagna, la conexión fue con el Profesor Hubert Farnsworth, un científico que en la serie -también concebida por el creador de los Simpson, Matt Groening- tiene 161 años. Alberto Fernández aparece retratado como “Gordo Tony”, un estereotípico jefe mafioso italoamericano; y Nicolás Del Caño es Lenny Leonard, compañero de trabajo de Homero Simpson en la planta nuclear de Springfield.

La nueva foto de portada del candidato tuvo repercusión en las redes sociales, y el mismo Gómez Centurión compartió un artículo en el que se hacía referencia a su mensaje semiótico.

La intervención más polémica del candidato en el debate tuvo lugar cuando pidió “terminar con el curro de los derechos humanos”.La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, le respondió rápidamente y dijo que el ex jefe de la Aduana “es un salvaje” que “revindicó el terrorismo de Estado” y que “llamó criminales a nuestros hijos”.

Este miércoles, en una entrevista con radio Cooperativa, Goméz Centurión fue consultado sobre las expresiones de Carlotto y aseguró que la dirigente social “es la mamá de una terrorista”. “Militaba en una organización terrorista que buscaba tomar el poder en Argentina. Eso era. No tiene nada que ver con cómo terminó”, sostuvo en referencia a Laura Carlotto, que fue secuestrada en noviembre de 1977, cuando estaba embarazada de tres meses.

“¿Los desaparecidos son todos terroristas?”, le preguntaron al candidato presidencial. Y respondió: “Eran parte de una estrategia cubana del ERP y Montoneros. ¿Si no eran terroristas, qué eran?". “Trataban de tomar el poder a través del terror y de la guerrilla. ¿Qué eran sino eran terroristas? ¿Cómo se llaman? En cualquier lugar del mundo se llaman terroristas”, afirmó.

Seguí leyendo: