El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, afronta un juicio por enriquecimiento ilícito durante su gestión. Su hija, Julieta, está procesada como partícipe necesaria de ese presunto delito. (NA)
El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, afronta un juicio por enriquecimiento ilícito durante su gestión. Su hija, Julieta, está procesada como partícipe necesaria de ese presunto delito. (NA)

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) no reincorporará a Julieta Jaime, la hija del condenado y detenido ex secretario de Transporte del gobierno kirchnerista, Ricardo Jaime, a sus tareas. La aclaración se produce luego de que el juez federal N°3 de Córdoba, Miguel Hugo Vaca Narvaja, ordenó que se levante la suspensión y sea restituida en su puesto de trabajo.

Según la investigación judicial, Julieta Jaime compró una moto de agua y una casa en un barrio residencial en las afueras de Carlos Paz, en Córdoba, con ingresos que no pudo justificar. Además, le descubrieron una moto de agua a su nombre. Ante esas irregularidades, el 12 de mayo de 2016 fue procesada por el juez federal Sebastián Casanello como partícipe necesaria del delito de “enriquecimiento ilícito” por el que es investigado su padre Ricardo, que aumentó su patrimonio mientras ejercía la función pública.

Por esa causa, la ANAC dispuso una suspensión preventiva de Julieta Jaime de sus funciones en el mes de agosto de 2016 “hasta tanto se resuelva la causa judicial”. Sin embargo, el juez Vaca Narvaja aceptó una nueva acción de amparo presentada por la funcionaria apercibida y solicitó su reincorporación en el término de 48 horas.

El organismo encargado de regular y fiscalizar la aviación civil en el país apeló la resolución judicial y, a través de un comunicado, resaltó que el fallo “es llamativo por el contexto en el que se produce” y adelantó que Julieta Jaime no será reincorporada porque “no se dictó sentencia definitivaen la causa que la involucra y que se inició en abril pasado.

En sus fundamentos, la ANAC defendió la continuidad de la suspensión al afirmar que esa decisión “no constituye una violación al derecho de defensa” como señala el fallo del juez Vaca Narvaja, y tampoco vulnera el “principio de inocencia”.

El art. 58 del Reglamento de Investigaciones Administrativas determina que cuando un agente se encuentra procesado por hechos no vinculados al servicio y la naturaleza del delito que se le imputa fuera incompatible con su desempeño en la función, podrá disponerse la suspensión preventiva del mismo hasta tanto recaiga pronunciamiento en la causa penal a su respecto", resaltó el organismo en su declaración.

Julieta Jaime desempeñaba un cargo en la ANAC durante la gestión de su padre, Ricardo Jaime.
Julieta Jaime desempeñaba un cargo en la ANAC durante la gestión de su padre, Ricardo Jaime.

Y agregó: “La ANAC considera que el amparo que presentó la hija de Ricardo Jaime no es la vía formal judicial idónea para este tipo de petición y que la suspensión ordenada por ANAC no la coloca en situación de insolvencia, ni constituye un perjuicio irreparable o irreversible al derecho que se alega”.

La ANAC adelantó que, de acuerdo al artículo 60 del reglamento citado, en casos como los de Julieta Jaime se le abonará los salarios caídos por el tiempo transcurrido si el empleado logra “ser absuelto o sobreseído en sede penal”.

“El fallo emitido, después de más dos años de iniciada la causa, no solo resulta llamativo en términos de tiempo transcurrido y el contexto político en el que pronuncia sino que además implica desconocer facultades propias de la Administración Pública, e implica una vez más una violación a la división de poderes constitucionalmente reglada”, concluye el comunicado.

Seguí leyendo: