La Sala 2 de la Cámara Federal porteña dictó el procesamiento de Horacio Curien, un ex funcionario de la AFIP, en el marco de una causa donde se encuentra acusado de malversar fondos públicos y usarlos para irse a Miami de vacaciones. De ser encontrado culpable y quedar firme la sentencia, podría recibir una pena de entre dos y seis años de prisión.

La Cámara, integrada por los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, hizo lugar a un recurso de apelación interpuesto por la fiscal de primera instancia Paloma Ochoa, luego de que la jueza federal María Servini dictara la falta de mérito en el caso. En otras palabras, que determinara que no había evidencia suficiente para proseguir con la investigación, pero tampoco para declarar inocente al sujeto investigado.

Curien fue acusado de malversar fondos públicos en septiembre de 2015 al solicitar -y obtener- la entrega de viáticos y pasajes aéreos con el objetivo de asistir a una cumbre internacional relacionada a sus funciones. En ese momento, se desempeñaba como titular de la Subdirección General de Fiscalización de la AFIP.

El foro en cuestión, sobre “Transparencia e Intercambio de Información con Fines Tributarios de la OCDE”, tendría lugar en la ciudad de Bridgetown, en Barbados, entre el 27 y el 31 de octubre. Sin embargo, la evidencia recopilada reveló que el funcionario en realidad estuvo de vacaciones en Miami en esas fechas, durante las cuáles también continuó percibiendo su sueldo.

Para fundamentar sus argumentos, la fiscal hizo referencia a un informe de la compañía American Airlines, el cual reveló que dos semanas antes de la fecha del vuelo hacia Barbados -adonde iría desde Miami- Curien ya había cancelado los pasajes y recibido un reembolso por más de $22.000.

" No es convincente, de momento, la mera versión del imputado en cuanto a que ésta es una información equivocada", graficó el fallo de la Cámara, que además resaltó el hecho de que fuera el mismo funcionario quién tomó la iniciativa y solicitó a sus superiores que lo seleccionaran para concurrir al foro y solventaran sus gastos.

“Además, a su regreso de Miami, a la hora de rendir cuentas Curien no informó que no había viajado a la ciudad de Bridgetown -dejando solamente constancia en carácter de observación que la fecha de regreso había sido modificada por motivos personales y que no poseía las tarjetas de embarque correspondientes al tramo Miami/Barbados-. Tampoco procedió a reintegrar ninguna de las sumas destinadas a solventar sus gastos de viaje y los correspondientes pasajes”, agregó.

A pesar de que el resumen de la tarjeta de Curien mostraba un gasto de hotel en el país caribeño, la instancia de apelaciones concluyó que este constituyó una maniobra destinada a engañar a aquellos que pudieran sospechar que no viajaría allí. En consecuencia, los jueces decidieron procesar a Curien por el delito de estafa en perjuicio a la Administración Pública y ordenar a la jueza de primera instancia a disponer un embargo sobre sus bienes.

Curien ya enfrenta al menos una causa más en los tribunales federales de Comodoro Py. De más alto perfil y en una instancia más avanzada. Se encuentra acusado en el juicio oral que tiene como principal exponente al ex titular de la AFIP durante la mayor parte de las dos administraciones de Cristina Kirchner, Ricardo Echegaray, por una falsa denuncia con información fiscal secreta contra el entonces titular del ministerio de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay.

Ricardo Echegaray
Ricardo Echegaray

Puntualmente, la acusación a Prat-Gay fue de formar parte de una asociación ilícita que evadió impuestos a través de dos cuentas bancarias en Suiza de la familia de la fallecida empresaria Amalia Lacroze de Fortabat, a quien Prat-Gay le administró las finanzas.

De acuerdo a la defensa de Prat-Gay, Echegaray presentó la denuncia falsa y Curien y otro Funcionario, Pedro Roveda, lo hicieron ante la justicia. Por el presunto delito, la querella pidió 12 años para Echegaray y 10 para Curien y Roveda, mientras que la fiscalía pidió penas menores.

Este expediente le valió a Echegaray su salida en agosto de 2016 como titular de la Auditoría General de la Nación, a donde llegó tras su salida de la AFIP en diciembre de 2015 con la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia de la Nación.

Seguí leyendo: