José López (Maxi Luna)
José López (Maxi Luna)

El juicio oral por las presuntas irregularidades en la obra pública se reanudará este lunes con la presencia de uno de sus imputados principales: el ex secretario de Obras Públicas José López, quien además es arrepentido en la causa de los cuadernos de la corrupción.

Tras el parate de la semana pasada por cuestiones de agenda del Tribunal Oral Federal 2, el juicio se reiniciará a las 9:30 en los tribunales de Comodoro Py con la segunda audiencia de las indagatorias, la etapa en la que los acusados pueden o no declarar, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Continuará Nelson Periotti, ex director de Vialidad Nacional, quien ya dijo que "no existió asociación ilícita alguna". Al finalizar su declaración pidió continuar en la próxima audiencia porque todavía le quedaban unas tres horas para hablar. La expectativa está en si Periotti contestará o no preguntas del fiscal Diego Luciani y de las querellas de la Oficina Anticorrupción (OA) y del Unidad de Información de Financiera (UIF).

En la audiencia no estarán ni la ex presidenta y candidata a vicepresidenta Cristina Kirchner, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el empresario Lázaro Báez, entre otros, ya que fueron autorizados a ausentarse en las indagatorias que no sean las suyas. Los acusados son 13 y se juzgan las presuntas irregularidades en las obras públicas que las empresas de Báez –principalmente Austral Construcciones– recibieron durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Nelson Periotti
Nelson Periotti

Cristina Kirchner estuvo hasta el jueves en Cuba para visitar a su hija Florencia que se encuentra en ese país desde febrero pasado bajo tratamiento médico.

También está previsto que los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Andrés Basso y Jorge Gorini rechacen un pedido de la defensa de Báez para suspender el juicio.

Luego será el turno de López. Pasará al estrado y según ya adelantó se negará a declarar. En ese caso se va a leer la indagatoria que dio cuando el caso se investigó y en la que negó sus hechos.

López y cualquier acusado puede declarar en cualquier momento del juicio. Una de las estrategias es hacerlo después que pasen todos los testigos. Sobre el secretario de Obras Públicas está puesta una expectativa: que repita lo que dijo en la causa de los cuadernos de la corrupción.

En ese expediente, que fue elevado a juicio oral el viernes pasado, López se convirtió en arrepentido –lo que le permitió salir de la cárcel de Ezeiza– y dijo que todos los meses le daba a Cristina Kirchner y a De Vido un listado con lo que las empresas de obra pública debían cobrar y los fondos disponibles. "La presidenta se fijaba los montos que debían cobrar Austral", sostuvo el ex funcionario.

López no es un acusado más. Por razones de seguridad dada su condición de arrepentido, se sienta aislado del resto de los acusados, quienes no saludaron al ex funcionario en las audiencias a las que fue. López tampoco se acercó a ellos. Tampoco en los cuartos intermedios, que es cuando  abogados e imputados se levantan de sus asientos y charlan entre ellos. El rol de López como arrepentido generó mucho enojo.

Cristina Kirchner en una de las primeras audiencias del juicio oral (Reuters)
Cristina Kirchner en una de las primeras audiencias del juicio oral (Reuters)

El ex secretario de Obras Públicas ya tiene dos condenas. Una a seis años de prisión por los bolsos con nueve millones de dólares con los que fue detenido en junio de 2016 en un convento de General Rodríguez y otra a un año y siete meses por la portación ilegal de una carabina que había llevado al convento.

Tras la indagataoria de López, será el turno de la de Raúl Daruich, ex jefe del distrito Santa Cruz de la Dirección Nacional de Vialidad. Daruich adelantó que va a declarar.

En el caso se juzga si hubo irregularidades en 51 obras públicas que las empresas de Báez recibieron para Santa Cruz durante los 12 años kirchnerismo. Concretamente, si hubo sobreprecios e incumplimientos en esas obras. Un peritaje que recibió el tribunal concluyó que en cinco de esas obras hubo sobreprecios por 190 millones de dólares. La ex Presidente está acusada de ser jefa de una asociación ilícita y de administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública.

Cristina Kirchner será la última en ser indagada. Así lo fijó el tribunal al armar el cronograma y por los tiempos todo indica que lo hará después de las elecciones del próximo 27 de octubre en las que –por los resultados de los comicios internos de octubre – se prevé sea electa vicepresidenta de la nación por la fórmula del Frente de Todos que lleva a Alberto Fernández como candidato a presidente.

Seguí leyendo: