(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

La marea de vehículos congestionó la Avenida Arturo Illia cuando faltaba más de una hora y media para el comienzo del acto. En el ingreso del Club Huracán de San Justo, a 500 metros de la Universidad de La Matanza, la cumbia musicalizó el ingreso de miles que encontraron en las esquinas los pasacalles que anunciaban el encuentro: "Bienvenida, Cristina y el Frente de Todos".

En el Patio de las Américas, según la organización del evento, fueron 1.500 las personas que se acercaron a una nueva presentación del libro "Sinceramente", en un distrito al que la ex presidente no acudía desde 2017, cuando cerró su campaña electoral previo a las elecciones legislativas.

Las hileras de sillas de plástico color negro no bastaron para contentar a los presentes que, rodeados por las banderas de todos los países americanos, con el correr de los minutos comenzaron a inquietarse por la lejanía del escenario y la imposibilidad de ver las pantallas con claridad.

Aquello ocurrió a las 17:08, previo anuncio del escritor Marcelo Figueras, hombre que acompañó a Cristina Kirchner en las 11 presentaciones de su libro antes y después de las PASO. Al emblemático grito de "vamos a volver" se sumó el clásico "Néstor no se murió, Néstor vive en el pueblo…" cuando CFK saludó a los vecinos de La Matanza y recordó al ex presidente: "Néstor es La Matanza".

(Lihueel Althabe)
(Lihueel Althabe)

En primera fila se sentaron los nombres más importantes de un espacio que buscará repetir los números logrados el 11 de agosto, tanto a nivel nacional y provincial como también municipal, en donde Fernando Espinoza -quien obtuvo el 60% en las Primarias- buscará alcanzar su cuarto mandato como intendente de La Matanza.

Al lado del histórico barón del conurbano se sentaron Axel Kicillof (candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires), Verónica Magario (actual intendente y candidata a vice en la fórmula provincial), Carlos Zannini, Oscar Parrilli, Fernando Gray, Mario Secco, Leopoldo Moreau, Victoria Donda, Jorge Ferraresi y Victoria Montenegro, entre otros.

En la misma hilera fue ubicado el periodista Diego Brancatelli, quien se mostró junto a la bailarina Mora Godoy y las actrices Luisa Kuliok e Inés Estévez.

"Abajo, abajo, compañeros, siéntense", gritó un hombre en el medio del salón cuando hacía apenas algunos minutos que Cristina Kirchner se había ubicado junto a Figueras en el escenario. Fue justamente el escritor quien inició el acto con una frase que generó aplausos y risas entre los militantes: "Para los peronistas, La Matanza es Disneylandia".

A diferencia de las anteriores presentaciones del libro, la actual candidata a vicepresidente por el Frente de Todos escogió diversos temas actuales sin que estén referidos a algún pasaje de su libro. Criticó al FMI, a las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri y reveló una anécdota con el orfebre Juan Carlos Pallarols, platero encargado de hacer los bastones presidenciales en Argentina desde 1983.

(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

"El año pasado un amigo cumplía 25 años de casado. Fue a verlo a Pallarols para que le hiciera una rosa de plata para regalarle a su esposa y él le contó que lo fueron a ver de la Presidencia. Le dijeron que no querían recibir el bastón porque me lo había prestado a mí para que le hiciera una macumba", contó la ex presidente.

La anécdota generó risas en el lugar y un aplauso unánime cuando Figueras le consultó si las palabras "pindonga y cuchuflito" tenían que ver con estos "trabajos" que hacía. Sin embargo, el grito de una mujer fue lo que hizo reír a Cristina Kirchner, cuando en el medio de su oratoria escuchó: "¡Te amamos, bruja!".

El acto, dentro de la universidad, culminó a las 18:15 y continuó en una plaza aledaña al edificio, en el que aguardaban vecinos de la zona, estudiantes y organizaciones sociales que conformaron otro grupo de 15 mil personas.

Cristina Kirchner fue trasladada en un carrito de golf de la universidad junto a Parrilli y su equipo de seguridad. Al escenario externo subió junto a Kicillof, Magario Espinoza. Allí se repitió otra costumbre que la ex presidente mantiene en cada lugar: toma el micrófono, saluda a la gente y luego le entrega el mando a quienes la acompañan.

Tras su acto en La Matanza, la ex mandataria presentará el próximo sábado su libro en Salta, y el 14 de octubre encabezará otra charla de presentación en El Calafate, Santa Cruz. En tanto, el 17 de octubre recordará el Día de la Lealtad junto al peronismo pampeano.