Luego de que el empresario de medios Daniel Vila denunciara haber recibido presiones por parte del presidente de la Nación Mauricio Macri, el fiscal Guillermo Marijuán decidió intervenir y pidió que la Justicia investigue lo revelado por el dueño del Grupo América.

Esta no es la primera vez que Vila se ve envuelto en un cruce con exponentes del poder político, ya que el empresario de medios tuvo una serie de enfrentamientos con la administración de Cristina Kirchner cuando criticó duramente la iniciativa del Frente para la Victoria de impulsar una nueva Ley de Medios.

En el año 2009, Vila brindó un discurso en un acto institucional del Grupo América en el que aseguró que el proyecto que impulsaba Cristina Kirchner "tiene una gravedad institucional y jurídica solamente comparable con el golpe de Estado de marzo del 76". "Esta ley, so pretexto de cambiar una ley del proceso militar, esconde uno de los despojos más grandes a los que puede llegar a asistir la Argentina", aseguró.

En esa línea, no era optimista si el Congreso avanzaba con ese proyecto: "No es el despojo de los medios de comunicación que nos puede hacer la ley a aquellos que somos propietarios, empresarios de la comunicación. Es el despojo que le va a hacer la ley, si se sanciona, a la sociedad en su conjunto. Es el despojo a la pluralidad informativa para que sea solamente la voz de aquellos que el Estado decida la que se escuche. Es el despojo a la información real que nos va a hacer el Estado para cambiarla solamente para aquella información que el Estado decida que se conozca. En definitiva, es un despojo a la democracia que con tanto sacrificio hemos conseguido los argentinos".

Fue entonces cuando el empresario hizo referencia a una frase pronunciada por esos días por Cristina Kirchner, quien había llamado a "distinguir la diferencia entre la libertad de expresión y la libertad de extorsión". "Quién mejor que el matrimonio Kirchner para conocer esa diferencia…", detalló Vila, y llamó a Néstor y Cristina Krchner "especialistas en cercenar la libertad de expresión y en ejercer la libertad de extorsión".

"¿Cómo deben interpretarse los llamados insistentes que se hacen desde el Poder Ejecutivo a los distintos medios de comunicación para acallar las voces de aquellos periodistas que denuncian hechos de corrupción?", se preguntó, y denunció que el gobierno kirchnerista espiaba "teléfonos y mails de periodistas y empresarios para acallar voces".

"Usted no puede hablar de la libertad de expresión, ni de la importancia que tiene para todos los sectores acceder a la posibilidad de expresarse —le dijo a la entonces jefa de Estado—. Ni de institucionalidad, ni de credibilidad, ni mucho menos de libertad de prensa".

Pelea por la AFA

Julio Grondona
Julio Grondona

Pero esa no fue la única vez que Vila se enfrentó a alguien que ostentaba poder, ya que en el año 2011 decidió competir con Julio Grondona por la presidencia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), que era dominada por el fundador del club Arsenal de Sarandí desde 1979.

En ese entonces, Vila se mostró convencido de derrotar a Grondona en las elecciones: "Estoy convencido de que el proceso de Grondona se termina en octubre y tengo la absoluta convicción de que voy a ganar". El entonces titular de Independiente Rivadavia de Mendoza, en declaraciones a radio AM 1280, insistió en la necesidad de "democratizar" el fútbol.

"El régimen de Grondona es un régimen de represalias, es como el de la época del proceso militar en donde existen severos castigos para aquel que se aparta de la línea", afirmó Vila, que agregó que "acá no existe el pelotón de fusilamiento pero existe el árbitro de fusilamiento, acá no existe el secuestro de personas pero sí existe el descenso de los equipos", describió.

Enfrentamiento con la Comisión Normalizadora

En 2016, Vila también criticó a la Comisión Regularizadora de la AFA y aseguró que "toda la dirigencia está disconforme" con su trabajo en pos de ordenar la situación financiera y social del ente que regula el fútbol argentino.

Vila señaló que "para resolver los problemas del fútbol, quien asuma la presidencia tiene que tener legitimidad y el consenso de quienes lo elijan para la toma de decisiones que son fundamentales".

"Armando Pérez (titular de la Comisión Normalizadora) no ha resuelto ninguno de los problemas que tiene el fútbol y son graves, tiró la pelota afuera, de ahí el descontento y el reclamo por la normalización del fútbol", indicó el ex titular de Independiente Rivadavia de Mendoza.

Seguí leyendo: